Nación

Avanza el proceso judicial contra exoficiales por supuestas ‘chuzadas’

El Juzgado 29 Penal Municipal de Cali legalizó las capturas de Carlos Andrés Pérez Cardona, Jorge Humberto Salinas Muñoz, Luis Mesías Quiroga Cubillos y María Alicia Pinzón Montenegro, quienes son investigados por presuntamente pertenecer a una organización criminal dedicada a interceptar comunicaciones de políticos, personalidades internacionales y particulares. 

Las diligencias que se llevaron a cabo en el Palacio de Justicia de Cali empezaron a las 4:00 de la tarde del sábado y culminaron en la noche con la legalización de los allanamientos hechos por las autoridades. 

Se espera que durante las próximas horas inicie la audiencia de imputación de cargos donde la Fiscalía expondrá los argumentos por los cuales llamó a los estrados judiciales a los tres exoficiales del Ejército Nacional y la exfuncionaria del Ministerio de las TIC. 

A los procesados se les endilgará los delitos de concierto para delinquir agravado, utilización ilícita de redes de comunicaciones agravada, acceso abusivo a un sistema informático agravado, violación de datos personales agravados, uso de software malicioso agravado y daño informático agravado, esto dependiendo de su responsabilidad dentro de la organización. 

En una rueda de prensa presidida por asesores del despacho del fiscal General, anunciaron que, “la organización criminal tenía como fin obtener información ilícita de políticos, particulares, funcionarios judiciales, y hasta parejas entre otros. Las investigaciones establecieron que la fachada de dicha organización, serían dos empresas ubicadas en la ciudad de Cali, sin embargo, el “centro de operaciones” de la organización estaría en Ipiales (Nariño)”. 

Por estos hechos, la Fiscalía también allanó una entidad ubicada en la localidad de Suba al norte de Bogotá, que al parecer, tiene nexos con el general (r) Humberto Guatibonza quien fungió como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá y fue director del Gaula. 

En ese sentido, tras conocer los señalamientos de la Fiscalía, el general en retiro se acercó hasta el búnker donde interpuso un recurso para ser escuchado por cualquier medio por el fiscal General de la Nación. 

Fuentes cercanas al oficial, aseguraron que el general está presto a brindar información necesaria para determinar su presunta responsabilidad en los hechos. Aseguraron también que la empresa que fue allanada “no es de propiedad del oficial”. 

BOGOTÁ (Colprensa).