Economía

“El país tiene muchos acuerdos comerciales, pero no los hemos aprovechado”

El presidente de la República, Iván Duque, anunció a lo largo de su campaña y ahora siendo jefe de Estado que durante su gobierno no firmará más Tratados de Libre Comercio (TLC) y se enfocará en aprovechar los mercados con los que actualmente existen acuerdos y en fortalecer el comercio externo del país.  

Sin embargo, en los últimos años el país ha venido adelantando algunas conversaciones con varios países buscando acceder a varios espacios y de esa forma diversificar la canasta exportadora con productos agrícolas, de manufactura, entre otros.

 

En entrevista con COLPRENSA, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) Javier Díaz Molina, habla de las expectativas del sector con la llegada de un nuevo gobierno y la postura que ha tomado el primer mandatario de no firmar más acuerdos comerciales, entre otros temas.

-¿Cómo reciben desde Analdex la llegada de este nuevo gobierno?
Con una expectativa muy positiva y creo que lo que ha planteado el presidente Duque es muy cercano a lo que ha sido las posturas del sector privado y empresarial, hay una identificación de que es lo se necesita, lo que hay que hacer, cuáles son las metas a lograr y hacia dónde se debe dirigir el país y en estos aspectos tenemos bastantes coincidencias.

Además, hemos visto en los nombramientos que ha hecho el presidente en los distintos ministerios en donde se perciben a personas con un nivel muy técnico, gerencial y eso resulta muy positivo para el país y por eso tenemos las mayores expectativas en el inicio de este gobierno para el progreso del país.

– ¿Cómo recibe este gobierno al país en materia de comercio exterior?
Existen unos retos inmensos porque Colombia tiene que lograr una mayor participación en el escenario internacional y una mayor articulación con las economías del mundo y en el pasado centramos buena parte de nuestras exportaciones en los productos minero-energéticos porque tenían unos muy buenos precios y descuidamos a otros sectores. La caída de los precios del petróleo generó que en el 2014  tuviéramos que mirar a los sectores diferentes al de la industria extractiva particularmente a los productos agrícolas, manufacturas, servicios y creo que el país tiene muchos acuerdos comerciales suscritos pero no los hemos aprovechado. Por eso el gobierno de Duque ha asegurado que la prioridad es cómo aprovechar estos TLC, incrementar las exportaciones y lograr una mayor articulación de la economía del país con la internacional.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones que tienen desde Analdex?
Es indudable que hay una preocupación de carácter general que es la guerra comercial entre Estados Unidos y China, porque puede afectar el crecimiento del comercio mundial y de manera indirecta afectar a un país como Colombia que tiene una mayor articulación con el comercio internacional.

En el corto plazo podemos encontrar oportunidades pero en el mediano y largo plazo es indudable que una guerra no sería benéfico ni para China, Estados Unidos, ni para Colombia y por eso creo que en este aspecto hay una gran incertidumbre y una nube negra en el horizonte sobre lo que puede pasar con ese escenario de guerra comercial.

¿Qué medidas debe tomar el gobierno para que el país no se vea tan afectado por esa guerra comercial?
El país debe darle mucha fuerza al tema multilateral, nuestra participación en la Organización Mundial de Comercio (OMC) y privilegiar los acuerdos que tenemos. Ahora, frente a una guerra comercial entre dos monstruos como China y Estados Unidos, lo que Colombia tiene que hacer es cómo puede diversificar mercados, cómo llegar a otros diferentes al de EE.UU en donde tenemos una gran concentración de nuestras ventas para disminuir los riesgos, porque si tenemos los huevos en una sola canasta y ésta se cae, pues seguramente todos los huevos se van a perder; en cambio, si los tenemos en diferentes canastas los riesgos que se tiene son menores.

Además de diversificar los mercados, tenemos que tener un mayor acercamiento con los países de Asia- Pacífico y de Europa, e incluso desarrollar una estrategia comercial frente a África en donde no tenemos una presencia, ésta es una tarea que nos permitiría disminuir los riesgos y efectos de esa posible guerra comercial.  

-El presidente Duque ha dicho que en su gobierno no firmará más TLC ¿Qué opina frente a esta postura?
Nosotros compartimos la posición del presidente de que la prioridad debe ser aprovechar los acuerdos que ya tenemos, pero en política comercial no podemos cerrar la puerta y botar la llave y por eso creo que deberíamos dejar abierta la posibilidad de que si se presenta un acuerdo conveniente para el país… por qué no firmarlo, sabemos que no es la prioridad pero tampoco debemos rechazar de manera absoluta.

Qué va a pasar con los acuerdos que se van a suscribir con los países que quieren ingresar como estados Asociados a la Alianza del Pacífico ¿no los vamos a firmar?, lo van a firmar nuestros socios México, Chile y Perú, ¿y nosotros no?.

Yo creo que quedaríamos en una desventaja y también debemos pensar que pasará con el Acuerdo de Asociación Transpacífico ahora que no está Estados Unidos y que reúne a los principales países de Asia y en donde Colombia fue invitado a ingresar ¿No lo vamos a hacer?, y entonces nos rehusaremos a estar en la región que tiene el mayor potencial en materia de comercio internacional, por eso creo que son temas que vale la pena considerar.

-El gobierno saliente venía adelantando unas negociaciones con algunos países ¿qué va a pasar con los avances que se tuvieron, entre ellos con Japón?
Con Japón no terminamos la negociación porque no ha dado una oferta que resulte conveniente para el país en el sector agrícola, pero aquí debemos preguntarnos nuevamente si ese país mejora su postura y es conveniente para Colombia ¿ya no firmamos? por eso creo que son temas que tienen que ser analizados y valdría la pena dejar la puerta medio abierta,por si se presenta alguna posibilidad a futuro.

-¿Cómo seguir diversificando la canasta exportadora del país para lograr un equilibrio en los diferentes sectores?
Tenemos que ver cómo logramos una mayor presencia en las exportaciones, cómo crecer las ventas externas particularmente del sector agrícola y manufacturero, y cómo podemos desarrollar una oferta exportable de cara a mercados que son de nuestro interés como los de Asia y precisamente está fue una estrategia que desarrolló Chile, Perú, este último, por ejemplo, exporta más a Japón que a los Estados Unidos porque logró consolidar una oferta exportable a ese mercado y esa es parte de la tarea que Colombia tiene que hacer.

De esta forma, tenemos que concentrarnos en mejorar la oferta exportable, atraer la inversión extranjera, desarrollar producciones y empresas ancla que se vinculen con las cadenas globales de valor, y esa es una estrategia que debemos desarrollar aprovechando mecanismos como las zonas francas y generando encadenamientos productivos en el país.

-¿Qué avances ha tenido el país en materia de logística?
Colombia venía muy rezagada en este tema, sin embargo, en el último año lo que nos muestra el Índice de Desempeño Logístico es que logramos dar un importante salto al subir 36 puestos en este ranking y esto nos confirma que cuando se hacen las tareas obtenemos resultados en aspectos como el desarrollo de infraestructura vial con dobles calzadas, puentes, viaductos, entre otras obras, además,  teniendo una misión logística pensando en esto para definir las estrategias y tener una nueva normativa aduanera lo cual nos muestra que podemos ser más competitivos y productivos, pero debemos seguir avanzando en este aspecto con tema con la facilitación del comercio a través de los puertos con los diferentes sistemas multimodales de transporte, entre otros.

– Sobre este tema la otra semana se realizará un Congreso logístico ¿Cuáles son las expectativas?

Tenemos Expologística que se desarrollará el próximo 15, 16 y 17 de agosto en el Centro de Convenciones Ágora en Bogotá donde vamos a realizar una feria para ver los últimos desarrollos en materia logística que está disponible para los empresarios colombianos, pero también un congreso académico y talleres sectoriales para conocer de las experiencias en este tema en Colombia y en países como Estados Unidos, México, entre otros.

-¿Cuál es el balance del primer semestre en materia comercial?

Creo que es positivo en la medida en que tenemos resultados favorables en materia de exportaciones y ese crecimiento no solo está en el sector minero-energético, como en el pasado, sino con productos de manufactura, que empiezan a mostrar signos positivos y lo que podemos esperar es que esta dinámica se mantenga en el segundo semestre y podamos cerrar con buenas cifras el año.

Las importaciones también han venido creciendo a un ritmo menor pero el que hayan dejado el terreno negativo también se debe interpretar como positivo en la medida en que muestra que el aparato productivo nacional empiece a tomar una dinámica diferente y para nosotros este tema es muy importante.

-¿Qué hacer frente al déficit comercial que tiene el país?

El tema no es ver si tenemos una balanza comercial deficitaria, sino, cómo se financia ese déficit y en nuestro caso la manera de financiarlo ha sido a través de la inversión extranjera, precisamente los acuerdos de libre comercio nos han permitido que llegue mucha más de esta inversión tanto de Estados Unidos como de Europa y por eso creo que la bondad de estos acuerdos es que se establecen reglas de juego que les permiten a los inversionistas llegar con sus capitales a Colombia, y en esa medida a mi no me preocupa el déficit de la balanza si está bien financiado con este tipo de inversión.

-Uno de los temas pendientes es el de los aranceles al acero y al aluminio por parte de Estados Unidos ¿En qué quedó este tema?

El país sigue gravado y no tenemos el arancel cero para ingresar con nuestros productos a los Estados Unidos pero lo que de pronto está ocurriendo es que se está presentando una desviación del comercio, a pesar de los aranceles de este sector nosotros hemos incrementado nuestras ventas hacia ese mercado y en general nuestras exportaciones. Creo que algunos compradores prefieren mirar a la región y no a China por cuenta del conflicto comercial y eso se empieza a ver en las cifras.  

– ¿Qué debe hacer el gobierno para que Colombia no se vea afectada con este tipo de medidas?

Cuando uno, miramos el impacto específico que tiene Colombia es mínimo y lo que tenemos que ver es cómo no entrar a ser parte de esa guerra comercial porque sería absurdo que entráramos en ese conflicto cuando no es una guerra nuestra y por eso creo que el país debería privilegiar los temas multilaterales, darle más su fuerza y apoyo a la OMC que al tema bilateral.  

BOGOTÁ (Colprensa)