Nación

Prohibieron paso a Comisión de Cortolima y comunidad al Bosque Galilea en Villar

Oficialmente se comprobó la presencia de Ejército en zona aledaña al Bosque Galilea en una área en la que existe una licencia ambiental a nombre de Petrobras de Valores Internacional de España, sucursal Colombia.

Desde hace varias semanas los pobladores de las veredas aledañas al Bosque Galilea en Villarrica, emitieron una alerta por lo que sería la incursión de una petrolera a la zona con el apoyo del Ejército Nacional.

 

Ante las dudas que surgieron sobre los constantes movimientos en el lugar, una comisión integrada por habitantes de Dolores, Prado, Purificación, Cunday, Icononzo, Villarrica, Colombia (Huila), delegados de la Alcaldía de Dolores y de Cortolima, decidieron desplazarse hasta el lugar, actividad que no fue bien recibida.

EL NUEVO DÍA conoció de manera extraoficial el acta de visita técnica de verificación que adelantó Cortolima ante las constantes quejas de la comunidad.

En el documento se describe que dicha revisión se hizo el 9 de agosto en el sector Campohermoso de Villarrica, y que esta fue atendida por un capitán denominado como el operador logístico del lugar, asimismo, que en el lugar habían varias unidades del Ejército.

El objetivo de la inspección era “verificar unas presuntas infracciones ambientales en el área del Bosque de Galilea, por parte de la empresa petrolera Petrobras”, se precisa.

De otro lado, según narra uno de los asistentes, desde lo lejos se logró escuchar el ruido de motores, los cuales fueron silenciados tan pronto vieron a la comunidad.

“Quedamos sorprendidos con la actitud del Ejército, pues pensamos que como íbamos con la Corporación Autónomo Regional del Tolima, nos iban a dejar entrar y resulta que no, ni a ellos, ni a las comunidades”, contó el ciudadano.

La barrera de seguridad que no pudo ser superada por la comisión, está ubicada en un predio privado que fue arrendado por el dueño a Petrobras por el término de cuatro meses tiempo del que ya habría pasado dos.

Y al parecer la respuesta que dio el Ejército fue que no se podía acceder, sino se contaba con un permiso de la Alcaldía de Villarrica y el comando militar esto con el fin “de controlar la seguridad del área”.

En cuanto a la justificación de su presencia en la zona sería por otros motivos a la petrolera como labores de desminado, a pesar de que los asistentes alcanzaron a oír explosiones.

“Ellos nos negaron al comienzo que estaban custodiando a la multinacional, después algunos soldados alcanzaron a manifestar que sí estaban dando funcionamiento a Petrobras y que también estaban trabajando con algunas comunidades de veredas aledañas a la zona de Galilea”.

Otro de los hechos que se logró percibir fue un helipuerto en la zona, al igual que, las partes de una plataforma, la cual estaba instalada hasta días antes de la visita.

En el acta se especificó que los funcionarios no pudieron acceder “al área del Bosque de Galilea, donde estaban llevando a cabo las presuntas infracciones ambientales por parte la empresa petrolera Petrobras, consistentes presuntamente en tala de árboles, utilización de aguas sin los permisos de concesión y posibles perforaciones del terreno para hacer pruebas de extracción en el área”.

IBAGUÉ (El Nuevo Día).