Nación

“Somos competentes en el tránsito migratorio de personas”

Frente a la carta enviada por Migración Colombia a la Superintendencia de Puertos y Transporte, en la que alertaba sobre el tránsito de transporte ilegal en frontera, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, aclaró que esto no es competencia de la entidad, porque su eje es el tránsito de personas migrantes y no de transporte.

“Lo que hicimos fue alertar de la situación. El trabajo de campo en frontera hizo que presenciáramos que algunas empresas de transporte ilegal se aprovechan de la situación de la población migrante para cobrar tiquetes costosos. Es a raíz de esto que enviamos la carta, pero quiero dejar en claro que nosotros hacemos control migratorio de personas y no de transporte”, explicó Krüger.

El director de la entidad migratoria sostuvo que el control de tránsito de frontera en materia de transporte debe realizarse en conjunto con otras dependencias, como la Superintendencia de Transporte, para evitar que casos como el del bus siniestrado en Ecuador, que dejó como resultado 24 personas muertas, vuelva a ocurrir.

Krüger indicó que con Ecuador hay un acuerdo llamado ‘Acuerdo Esmeralda’, que permite el tránsito de frontera de la población de ambos países sin hacer control, como el sello del pasaporte. Sin embargo, resaltó que “solo es para ciudadanos nacionales de ambos países, más no para los transportadores que cubren esta ruta”.

“No somos los responsable de ese control. Aquí debe haber un trabajo conjunto desde el Ministerio de Transporte hasta las demás entidades. Nosotros estamos en los puntos, pero no es nuestra competencia revisar absolutamente todo del transporte fronterizo irregular, hay que mejorar la coordinación y ayudar a la población”, dijo el funcionario.

Frente a las conjetura de que el bus llevó a los pasajeros de forma gratuita, Krüger recomendó a los ciudadanos revisar cómo están organizando sus viajes y también hacer un control migratorio, porque “al final son las principales víctimas de sucesos”.

 

SOBRE EL PASAPORTE PARA ECUADOR Y PERÚ

Respecto la decisión de Ecuador y Perú, de exigir pasaporte a los venezolanos migrantes, Krüger sostuvo que esta medida va a afectar a esta población, porque más del 50 % está saliendo con su cédula de ciudadanía venezolana.

“La exigencia de pasaporte no va a acabar con la migración de Venezuela ni mejora la situación”, dijo el funcionario, quien además se mostró preocupado por las consecuencias que esta medida podría generar en la zona de frontera, entre ellas, aumentar el flujo de personas por rutas ilegales.

“Esto lo vemos con gran preocupación, porque nosotros expedimos un decreto para que los venezolanos que llegaban a Colombia se registraran y allí identificamos que la mayoría no tenían pasaporte. Nosotros estamos siendo flexibles con la población migratoria que sale de su país por necesidad y no estamos de acuerdo con que otros países compliquen un poco esto al solicitar pasaporte”, enfatizó el director de la entidad.

También señaló que la medida de Ecuador y Perú, que entra en vigencia este sábado, afectará la reubicación familiar de los migrantes si no se revisa la situación. “Actualmente por Rumichaca salen unos 3000 venezolanos, es la zona más transitoria del país, la única forma de salida terrestre hacia Ecuador y si exigen un pasaporte dónde quedan ellos”, añadió Krüger.

El funcionario resaltó que los países que están afrontando el fenómeno de migración venezolana deben trabajar en conjunto para crear canales de apoyo a esta situación.

 

EXPULSADOS DE CHILE

Respecto a los cuatro ciudadanos colombianos que llegaron al país en condición de expulsados provenientes de Chile, Migración informó que fueron detenidos por la entidad luego de que se evidenciara requerimientos judiciales en su contra.

“Los cuatro connacionales detenidos, que responden a los nombres de Raúl Guevara Rentería, Andrés Micolta Pinillo, Carlos Castañeda Arteaga y Juan Manuel Marulanda, eran requeridos por las autoridades nacionales por los delitos de concusión, homicidio, porte ilegal de armas y narcotráfico, respectivamente”, indicó el director de la entidad.

Los detenidos hacían parte de un grupo de 51 connacionales que fueron expulsados de Chile, luego de que la autoridad migratoria del país verificara una serie de antecedentes, principalmente por delitos comunes contra el patrimonio.

Tras validar la información y establecer la plena identidad de los detenidos y los requerimientos judiciales en su contra, Migración Colombia dejó a los cuatro ciudadanos colombianos a disposición de la Policía Nacional, para la legalización de su captura.

Bogotá Colprensa.