Internacional

Ecuador organiza cita de cancilleres para tratar migración venezolana

Ecuador organiza una reunión con ministros de Relaciones Exteriores de 13 países de Sudamérica y Centroamérica para tratar el inusual flujo migratorio de venezolanos que escapan de la crisis económica en su país, informó el martes la cancillería.

Los países invitados a la cita, que se desarrollará entre el 17 y 18 de septiembre, serán Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, México, Perú, Paraguay, Panamá, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El objetivo es “intercambiar opiniones, de ver qué están haciendo los países en diferentes aspectos” con relación a la masiva llegada de venezolanos, dijo el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, según cita un comunicado de la cancillería.

Desde el fin de semana último, Ecuador requiere la presentación del pasaporte a los venezolanos que pretenden entrar a su territorio. La medida excluye a menores cuyos padres portan el documento.

Siguiendo los pasos de Quito, también Lima exigirá desde este sábado el pasaporte, que resulta difícil de conseguir en Venezuela debido a la profunda crisis que ha llevado al desabastecimiento de alimentos, medicinas y hasta de papel.

Antes de la medida, los venezolanos solamente debían mostrar su cédula para moverse entre los países andinos.

“Todos los procesos que se están produciendo en América son importantes para que podamos establecer las políticas que son indispensables para afrontar de la mejor forma y de la manera más responsable el flujo inusual de ciudadanos venezolanos”, agregó Chávez.

Colombia -adonde ingresaron más de un millón de personas desde Venezuela en 16 meses- pidió este martes a Ecuador y Perú definir una política única frente a los venezolanos, tras advertir sobre el riesgo de una “migración irregular” por cuenta de la exigencia de pasaporte.

Bogotá teme que el requerimiento de Quito y Lima cause que los migrantes queden estancados en sus fronteras.

El viceministro ecuatoriano de Movilidad Humana sostuvo que con la medida su país busca una migración ordenada.

 

“Lo peor que le puede ocurrir al país es que exista caos migratorio y que no se sepa lo que ocurre con los ciudadanos extranjeros que ingresan”, comentó Chávez.

 

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) calcula que casi 550.000 venezolanos han entrado a Ecuador desde principios de año. La mayoría llega a pie y en condiciones precarias.

La organización estima que solo el 20% de los que llegan se quedan en suelo ecuatoriano, mientras que los otros continúan hacia Perú y Chile.