Actualidad

Las nuevas políticas de desnudez en Hollywood en la era del Me Too

Las actrices se han puesto mucho más exigentes a la hora de filmar una escena de sexo o aparecer desnudas.

En el 2017 Hollywood entró en la era del #MeToo (Yo también). El movimiento tomó fuerza rápidamente desde que en octubre del año pasado, periódicos como The New York Times y The New Yorker informaron sobre las declaraciones de docenas de mujeres que aseguraban haber sido acosadas y abusadas sexualmente por el productor estadounidense Harvey Weinstein.

Las actrices Rose McGowan, Gwyneth Paltrow, Ashley Judd y Angelina Jolie son algunas de las voces más fuertes contra Weinstein. A partir de lo ocurrido, miles de mujeres alrededor del mundo decidieron romper el silencio y compartir sus experiencias de acoso y/o abuso sexual por medio de las redes sociales bajo la etiqueta #MeToo.

Con todo esto, se pensaría que Hollywood estaría más que precavido a la hora de incluir y negociar las escenas de sexo tanto en series como en películas. Sin embargo, aunque han sido más laxos en sus políticas a favor de la protección de las actrices, lo cierto es que aún muchas de esas mismas políticas no se cumplen del todo.

De acuerdo con un informe reciente publicado en The Hollywood Reporter, abogados reconocidos como Jamie Feldman, le informan al medio que “hay una gran discusión respecto a que ahora las actrices tienen más poder en el set y la cantidad de desnudez solicitada es menor. Pero lo que no ha cambiado es la presión que se ejerce a la hora de filmar estas escenas”.

Es evidente que en la era del #MeToo, las actrices están más que dispuestas a exigir mayores garantías de protección al momento de rodar escenas de contenido erótico. En las llamadas ‘cláusulas de desnudez’, los intérpretes “pueden detallar los requisitos exactos y las restricciones de tales escenas. Desde parches de colores fluorescentes que evitan que la cámara capte algo que no debería. La garantía de rodar en un cuarto cerrado -Si tienes 100 personas viéndote estás más vulnerable a que te graben con su teléfono, esto es una oportunidad para una filtración o un hackeo-“.

The Hollywood Reporter informa que las políticas son olvidadas principalmente cuando se trabaja para televisión. El fundador y CEO de Authentic Talent & Literary Management, Jon Rubinstein, quien representa a actrices como Brie Larson y Vera Farmiga, afirma que los abusos en la televisión por cable continúan siendo frecuentes.

“Principalmente, donde te metes en problemas es cuando un productor o director se acerca a una actriz directamente en un set y le pregunta por algo que no se negoció (…) Dicen entonces -Oye, esa camisa no se ve bien, ¿por qué no te la quitas?- Y de repente estás parada allí y tienes a 20 personas esperando a que lo hagas. Eso pasa todo el tiempo”.

Dentro de la cláusula de desnudez también está permitido que si el artista cambia de parecer y se retracta de rodar la escena, tenga todo el derecho a no hacerlo. Por otro lado, si las escenas de desnudos o de sexo simulado no se usaron en el producto final, se le pide al productor, por orden del intérprete, que “actúe de buena fe” y elimine las escenas que no fueron utilizadas.

Sistema Integrado Digital