Nación

Magistrados no aceptaron recusación del senador Uribe Vélez

Los magistrados José Luis Barceló, Luis Antonio Hernández y Fernando Alberto Castro, encargados de la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez, por presunta manipulación de testigos, decidieron no aceptar la recusación interpuesta por el exmandatario, por lo que ahora el recurso será analizado por los magistrados de la Sala de Instrucción 3 de la Corte Suprema de Justicia. 

Los juristas que integran la referida Sala de Instrucción son: José Francisco Acuña Vizcaya, Eugenio Fernández Carlier y Patricia Salazar Cuéllar, quienes deberán revisar la decisión de sus pares. 

El pronunciamiento de los togados se dio minutos después de que el senador y líder del Centro Democrático informara que desistía de la recusación y además solicitará que las audiencias en su caso se realizaran de manera pública. 

“Hoy desistiré de la recusación en contra de los magistrados que me investigan, que se propuso hace varias semanas. Pediré mantener fecha de indagatoria y que sea pública. Nunca tengo ánimo de dilatar, tengo responsabilidades con la opinión pública además de los deberes ante la justicia (SIC)”, expresó Uribe en twitter. 

Uribe fue citado a indagatoria para el próximo 3 de septiembre, en el marco de una investigación por presunta manipulación de Juan Guillermo Monsalve, testigo clave en el caso de paramilitarismo que se sigue en contra de su hermano Santiago, quien entre este lunes y miércoles tendrá audiencia en el Centro Administrativo La Apujarra de Medellín, en donde se defiende de cargos por presunta relación con un grupo armado ilegal conocido como los ‘Doce Apóstoles’. 

Así mismo, la semana pasada se presentó en el búnker de la Fiscalía el abogado Diego Cadena para hablar sobre los señalamientos que se hacen en su contra por parte de la Corte, por presuntos acercamientos ilegales a Monsalve, al parecer, con el fin de que Monsalve cambiara su testimonio contra Santiago Uribe. En dicha oportunidad, Cadena aseguró que tiene evidencia para demostrar que ni él, ni el expresidente incurrieron en actividades ilegales. 

La decisión del expresidente también dejaría en firme la audiencia en contra del congresista Álvaro Hernán Prada, quien también es señalado por la Sala de Casación Penal del alto tribunal de haber participado en el supuesto complot para influir en el proceso judicial contra Santiago Uribe. 

Por otra parte, el pasado 13 de agosto el abogado Jaime Granados denunció que aún no había recibido todas las pruebas a pesar de que tres semanas antes su defendido, Álvaro Uribe Vélez, fue llamado a indagatoria. 

El pasado 25 de julio, un día después de que el alto tribunal llamara al expresidente, Granados asistió a la secretaria de la Sala de Casación Penal del alto tribunal, en donde radicó la solicitud formal para el traslado de pruebas a la que tiene derecho para iniciar la defensa del senador del Centro Democrático. 

La Corte Suprema había citado al expresidente para el próximo 3 de septiembre en un proceso judicial por presunto soborno y fraude procesal, sin embargo, este se encuentra suspendido por la recusación de Uribe contra los magistrados que llevan a cabo su proceso porque en su criterio no tenía garantías.