Actualidad

Woody Allen rompe con un hábito que tenía desde hace 37 años

Por el movimiento ‘Me Too’ el realizador estadounidense no ha logrado conseguir financiación para sus películas.

El cineasta estadounidense Woody Allen, ganador de cuatro premios Óscar, tres de ellos en la categoría ‘Mejor Guión Original’ por las películas ‘Medianoche en París’ (2010), ‘Hannah y sus hermanas’ (1986) y ‘Annie Hall’ (1977), ha decidido tomarse un año sabático por primera vez en 37 años de trabajo continuo.

 

El director de cine de 82 años tenía la costumbre de estrenar por lo menos una película por año, sin embargo, y por causa del movimiento #MeToo, se vio obligado a romper esa tradición personal y tomarse unas ya merecidas vacaciones, según informa Page Six.

‘A rainy day in New York’, la película número 48 de Allen, que está protagonizada por Selena Gomez, Elle Fanning, Timothée Chalamet y Jude Law, se estrenará por Amazon Studios, de acuerdo con lo planeado, a finales de este 2018.

El cineasta ha tenido problemas con la financiación de sus películas a causa del escándalo por abuso sexual del que le acusa su hija adoptiva, Dylan Farrow. La mujer de 33 años de edad asegura que Allen la violó cuando tenía siete años. Sus declaraciones, que no son nada nuevas, han tomado fuerza en los últimos años gracias al Movimiento #MeToo.

Aunque Woody Allen ha negado rotundamente los señalamientos y pese a que ningún juez lo ha sentenciado, el cineasta ha sufrido un deterioro en su imagen pública. Actores como Michael Caine, Greta Gerwig, entre otros, han manifestado que no trabajarán con él. Por otro lado, intérpretes como Timothée Chalamet, Griffin Newman y Rebecca Hall, que participaron en ‘A rainy day in New York’, anunciaron que donarán sus salarios de la película a varias organizaciones benéficas para víctimas de abuso sexual.