Nación

El pulso político en el congreso por la elección de los magistrados del CNE

Un nuevo pulso político se dio este miércoles en el Congreso de la República con la elección de los nuevos magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE) quienes fueron elegidos a través del sistema de cifra repartidora en donde cada uno de los partidos postuló sus candidatos para este organismo electoral. 

En el proceso de elección cada uno de los partidos conformaron unas planchas para postular a sus candidatos en donde el Centro Democrático y el Partido Liberal tenían asegurados dos asientos, cada uno, en el organismo electoral por ser las dos bancadas mayoritarias en el Congreso. No obstante, estaban en juego cinco puestos en el CNE en donde Cambio Radical, el partido de la U, los Conservadores y la oposición estaban en disputa. 

Los que tenían más oportunidades de meter tres magistrados en el CNE eran la U y Cambio Radical que en un principio tenían un acuerdo para lograr ese objetivo; sin embargo, a la hora de presentar las planchas cada uno se fueron por aparte con sus candidatos y esto benefició al partido Conservador que logró aprovechar esa división y pudo sumar dos togados en el organismo electoral. 

Por su parte, la oposición encabezada por la Alianza Verde, el Polo Democrático, Lista de los Decentes, entre otros también tenían asegurado un cupo en el CNE. Así como la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), estos por cuenta del acuerdo de paz. En este caso contarán con Pablo Cruz en este organismo quien tendrá derecho a voz, pero no a voto.  

De esta forma, fueron elegidos como nuevos magistrados del organismo electoral Renato Contreras, Pedro Felipe Gutiérrez (Centro Democrático), Doris Méndez y César Abreo (Partido Liberal), Heriberto Sanabria y Jaime Luis Lacouture (Conservador), Hernán Penagos (Partido de la U), Jorge Enrique Rozo (Cambio Radical), Luis Guillermo Pérez (Oposición). 

No obstante, dentro de la elección de los nuevos togados son tres los excongresistas que salieron elegidos en este proceso: Sanabria, Rozo, Penagos, quienes participaron de las pasadas elecciones legislativas pero no alcanzaron una curul y sobre los cuales había ciertas dudas si estaban inhabilitados para aspirar al cargo. Además, también se generado una polémica con la elección de Lacouture ya que según la Fundación Paz y Reconciliación él tendría vínculos con el ‘Ñoño Elías’ y habría participado en unos contratos irregulares con Odebrecht. 

El proceso de elección estuvo marcado por varias controversias ya que desde varios sectores, como la Misión de Observación Electoral (MOE), pedían que la elección de los nuevos magistrados fuera por convocatoria pública, tal y como fue elegido recientemente el nuevo Contralor General de la República para garantizar independencia, conocimiento y experiencia en el organismo electoral. 

Ante estos cuestionamientos el Congreso pidió al Ministerio del Interior que realizará una consulta al Consejo de Estado para aclarar las dudas sobre cuál debería ser el proceso de elección de los magistrados y si era necesario hacerlo a través de una convocatoria pública. 

Horas antes de la elección, el alto tribunal resolvió la consulta hecha por el Ministerio del Interior asegurando que “para los miembros del Consejo Nacional Electoral se debe proceder a aplicar el sistema previsto en el artículo 264 de la Constitución Política, sin que deba surtirse la convocatoria pública a que se refieren el inciso cuarto del artículo 126 de la Constitución y la Ley 1904 de 2018”. 

Luego del realizar la elección el presidente del Congreso y senador del Centro Democrático Ernesto Macías señaló que el proceso se realizó cumpliendo con la Constitución y que seguramente algunos reparos que existen sobre el CNE deberán ser revisados en la reforma política. 

“Creo que mientras haya la independencia y la facultad del Congreso de la República es muy poco lo que hay que cambiar. Este proceso se surtió de acuerdo a la Constitución Política y creo que eso no tienen ningún inconveniente. Ahora, que tengamos algunos reparos sobre la figura del CNE es otra cosa y son cosas que en la reforma política será uno de los temas a revisar”, indicó Macías. 

Por su parte, el representante a la Cámara Germán Navas Talero indicó que el Consejo es la institución encargada de dirimir los conflictos que surgen como consecuencia de los procesos electorales y por eso es improcedente que el proceso de elección de los magistrados siga siendo a partir de cuotas políticas de los partidos. 

“Este nuevo Consejo debe tener algo elemental: honradez. Recordemos que cerca de 12 millones de colombianos se pronunciaron en las urnas porque están cansados de la corrupción y un Consejo Electoral como el que tenemos es fuente de corrupción. Por eso esperamos que estos nuevos magistrados modifiquen su comportamiento y piensen en los derechos de los ciudadanos y no de los políticos que los apoyaron en su elección”, indicó Navas. 

El nuevo pulso político por tener un cupo en el CNE se dio ya que este organismo es el máximo responsable de la actividad electoral en el país y es el encargado de la veeduría a las campañas, las revocatorias de mandato, certificación de las elecciones de cualquier cargo e lección popular, el reconocimiento o revocatoria de la personería jurídica de partidos y movimientos políticos, entre otras.  

Los nuevos magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE) tomarán posesión en el cargo en los próximos días ante el presidente de la República, Iván Duque Márquez, para iniciar su periodo durante cuatro años en el organismo electoral. 

Bogotá Colprensa.