Economía

725 contribuyentes ya están facturando electrónicamente

Dian reportó que a agosto 24 se habían facturado $78,7 billones.

Por
LAURA LUCÍA
BECERRA ELEJALDE

A partir de mañana, y conforme a lo establecido en la Resolución 010 de 2018 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), 3.430 empresas deberían estar listas para facturar electrónicamente. Sin embargo, según la entidad, hasta hace una semana, solo 725 contribuyentes estaban aplicando el sistema.

Según la entidad, de estos aportantes, con los que se ha facturado hasta el momento $78,7 billones, solo 292 están obligados por ley a utilizar el sistema, mientras que los otros 433 lo están haciendo de forma voluntaria.

Con el fin de evitar traumatismos en el proceso, la Dian emitió una prórroga de tres meses a la que se acogieron 1.203 compañías, para las cuales la obligación empezará a ser efectiva desde el 1 de diciembre.

Así mismo, la Dian emitió el miércoles una circular en la que autorizó “facturar en contingencia mediante talonario o papel” si se presentan inconvenientes técnicos que no hayan podido ser previstos con anterioridad, para lo cual los contribuyentes deberán solicitar la numeración de esta factura para posteriormente obtener la autorización de numeración electrónica.

 “Si alguien está en este momento en proceso de implementación y no ha logrado salir al aire, porque no ha logrado superar pruebas técnicas o no ha superado el match de comunicación con la Dian, lo que puede hacer es manejar una facturación de contingencia”, explicó Diego Rodríguez Zapata, gerente de ingeniería de proyectos de la consultora Tributar Ingeniería Tributaria.

De acuerdo con Rodríguez, esta medida “no es una gabela en tiempo adicional, sino que supone una contingencia máximo de días”, por lo que es importante que una vez cuenten con estas facturas las transcriban y las envíen a la Dian en formato electrónico.

BENEFICIOS

Además de reducir los costos operativos mediante la optimización de procesos asociados a la generación y envío de facturas, el nuevo sistema busca minimizar los costos asociados a la conservación de las facturas, los tiempos de contabilización de la información y los riesgos por pérdida de documentación.

La factura electrónica permitirá aumentar la posibilidad de mejorar los flujos de caja al integrarse con opciones de pago en línea, así como mejorar el nivel de la transparencia en las operaciones. Otro beneficio es que reducirá el impacto ambiental de los recibos en papel./Colprensa