Regional

Agrosavia busca alternativas para la emergencia fitosanitaria en cítricos

El proyecto tomará como antecedentes la labor de vigilancia realizada por el ICA sobre la presencia del insecto vector.

La Corporación colombiana de investigación agropecuaria – AGROSAVIA en su nueva agenda de investigación buscará evaluar y validar alternativas para el manejo de Diaphorina citri, insecto vector del HLB, enfermedad letal que ataca a los cítricos, presente en cinco departamentos en la región Caribe y Norte de Santander.

 

Con esta investigación se busca enfrentar la enfermedad que tanto está afectando a los cultivadores y enfocar los esfuerzos para enfrentarla en dos escenarios: con y sin la presencia del insecto.

Por otro lado con la nueva agenda de investigación se buscan nuevas tecnologías que permitan implementar estrategias de manejo integrado del vector, que incluyan modelación, estudios bioecológicos y control biológico y comenzar estudios sobre epidemiología de la enfermedad.

AGROSAVIA, en su misión de contribuir al cambio técnico para mejorar la productividad y competitividad del sector agropecuario colombiano y como ente investigador ha venido capacitando en conjunto con el ICA, ASOHOFRUCOL y ADR a citricultores de trece departamentos, entre ellos Magdalena, a través de su Centro de Investigación Caribia, para enfrentar esta gran amenaza que representa el HLB para sus cultivos de cítricos.

El proyecto tomará como antecedentes la labor de vigilancia realizada por el ICA sobre la presencia del insecto vector y las acciones de detección de la enfermedad en esta zona del país. Además  coordinará diferentes acciones de investigación en el área de control definidas en el proyecto, cuyo objetivo está focalizado en el estudio sobre la bioecología del insecto vector y su influencia en la incidencia, diseminación y severidad de la enfermedad, orientado hacia la sostenibilidad del cultivo.

Estos estudios pretenden establecer un control del insecto vector en épocas biológicamente justificadas, bajo un esquema de rotación de grupos toxicológicos de insecticidas, y de ser posible, haciendo uso del control biológico en un esquema de manejo que utiliza el monitoreo del vector y el control de focos de infestación.

Para el manejo de la enfermedad, se  recomienda que se hagan prospecciones periódicas en las áreas citrícolas comerciales para la detección y eliminación de las plantas con síntomas asociados a la enfermedad; monitoreo y control de las poblaciones del vector Diaphorina citri; establecimiento de las plantaciones con material de propagación certificado; eliminación de plantaciones abandonadas; eliminación de hospedantes alternativos del vector y siembras en bloques alejados de plantaciones enfermas; favorecer los cambios tecnológicos que conduzcan a plantaciones que entren rápidamente en producción y capacitación del personal técnico y monitores.