Portadas

¡Otra vez intacta!

La imagen de la virgen de Santa Marta que está ubicada a la entrada de la ciudad a pocos metros de la vía hacia El Rodadero, le rociaron gasolina y le prendieron fuego. Un policía con tres extintores alcanzó a sofocar las llamas.

En un acto de vandalismo repudiable, inaceptable con visos de comportamiento criminal, al parecer dos individuos le prendieron fuego ayer a la imagen de la Virgen de Santa Marta que se encuentra a la entrada de la ciudad en la vía que conduce a El Rodadero por la doble calzada.

 

El hecho ha sido duramente condenado por la feligresía y en especial por los devotos de la Virgen una vez se tuvo conocimiento del sacrilegio.

De acuerdo con las informaciones que obtuvo HOY DIARIO DEL MAGDALENA, la imagen de la Virgen comenzó a mostrar llamas y fue cuando varios vehículos se detuvieron y facilitaron sus extintores a un patrullero de la Policía que hizo presencia en el lugar.

“Me encontraba en la cancha sintética  haciendo patrullaje, estaba con dos compañeros y de repente vimos que la Virgen empezó a botar llamas, chispas y de un momento a otro mostró algo paranormal. Cuando revisamos y empezamos acercarnos más, no había candelabro ni velas”, comentó el patrullero que junto a dos de sus compañeros y agentes de tránsito, sofocaron las llamas.

 

GOBERNADORA REPUDIÓ EL HECHO

La gobernadora Rosa Cotes de Zúñiga,  enterada del caso dio órdenes para proceder a restaurarla, debido a que la Virgen fue donada a la ciudad por su mamá, doña Helena Vives de Cotes.

Así mismo, los samarios y residentes de zonas cercanas, pidieron a las autoridades que se investigue a profundidad lo que ocurrió; de igual manera que se capture a los responsables.

“No podemos creer que cosas como estas sucedan. No tiene perdón de Dios. Pedimos a las autoridades que por favor capturen a las manos criminales que cometieron esta aberrante acción contra la Virgen”, expresó un ciudadano indignado.

Entre tanto, la Policía recopila información en el sitio para lograr la individualización de los sujetos que prendieron la imagen, pese a que exista la versión de que la imagen se prendió sola tras los candelabros que la acompañaban.