Judicial

Gustavo Petro ante los estrados judiciales por compra de motos eléctricas

Ante el Juzgado 47 penal de Bogotá, el exalcalde de Bogotá y actual senador de la República Gustavo Petro Urrego atestiguó en el proceso que adelanta la Fiscalía General por la compra de 100 motos eléctricas para la Policía Metropolitana de Bogotá, hecho que se presentó cuando se desempeñó como mandatario de la ciudad.

En la diligencia judicial el senador aseguró que la Policía Metropolitana era la que definía las especificaciones de los automotores que necesitaban en ese entonces.
“En general los componentes técnicos sea de cámaras, de equipos, los requerimientos técnicos los ponen ellos (Policía) no nosotros, no tenemos la experiencia para determinar el blindaje de un vehículo. Mal haríamos en dictar criterios tecnológicos a instituciones que sí tienen esa experiencia. Entonces en general la Policía cuando pedía o solicitaba financiación para compra de estructuras, ella daba los requerimientos técnicos”, dijo Petro. 

En medio de su intervención el exmandatario capitalino se refirió a las acciones que realizó durante su mandato y precisó que denunció irregularidades en el ‘Carrusel de la Contratación’, y que recibió el comando de la Policía Metropolitana de Bogotá como un denominado “elefante blanco”.

Al término de la diligencia Petro Urrego instó a la Fiscalía a que investigue los hechos que rondaron la contratación para la compra de los automotores.

Durante el año 2015, el ente acusador abrió investigación donde especificaron que para la compra de las motos no habrían tenido una correspondiente licitación, por lo que éste les fue dado directamente a la empresa Zero y tuvo un costo mayor a los cuatro mil millones de pesos; y señaló que el exgerente del Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá, César Augusto Manrique, supuestamente presionó a directivos ejecutivos de la Policía para hacer efectiva la compra de esas motos. 

Bogotá Colprensa.