Ciudad

‘Somos respetuosos de la decisión’: sacerdotes

El padre Alberto Linero Gómez espera que sus superiores de la Comunidad Eudista le respondan antes que termine el año sobre su solicitud de dispensarlo de sus compromisos sacerdotales.

La comunidad sacerdotal de la iglesia católica en Santa Marta se mostró respetuosa de la decisión tomada por el padre Alberto Linero, en ´colgar´ las sotanas. 

 

HOY DIARIO DEL MAGDALENA consultó la opinión de los sacerdotes samarios, la mayoría se abstuvo de responder, y quienes los hicieron coincidieron en manifestar que son respetuosos de la decisión tomada  por parte del padre Alberto Linero Gómez, y que sus oraciones están dirigidas para que él pueda seguir adelante con su vida de la mejor manera, porque es un ser humano que necesita del apoyo de Dios y todos sus semejantes.

PADRE RAMIRO NÚÑEZ

En este caso, el sacerdote Ramiro Núñez Anaya, párroco de la Iglesia San Juan de Dios, manifestó que  “en primera medida, considero debemos ser respetuosos con las decisiones de las personas, pues cada quien después de reflexionar y discernir, puede llegar a un punto de decidir qué es lo que hace más llena una determinada etapa de su vida. Sin embargo, oramos por todos los sacerdotes que en un momento determinado podemos experimentar crisis.  El padre Alberto Linero, es un gran ser humano, excelente sacerdote y gran amigo; mis oraciones por él, para que el Señor le regale el discernimiento en su vida y haga lo correcto en la presencia de Dios.

Con relación así la Iglesia Católica pierde credibilidad cuando los sacerdotes se retiran de la misma para llevar otra vida, el padre Ramiro Núñez, dijo que “Nuestra fe es personal con Dios y vivida en gran medida en comunidad. No obstante,  aquel que siga a un sacerdote, por ser él quien es, corre riesgos, porque todos podemos tener algún defecto o podemos equivocarnos en algo. Por lo tanto, debemos asumir que la fe debe ser puesta en Dios.

Agregó que “en ese caso, estaría viendo el ministro como lo que debería ser y el ministro también estará siendo el instrumento que Dios quiere que él sea, porque todas las manifestaciones de fe deben conducir a una relación personal con Dios, dentro de la Iglesia Cristiana Católica.

Con relación si las normas que contempla el Celibato en la Iglesia debe ser reformada, el sacerdote Ramiro Núñez aseguró que: “El Espíritu Santo irá iluminando a los que deban tomar decisiones al respecto, al Papa y los Obispos reunidos en Concilio. Es una doctrina susceptible a cambios, porque no es un mandato del Señor sino que está basado en una norma canónica,  creo que eso lo sabemos todos, pero hasta el momento el Espíritu Santo ha inspirado y así asumimos que se debe vivir el Celibato como un don de Dios, unido a la vocación, al llamado del sacerdocio. A título personal, yo opino como sacerdote y en consonancia con lo establecido por la Iglesia; con amor, asumimos este don y con amor generoso lo estamos llevando a cabo hasta cuando el Espíritu Santo así lo mantenga a través del Papa”.

PADRE FAJID ÁLVAREZ

Por su parte, el padre Hernando Fajid Álvarez Yacub, afirmó que “yo considero que esa es una decisión personal que hay que respetarla, el padre Alberto Linero tendrá sus razones y motivos; entonces, a mí me parece un acto valiente; de suma honestidad consigo mismo, con la Iglesia y con su comunidad. Me imagino que eso no ha sido para él una decisión apresurada, pienso que la habrá consultado con algunos amigos sacerdotes, compañeros de su Comunidad Eudista y su director espiritual. Eso no es una decisión tomada a la carrera por parte de él, parece que viene hablando de esto hace mucho rato y consultó su concepto, hasta que al final tomó su decisión de solicitar la aprobación de su retiro”.

Agregó que “ahora me imagino que la Comunidad Eudista tratará de darle un tiempo para que lo piense, reflexione, le mandará a algunas personas que lo escuchen, que lo ayuden… viene todo un proceso de la comunidad religiosa a la cual pertenece, para tratar de persuadirlo y dialogar con él,  ellos vienen a hacer lo suyo. Solo le deseo que Dios le bendiga en su nueva obra”.

PADRE JOSÉ ALFREDO ORDÓÑEZ

 Por último, el padre Alfredo Ordóñez, a cargo de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en el barrio Manzanares, manifestó que “Para nosotros sus colegas es muy triste una decisión de esas, sobretodo porque sembró buena semilla y ha hecho mucho bien a la humanidad, con la predicación que motivaba y levantaba a quien se sentía caído y afligido. Seguramente su vida también tiene esa doble experiencia, de tristeza pero también de esperanzas por un camino nuevo que emprender”.

Con relación así la Iglesia Católica puede perder credibilidad por decisiones como las del padre Linero Gómez, que no solo ha ocurrido en Colombia, sino en muchos países, el sacerdote Ordóñez, indicó que  “como en la Iglesia, sus hombres siguen a Dios y no al hombre, seguramente sí es un golpe humano y anímico en la fe, pero no puede apagar la fe de la gente, solo porque un sacerdote en su libre decisión y albedrío decida abandonar su ejercicio ministerial, porque también es respetable cuando respete a su vida y reoriente su existencia”.

Y con relación al Celibato Sacerdotal, explicó que  “el celibato es una decisión libre y madura, la Iglesia Católica lo ha venido alimentando desde la experiencia positiva, que el celibato se viva con amor para poder servir en el amor. Si algún día la Iglesia discierne y replantea la posibilidad de que haya sacerdotes casados, es también válido, pero eso es ya un discernimiento de la Iglesia que en algún momento podrá darse”

Por último en las redes sociales, Rodolfo Andrés Londoño, presbítero y exmiembro de la Renovación Carismática Católica en Santa Marta, expresó a través de su cuenta de Instagram lo siguiente:

“Hermanos: Hay una urgente necesidad de orar por los sacerdotes, todos tenemos la responsabilidad de sostener espiritualmente a nuestros pastores. Nos acogemos a sus oraciones mis hijos. ¡Por favor critica menos y ora más!”, concluyó.