Regional

Fundación Alas para la gente atendió a 1.086 personas  en Ciénaga

La fundación ‘Alas para la Gente’ atendió a 1.086 pacientes de escasos recursos en Ciénaga.

 

La Fundación ‘Alas para la Gente’ atendió a 1.086 personas entre niños, jóvenes y adultos de escasos recursos y con limitado acceso a los servicios de salud  en el Colegio La María, ubicado en el municipio de Ciénaga.

 

De acuerdo con Prosperidad Social, existen 9.187 hogares en condición de pobreza extrema en Ciénaga, de los cuales 648 están ubicados en zonas rurales y 4.848, en el casco urbano. El objetivo de la jornada de salud es brindar revisiones, consultas y medicamentos gratuitos a la población.

En un espacio reducido el personal medico compuesto por 29 profesionales de la salud llegaron a la ciudad de Ciénaga provenientes de la capital del país en una avioneta de la Policía Antinarcóticos más sus utensilios y medicamentos.  El abordaje fue rápido y efectivo a cargo del capitán Cristian Figueroa.

Tras dos horas y media de recorrido, los médicos llegaron hasta la institución educativa para atender a quienes los esperaban a las afueras para ser atendidos de manera gratuita.

ALGUNOS PACIENTES

Decenas de madres, niños y ancianos desfilaron por el corredor principal del colegio; como si se tratase de las fiestas del caimán, que se celebran del 17 al 20 de enero, para esperar ser atendidos.

Uno de los pacientes que recibió atención médica fue el niño Ismael, de 5 años, quien le  mostró alegre su manilla azul a su madre, Claudia Gómez; el cual  fue atendido por un dolor estomacal. Los ingresos de su papá como vendedor de mango no alcanzan para pagar sus medicamentos que cuestan 137.000 pesos. Ese día, su mamá recibió los medicamentos sin ningún costo.

En el salón de medicina general, la doctora Mónica Angélica Yañiz se topó con unos hermanos con síntomas atípicos, “reportaron sudoración excesiva, tos, fiebre y pérdida de peso”, afirmó.

Su intuición la llevó a sospechar de qué se trataba de un caso de tuberculosis. Para descartar su hipótesis necesitaba un TAC de tórax, así que intervino para conseguir lo más pronto posible una cita en la EPS a la que estuviesen afiliados.

Otro paciente atendido durante la jornada fue la señora Marcelina Fontalvo, quien  le mostró un hundimiento en su dedo anular a uno de los doctores; era la cicatriz de una cortada que se hizo mientras descamaba un pescado, pero gracias a la intervención de una de sus hijas, que es enfermera, no hubo un proceso infeccioso, solo quedó un hueco en su yema.

navigate_before
navigate_next

SERVICIO DE ODONTOLOGÍA

Otro de los servicios ofrecidos por esta brigada de salud, en el área de odontología, donde los voluntarios de Prosperidad Social y alumnos del mismo colegio custodiaban el ingreso. Inmerso en el ruido de las máquinas de limpieza dental, Juan Sebastián Acosta, un joven de 16 años, observaba cauteloso cada movimiento que hacía la doctora María Elena Hernández.

Elena le pidió que se acercara, vio un potencial sin explorar en él. “Necesito que me pases el flúor”; sin titubear, Juan aproximó la dosis correcta. Los dos fueron partícipes del ataque de una caries rampante que se encontraba en cuatro muelas de un chico de 7 años. Como si hubiese sido un examen más, el niño se levantó, sonrió y se fue, desconociendo la gravedad que tenía en sus muelas en formación. De acuerdo con Hernández, el progreso de este tipo de caries puede terminar en conductos.

ATENCIÓN A  LA MUJER

Durante la visita los profesionales de la salud se dieron cuenta que las mujeres son las más vulnerables Al consultorio temporal de Juliana Garavito ingresó una mujer de 67 años, temerosa de desnudar su parte media ya que desde niña le enseñaron a tener pudor ante su cuerpo.

La señora fue por un intenso dolor a la hora de orinar. En medio de la entrevista, confesó que se casó con su esposo a los 15 años. Ella le insistió a Garavito en que ha estado con un solo hombre en su vida, su cuerpo ha estado en unas solas manos.

Luego de la revisión, la doctora diagnosticó a esta mujer con un herpes genital, una enfermedad de transmisión sexual. Su caso no es atípico, es frecuente ver mujeres embarazadas, entre los 20 y 28 años, que pueden tener entre dos a cinco hijos. En esta jornada se practicaron 28 consultas ginecológicas, tres ecografías, 35 citologías y 25 cirugías.

La comunidad espera que más brigadas de salud como esta se lleven a cabo en el municipio de Ciénaga, donde hay altos índices de pobreza por lo que las personas no tienen acceso a consultas medicas y mucho menos a medicamentos para el control  de sus enfermedades.