Ciudad

El ahorro del agua, clave para mitigar la temporada de sequía

Entre las medidas adoptadas se destaca el lanzamiento de campañas de cultura de ahorro del agua, lo cual se dará en próximas semanas, como la posibilidad de destinar más recursos para garantizar el almacenamiento del líquido vital en temporadas de sequía.

Pero la realidad de los samarios es que no tienen agua ni en invierno ni verano.

 

Ante la probabilidad de un 70% de ocurrencia del fenómeno de El Niño en el país, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, anunció que el Gobierno Nacional está trabajando en un paquete de medidas de prevención para que más de 326 municipios que, según informe elaborado por esta cartera, se encuentran en riesgo de sufrir desabastecimiento por eventos asociados con la sequía, ahorren, racionalicen y almacenen agua.

Entre las medidas adoptadas se destaca el lanzamiento de campañas de cultura de ahorro del agua, lo cual se dará en próximas semanas, como la posibilidad de destinar más recursos para garantizar el almacenamiento del líquido vital en temporadas de sequía.

 “Nosotros estamos estudiando los anuncios en materia de agua, dada la variabilidad climática que tendremos a finales de año. Lo que se prevé es, si bien no un fenómeno de El Niño, sí mayores niveles de sequía a lo que tendremos que anticiparnos. Habrá una campaña de manera ordenada que, junto con el Ministerio de Ambiente y con el Ministerio de Minas, estaremos desplegando orientada toda ella hacia el ahorro, la racionalización del consumo y el almacenamiento”, dijo el Ministro.

Además de las estrategias por la posible afectación por fenómenos asociados a eventos de sequía, es importante que las administraciones municipales y las empresas prestadoras de los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo, tengan activos y articulados sus planes de emergencia y contingencia.

Por otro lado, el jefe de la cartera de Vivienda y Agua afirmó que “es en momentos como estos que tenemos que intensificar las inversiones del Gobierno Nacional en almacenamiento. Tenemos muchos desafíos en todo el país en materia de tanques de almacenamiento y en materia de reforzamiento de los acueductos, entonces, lo que pone de presente este desafío es que Colombia todavía tiene que invertir mucho más en agua”.

Dada la situación actual de una posible época de sequía fuerte, es importante que todos estemos preparados, con el fin de evitar posibles desabastecimientos o cualquier alteración en el suministro de agua potable, por eso el Ministerio de Vivienda tiene algunas recomendaciones para que todos implementen desde sus hogares.

FENÓMENO DE ‘EL NIÑO’

Tres estudios pronosticaron el incremento en la temperatura del océano Pacífico originaría el intenso verano para el primer semestre, en los meses de abril, mayo y junio se registrarían las altas temperaturas a causa del fenómeno climatológico.

El intenso verano que sacudió al país entre el 2015 y 2016 y que lo tuvo al borde de un racionamiento eléctrico, debido al fenómeno de ‘El Niño’, estaría a la vuelta de la esquina, y la causa sería por el mismo evento climatológico.

Predicciones de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, siglas en inglés), la Universidad de Columbia y la Oficina de Metereología del Gobierno de Australia, coinciden en pronosticar que en el primer semestre del 2019 el país se vería abocado a enfrentar este fenómeno.

Los tres pronósticos registran que la posibilidad de la llegada de ‘El Niño’ al país estaría por encima del 75%, y que su impacto más fuerte se comenzaría a sentir desde marzo, y que abarcaría prácticamente el segundo trimestre.

Mientras la NOAA en su más reciente reporte del pasado 9 de julio, indica que la proyección para abril de 2019 es del 75% de probabilidad de este fenómeno, la Universidad de Columbia lo traza en un 80% y la Oficina de Meteorología de Australia lo hace en un 70%.

 “En las últimas semanas se han registrado cambios de clima en el Pacifico Ecuatorial y se evidencia un incremento de la temperatura entre 1 y 1,2 grados centígrados en Colombia”, indica el análisis de la NOAA.

Esta entidad adscrita al gobierno de los Estados Unidos, indica que el clima variará hacia un incremento en la temperatura que comienza en el 50% (julio), y ascendería a 65% (septiembre).

Por su parte, la Universidad de Columbia señala que para los meses de agosto – septiembre y octubre del presente año “las probabilidades del fenómeno de ‘El Niño’ se incrementarían de 54% a 60%, y en enero – febrero – marzo de 2019 con el 76%”.

La Oficina de Metereología del gobierno de Australia presenta una posición moderada, indica que en la actualidad la posibilidad de que se forme es del 50%, y para septiembre el pronóstico sería del 60%.

 “Las temperaturas de la superficie del mar en el Océano Pacífico tropical central al este permanecen neutrales, pero se han estado calentando lentamente desde abril. Las aguas debajo de la superficie también son más cálidas que el promedio; un precursor común de ‘El Niño’”, resalta la autoridad australiana.

RECOMENDACIONES

Examinar las llaves de agua, cañerías y tuberías de los exteriores por si tienen fugas.

Hacer uso de los sistemas de recolección de agua lluvia en las casas, ya que el agua recogida puede ser usada para lavado de ropa, aseo de las viviendas e instalaciones sanitarias.

Efectuar el riego de las plantas y jardines únicamente dos veces por semana, en horas de la noche o temprano en la mañana, preferiblemente implementando sistemas de riego por goteo.

Cuando se laven los platos a mano, utilizar una tina para lavarlos y otra para enjuagarlos. Nunca debajo del chorro de la llave abierta.

Tomar duchas de corta duración y cerrar la llave mientras se enjabona.

Utilizar un vaso con agua para cepillarse los dientes. No dejar la llave abierta.

Cerrar la llave mientras se afeita, utilizar un recipiente o el tapón del lavabo para afeitarse.

Lavar los vehículos en sitios establecidos para tal fin; si se lava en casa; utilizar solo un balde de agua.

Enseñar a los niños a no desperdiciar el agua.

 Revisar periódicamente que el flotador de los inodoros esté funcionando correctamente.

Instalar sanitarios de bajo consumo.

Revisar los empaques de las llaves al menos 2 veces por año.

Recolectar el agua que sale de la ducha mientras se espera que se caliente con el fin de utilizarla para plantas o sanitarios.

Utilizar la lavadora para cargas completas evitando su uso para pocas prendas.

Evitar el uso de mangueras, ya que desperdician agua de forma considerable.