Ciudad

‘Agua por gravedad es viable para abastecer el acueducto’

La construcción de albercas ha sido una alternativa para que la ciudadanía almacene agua, recurso vital para las actividades en el hogar.

El accionante aduce que el nuevo servicio planteado por la Universidad de los Andes desde los ríos Toribio, Córdoba y Magdalena obligaría a la construcción de estaciones de bombeo que requieren mayor consumo de energía y por ende se reflejará en un alza de tarifas.

El ingeniero Jaime Socarrás Maestre, quien interpuso una acción popular ante el Tribunal Administrativo del Magdalena en contra de la Nación, el Distrito y demás autoridades para que se garantice el líquido vital a los samarios, ratificó que Santa Marta por gravedad puede resolver este asunto.

En una reciente audiencia donde fue convocado ratificó que el Río Don Diego posee agua suficiente y además su ubicación cuenta con la altura suficiente para hacer la conducción por gravedad, tener entre sus valores agregados la autogeneración energética para los requerimientos de la planta de potabilización y todas las instalaciones anexas.

Fue categórico al manifestar que para escoger y proyectar el servicio público de acueducto del Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta debió analizarse varios aspectos a saber:

1-La cantidad total de agua necesaria para su área y estudiar los parámetros que comprende: La población, el consumo, para usos industriales, para los servicios públicos incluido bomberos, para los propios servicios, para la red de tuberías, etc. y para las pérdidas.

El consumo específico se expresa en metros cúbicos por habitante por año o en litros por habitante por día.

2-Consumo total de agua: Se debe calcular por las mejoras constantes de las condiciones económicas, la tendencia a igualarse en el modo de vivir de todas las clases sociales y en las condiciones propias del territorio, como el interés de los industriales por establecerse en el territorio, así como los diferentes período de máximo calor lo que genera mayor consumo por oscilaciones horarias y diarias, estas dos variables deben considerarse para determinar la capacidad de las instalaciones de captación y conducción de agua, incluso cuando se trata de ampliaciones y al calcular y dimensionar las conducciones de distribución que llevan el agua a la ciudad y los ramales de entrega.

3-Calculo de las necesidades y los consumos de agua a futuro.

El desarrollo puede obedecer aproximadamente a una ley lineal o puede obedecer a una variable tipo exponencial. Siendo lo más conveniente calcular lo más ajustado posible con promedio de los dos resultados, al ser este Distrito una ciudad con destino turístico debe tomarse el promedio anual de carga por este concepto.

CAPTACIÓN DEL AGUA

Por seleccionarse en este proyecto para el Distrito de Santa Marta el Río Don Diego para la captación, este sitio escogido tiene una altura suficiente para que la conducción sea por gravedad. La localización y ubicación de esta planta en Cuesta Rodríguez permite cubrir todo el territorio habitado en el casco urbano, el área desde Marquetalia en el límite norte con el corredor turístico incluido Parque Tairona que hoy carece del servicio público de acueducto, poder suministrar agua potable, a las poblaciones de Tigrera y Taganga cuya cota es de 100 msnm, la población de Bonda igual sin agua potable estas quedan cubiertas sin consumo de energía, el distribuidor del sur con todo el territorio turístico incluida la nueva área de expansión comprendida entre la nueva carretera al puerto sobre la cota 60 msnm a la playa, territorios que igualmente donde hay ausencia del líquido vital.

 ‘‘El Distrito miró al río Piedras como complemento al construir el tras base para aumento de caudal mediante ampliación de la capacidad de conducción, este proyecto fue una avanzada buscando fuente permanente, ella se encuentra más al norte donde las dos últimas administraciones despreciaron optando por continuar perforando el agotado acuífero y hoy aspiran continuar haciéndolo según expresión manifestada ante el Tribunal escogiendo al final las aguas del Río Magdalena’’, recalcó el ingeniero.

Al referirse al sistema de captación, Socarrás plantea que desde el punto de vista general y basado en las condiciones del agua en cuanto a su carácter físico-biológico, químico, biológico y bacteriológico, la fuente de agua permanente tiene altura suficiente para captación en la cota 460 msnm y por el origen de las aguas el Pico Colón además el área del bosque de Niebla.

‘‘Por su seguridad contra la contaminación y demás alteraciones nocivas. Por la posibilidad en la captación de regular mayor o menor consumo según las variables del momento diario. Los costos de los trabajos preliminares de captación y conducción que se desarrollan dan garantía en el tiempo estimado para 50 años o más sin angustias para que nosotros los habitantes tengamos la seguridad de contar con un servicio público de acueducto entregando agua pura,  potable y con altura suficiente’’, enfatiza el ingeniero.

Y agrega que el agua por gravedad liberaría definitivamente a los usuarios del alto consumo de energía que encarece el servicio ya que se ven obligados a usar bombas eléctricas. Se opone a que el nuevo servicio planteado por la Universidad de los Andes desde los ríos Toribio, Córdoba y Magdalena se haga ya que su lejanía obligaría a la construcción de estaciones de bombeo que requieren mayor consumo de energía que resultarían onerosos.

Dijo que no se puede descartar otros parámetros como la calidad de la fuente, la altura y origen de las aguas, la no presencia de contaminantes dañinos como el mortífero mercurio que tiene el río Magdalena.

‘‘Quiero informar por este prestigioso medio periodístico a la comunidad samaria que el día 27 de Agosto se adelantó la audiencia de pacto de cumplimiento con lo que se inició por parte del Tribunal Administrativo del Magdalena el análisis de nuestra Acción Popular para que tengamos como habitantes del Distrito Turístico, Cultural e Histórico de Santa Marta el agua que nos merecemos: pura, potable, sana sin el mortífero mercurio y sin consumo permanente de energía obtenida de nuestra fuente escogida el Río Don Diego por ser del territorio nuestro.

No dejamos otras comunidades sin su abastecimiento natural para su acueducto regional que surte las poblaciones de Ciénaga, Pueblo Viejo, Isla del Rosario, Palmira y Tasajera’’, puntualizó Socarrás Maestre.