Portadas

‘Turba’ de vendedores estafadores de El Rodadero agreden a bañista 

El joven turista buscó refugio en un hotel, hasta donde llegaron los policías para ayudarlo.

 

Se repite el penoso hecho en la ciudad, generado por los cobros excesivos de los vendedores informarles y ‘estafadores’ del balneario turístico de El Rodadero.

En horas de la mañana del domingo, una ‘turba’ de comerciantes autorizados, entre ‘carperos’, vendedores de bebidas y de ‘bicicletas marinas’, agredieron físicamente a un turista porque este se rehusó a pagar el alto precio por uno de los servicios que ofrecen. 

La víctima, un soldado del batallón La Popa de Valledupar, quien se encontraba dándose un baño de mar, reclamó el excesivo cobro de la ‘bicicleta marina’ y en respuesta, fue golpeado por los bicicleros. 

El hecho ocurrió en el puesto de salvavidas sur, indico el reporte de las autoridades. 

De acuerdo a la información conocida, el soldado trató de defenderse ante los insultos descomedidos de los comerciantes y estos se fueron tras él con ánimo de agredirlo. El joven fue golpeado con piedras, palos y puñal, ocasionándole heridas en su cuerpo.

El horrendo y bochornoso caso de intolerancia quedó registrado en vídeos de las cámaras de seguridad de la zona. La víctima tuvo que buscar refugio en un hotel del sector para que la ‘turba’ no lo matara a golpes. 

El cuadrante de la Policía fue alertado y los uniformados salieron en auxilio del hombre quien fue llevado hasta un centro médico para que lo atendieran. 

 

NO ES EL PRIMER CASO 

Los residentes del balneario de El Rodadero denunciaron que esta no es la primera vez que se presenta un hecho como estos. En una oportunidad, otro turista fue agredido por resistirse a pagar una cuenta exagerada de cervezas en la playa. Un carpero lo golpeó con una varilla; sonó la alarma y una ‘turba’ de comerciantes también quiso agredirlo. 

“Todos estos actos vandálicos dañan la poca imagen del sector y se suma a la cantidad de problemas transversales de la gran informalidad y falta de control en las playas.  Ya no bastan los abusos, atropellos y excesos en los cobros que se dan en el popular balneario, ahora es violencia física. Se requiere acciones inmediatas por parte de las autoridades y evitar que se presente un muerto por estos actos de barbarie e intolerancia colectiva”, comentó un habitante de un conjunto residencial de El Rodadero.