Regional

Utilizar recursos de regalías para mejorar vías terciarias

En la Universidad Del Magdalena, el director de la SAC Jorge Bedoya, se reunió con funcionarios del alma máter para analizar el aporte de la academia a la agricultura de la región. /MONTINER ALVIS.

El Fenómeno ‘El Niño’ y la importancia del Seguro Agropecuario; y la mano de obra en el sector agropecuario, son otras de las preocupaciones del sector bananero.

La Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, propuso que se utilicen los recursos de regalías en este departamento para mejorar las vías terciarias donde se encuentra la producción bananera del Magdalena.

Jorge Bedoya, presidente de la SAC, estuvo presente en la Junta Directiva de la Asociación de Bananeros del Magdalena y La Guajira (Asbama), discutiendo muchas de las preocupaciones que existen en este Departamento, donde enfatizó que con recursos de regalías se pueden mejorar las vías terciarias por las cuales se trasporta el banano.

“Por el actual estado de las vías terciarias, los costos de la logística para el transporte de banano hacia el Puerto se ven incrementados, entonces es la oportunidad es para que con los recursos de regalías que dejó el gobierno del ex presidente Santos, puedan trabajar de la mano, gremios, Gobernación y Alcaldías para que establezcan cuales son las vías prioritarias y estas sean intervenidas. Son aproximadamente 100 kilómetros de vías terciarias que hay en la Zona, de ellos sólo 50 km, están reconocidos como vías terciarias pero sin ser intervenidas, por ello, Asbama ha solicitado que por favor se incluya la totalidad de las vías terciarias de la Zona y se empiecen a intervenir”, destacó el Presidente de la SAC. 

Además, el doctor Bedoya que a los bananeros también preocupa el tema del agua, la llegada del Fenómeno ‘El Niño’ y la importancia del seguro agropecuario; las vías terciarias; la mano de obra en el sector agropecuario; el crédito; y la seguridad en el territorio. Referente al elemento de la mano de obra, la SAC apuntó que esta problemática se están viendo en todo el territorio colombiano, es un notable ‘envejecimiento’ de la mano de obra rural, infortunadamente en algunas zonas del país están faltando colombianos para trabajar.

“Le hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que acelere el trámite del proyecto de Ley que cursa en el Senado de la República para lograr la formalización de esa mano de obra que necesita nuestro país. Pero que también se analice el crédito como herramienta para transformación de los productos y para continuar llegando a los mercados de exportación como es el caso del banano y de otras actividades productivas del Magdalena, como es el caso del mango, la yuca, el café y la palma donde también hay una gran oportunidad”, puntualizó Jorge Bedoya. 

La SAC resaltar también que el actual Ministro de Agricultura tiene el propósito de fomentar la agricultura por contrato, como lo ha indicado el Presidente de la República, por lo cual la SAC ha transmitido algunas ideas de cómo se pueden hacer los abonamientos, con la inteligencia de las empresas que hoy transforman las zonas donde están los productores y que puedan competir, de tal manera que no se presenten desperdicios de comidas y se acerque más el productor, al comprador final.

En el encuentro se analizó además, la presencia desafortunada del narcotráfico y la delincuencia común en la Zona Bananera, por lo tanto, el llamado es al Ejército y Policía para que existan más patrullajes y que acompañen a los productores y a los trabajadores de un sector no sólo como el banano, sino también todas aquellas actividades agropecuarias que generan divisas y trabajo en país.

La Junta Directiva de Asbama, también le hace un llamado al Ministro de Agricultura para que en el caso del seguro agropecuario disponga de verdaderos recursos para el año 2019. Además de buscar la manera de mitigar el riesgo por los cambios climáticos y que con el Ministro de Defensa se continúen sumando esfuerzos para que se siga haciendo una ofensiva total contra las bandas de criminales que afectan la zona.

 

LO QUE DICE ASBAMA

Por consiguiente, José Francisco Zúñiga, presidente ejecutivo de Asbama, dijo, “agradecemos al doctor Bedoya por aceptar la invitación de la Junta Directiva de Asbama, donde tratamos temas en los que se están trabajando, entre ellos la estrategia para mitigar los riesgos derivados de la contaminación de fruta por narcotráfico; él ha sido una persona proactiva al abrirnos las puertas a nivel nacional para poder interlocutar con entidades gubernamentales frente a este tema. También nos hemos reunidos con el Ministro de Defensa a quien expresamos las preocupaciones por la inseguridad en el sector bananero”.

Enfática Zúñiga expresó, “no queremos que regrese ni el secuestro, ni las extorsiones, hechos que alejaron a los empresarios de las zonas donde se cultivan. Esto afecta la productividad del banano, algunos estudios que hemos realizado indican que en costos de seguridad por hectárea año se están invirtiendo aproximadamente 250 dólares para grandes bananeros y para pequeños podrías afirmar que son 330 dólares, son costos altos para cultivos que lo que necesitan es competitividad a nivel internacional”.

 

 ENCUENTRO CON UNIMAGDALENA

De otro lado, el Presidente de la SAC, Jorge Bedoya se reunió también con directivos de la Universidad del Magdalena, con quienes destacó la importancia de la colaboración entre los gremios y las Universidades para el fortalecimiento de las capacidades de los productores y de la educación.

“Celebramos que hay un acercamiento entre las empresas, los gremios y las Universidades; y aplaudimos el convenio viene desarrollando la Universidad del Magdalena con Asbama, de los esfuerzos que se realizan en formación académica pertinente para lo que hemos llamado la empresarialización del campo, se puede tener una ‘llave ganadora’ que se proyecte a otros zonas del Departamento”, sostuvo, Bedoya

Al finalizar la jornada, la SAC recalca que en Colombia se necesitan más emprendedores con una formación especializada, por ello es fundamental la formación académica de la Universidad del Magdalena como elemento del tejido productivo y empresarial para aprovechar los mercados internacionales.