Sociales

Estudiantes preservan la cultura del Caribe

El primer evento consagrado dentro del ‘Mundialito Americanista’, se cumplió en el Coliseo Menor y contó con la participación de la comunidad educativa.

Más de 400 niños de preescolar y primaria promueven la cultura de la región Caribe colombiana. Se trata de una iniciativa en busca de conservar tradiciones pero también de integrar a través del baile, la danza y el canto, los talentos de docenas de niños en la ciudad de Santa Marta.

 

El primer evento consagrado dentro del ‘Mundialito Americanista’, se cumplió en el Coliseo Menor y contó con la participación de la comunidad educativa y los padres de familia.

En medio del evento de varias jornadas que se extenderán hasta el próximo 25 de septiembre y a cargo del Colegio Americano del  Caribe de Santa Marta, se resaltó el baile de preescolar y primaria, así como la danza y canto de sonidos caribeños, actividad liderada por los mismos estudiantes.

 “Esta es una jornada que realizamos cada cuatro años e integra a docenas de estudiantes entre los 3 y 12 años de edad, igualmente, tenemos la participación operativa de toda la planta docente de la escuela” señaló Margarita Montaño, rectora de la Institución.

Asimismo, precisó que “para nosotros es grato llevar a cabo esta integración. Es muy emocionante porque tardamos unos meses en estructurarla en un proceso al que le inyectamos mucho amor y compromiso, para tener una buena correspondencia no solo de nuestros estudiantes, sino también de los padres de familia y la comunidad samaria en general”.

APORTE A LA NATURALEZA

El ‘Mundialito Americanista’ ya tiene una mascota en representación de la jornada. Se trata de una iniciativa en busca de crear conciencia y el cuidado de los animales en vía de extinción pero que son propios de ciudades como Santa Marta, Barranquilla, Valledupar y el departamento de La Guajira. 

Precisamente por ello, fue la Guacamaya la especie seleccionada como mascota para la exposición y ampliación informativa, buscando que  los pequeños  la cuiden y conserven.

“Estamos rescatando la cultura y promoviendo a su vez, amor y protección por el Planeta y por los animales que lo habitan. Este es un espacio propicio para niños que están en proceso de formación y a través del baile, la danza y espacios sanos, crean conciencia y amor por la naturaleza” dijo la rectora.