Nación

Mario Montoya, el general que se someterá a la JEP

Nacido en Buga, Valle del Cauca, Mario Montoya Uribe estuvo al servicio del Ejército Nacional desde 1969 hasta el 2008. Durante los últimos años en esta institución se desempeñó como su comandante entre 2006 y 2008, rol desde el que se convirtió en uno de los hombres más fuertes de la política de seguridad democrática, durante la presidencia de Álvaro Uribe Vélez.

 

Desde esta institución, participó en recordadas operaciones del Ejército como la Mariscal, Meteóro, Marcial y Orión. Y es por esta última que decidió someterse ante la Justicia Especial para la Paz (JEP), el pasado 18 de julio, tribunal que deberá definir si los presuntos delitos de los que es acusado son competencia de la JEP, al tratarse de hechos que habrían sido cometidos en el marco del conflicto armado.

El escándalo de “falsos positivos” en Soacha significó el fin de su carrera militar. Y es que Montoya tuvo que presentar su renuncia al cargo ante el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez.

 

Además, de acuerdo con publicaciones de este diario, también ha estado involucrado en investigaciones sobre la masacre de San José de Apartadó, ocurrida en 2005, mientras comandaba la Primera División del Ejército. Fue señalado de omisión durante la masacre de Bojayá (Chocó, 2002), y el exalto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, lo acusó de ser la mente de la falsa desmovilización del frente Cacica la Gaitana (2006), caso por el que Restrepo es prófugo.

 

LOS PROCESOS EN SU CONTRA:

Semanas atrás, la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema de Justicia adelantaba dos procesos en su contra que estaban en etapa de indagaciones preliminares, pero tras el anuncio de su sometimiento a la JEP, su caso pasó a manos de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la este tribunal.

El primero de estos responde a la presunta connivencia con los paramilitares y exceso en el uso de la fuerza durante la Operación Orión en la Comuna 13 de Medellín, es decir, haber tolerado el exceso de fuerza. En ese entonces, 2002, Montoya era comandante de la Cuarta Brigada, que tiene a su cargo la jurisdicción del departamento de Antioquia.

 

Incluso, en su momento la organización Human Rights Watch, aseguró que durante su gestión en la Cuarta Brigada se presentaron 44 ejecuciones extrajudiciales.

La segunda acusación se basa en las posibles ejecuciones ilegítimas que se presentaron como bajas en combate, “falsos positivos”, en los municipios de Valledupar y Santa Marta, cuando era comandante del Ejército.

 

La audiencia se llevará a cabo mañana jueves a las 2 de la tarde, en las instalaciones de la JEP. En esta el general Montoya deberá suscribirse al acta de sometimiento de este tribunal, que significa que está a disposición de esta jurisdicción, de la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos.

 

El Colombiano.