Economía

Kilo de panela vale $1.000 por debajo de los costos

La crisis del sector panelero llegó al fondo de la paila, por la caída en picada de los precios; el panorama se les oscureció. 

Y no es para más. De vender el kilo de panela a $4.000, en la actualidad se tasa a $1.400, lo que significa una caída del 75% y a su vez, lo ubica $1.000 por debajo de los costos de producción en el promedio nacional; pero hay zonas donde esa caída es mayor. 

De acuerdo con Carlos Fernando Mayorga Morales, gerente de la Federación Nacional de Paneleros, Fedepanela, la situación es complicada y preocupante, porque afecta la subsistencia de 350 mil familias dedicadas a esta labor en el país, de las cuales 60 mil están en Santander. 

“Desde hace un año, los precios no han parado de caer. De $2.500 el kilo (hace cuatro meses) se llegó esta semana a $1.400 y con un agravante: esa cotización está muy por debajo de los costos de producción, que son del orden de $2.400, sin tener en cuenta la incidencia comercial”, agregó. 

Campesinos pobres 

Mayorga Morales dijo que el 88,7% de los productores del país tienen menos de 15 hectáreas en caña; es decir, es una actividad de pequeños campesinos, donde predomina la mano de obra familiar. 

“Estos campesinos, en su estructura productiva, por su condición de subsistencia no tienen en cuenta la mano de obra familiar, lo que les permite acceder a un pequeño mercado para vivir”, aseveró. 

El directivo de Fedepanelas manifestó que esa dramática caída de precios no solo deprime la economía de las familias, sino de los territorios donde la panela es la base del dinamismo económico. 

“Baja el flujo de mercados y compras. Hay resentimiento absoluto del consumo”, sentenció. 

Las causas 

Frente a las causas de la crisis, el directivo dijo que es ocasionada por una producción superior a los promedios históricos. También es fuerte la incidencia de comerciantes informales que castigan muy fuerte con el precio a los productores. 

“Algunas personas, presuntamente, siguen adelantando la actividad ilegal del derretidero (confección de panela a base de azúcar). Cuando el precio de la panela supera al del azúcar, esta gente inescrupulosa se dedica a esa actividad”, agregó. 

Mayorga Morales dijo que cuando el país hace esas importaciones baratas de azúcar, los que llevan la peor parte son los paneleros, pues salen a la palestra los derretideros. 

Dijo que el Minagrultura destinó unos recursos para incentivar la exportación, con el fin de que antes de terminar el 2018 se coloquen en el mercado externo 2.000 toneladas de panela. 

Esperan que se adelante el programa de ensilaje (alimento para bovinos) que favorecería a los paneleros y ganaderos, ahora que viene el Fenómeno de El Niño. 

Las propuestas 

Para afrontar la crisis de los paneleros, el movimiento Dignidad Panelera le solicitó al Gobierno Nacional precios de sustentación, control a las importaciones de azúcar y jarabe de maíz, frenar el contrabando e intervenir la producción de panela en los derretideros. 

Además, estiman que el sector, por ser muy vulnerable, requiere de incentivos, asistencia técnica y facilidades crediticias para los productores. 

Frente al incentivo del consumo proponen campañas nacionales e incluirla “en los refrigerios del Programa de Alimentación Escolar (PAE) y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) en todo el país”. 

BUCARAMANGA (Vanguardia Liberal).