Sociales

Gran bingo bailable por una noble causa

La fundación Desde la Calle es una iniciativa que surgió del amor al prójimo y que no solo está dirigida a la población del barrio Tayrona, sino que se ha expandido a diferentes partes de la ciudad, donde han sido muchos los beneficiados.

Desde hace cuatro meses, tres mujeres residentes en el barrio Tayrona en Santa Marta, le dieron vida a la Fundación Desde la Calle, una iniciativa que surgió del amor al prójimo y que no solo está dirigida a la población de ese sector, sino que se ha expandido a diferentes partes de la ciudad, donde han sido muchos los beneficiados.

Precisamente, para continuar trabajando al servicio de la comunidad más necesitada, los miembros de esta organización han programado un bingo bailable para el próximo domingo 30 de septiembre, con el que esperan seguir acumulando recursos económicos que sostengan la labor humanitaria que realizan.

La entrada del barrio Tayrona, frente a la sede de Corpamag, estará dispuesta desde las 10:00 de la mañana para que residentes y las personas de buen corazón compren la boleta, asistan para divertirse y a la vez, aportar un granito de arena que contribuya al desarrollo óptimo de una noble causa.

“Lo estamos organizando con el fin de contribuir al bienestar de las personas más necesitadas, queremos recaudar fondos y también ayudar a una señora que vive en Cerro Fresco, cercano a nuestro barrio y que padece cáncer de cuello uterino; por ella también lo estamos haciendo, porque fuimos a su vivienda, vimos su necesidad de medicamentos y atención”, expresó Blanca Polo, directora de la Fundación, a HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Hay 350 boletas disponibles para la venta y quienes deseen adquirirlas, tendrán la oportunidad de participar por todo tipo de premios, los cuales han sido donados: licuadoras, hornos, tostadora, sanducheras y demás elementos para el hogar, serán algunos de los incentivos que se sortearán.

“Esta es la primera actividad masiva que realizamos para recaudar los fondos y por eso estamos pidiendo apoyo; en el nombre de Dios esperamos vender todas las boletas, somos un equipo que estamos unidos y trabajando para que este evento sea una realidad y un rotundo éxito”, agregó.

Junto a Ana María Díaz Mendoza y María Camila Polo, Blanca emprendió este viaje de solidaridad, al que también se ha unido su madre Damaris Montes; a las cuatro las une la pasión por ayudar a las personas no solo con sus propios recursos, sino con los resultados de algunas pequeñas actividades lucrativas o la ayuda de nuestros allegados, pues no cuentan con patrocinadores.

“Asistimos a diferentes sectores vulnerables de la ciudad cada 15 días, porque es difícil ir diario, día de por medio o cada tres días; invitamos a las personas que se quieran unir a esta causa con patrocinios, recibimos todo tipo de colaboración”, explicó.

La primera vez que programaron salida, publicaron en redes sociales e hicieron un sondeo con los sectores que más necesitaran ayuda en la ciudad; hasta la Bahía de Santa Marta, el Mercado Público y barrios aledaños a  la Vía Alterna, han recurrido llevando comida y además, los niños en el barrio Tayrona, también se han visto favorecidos con actividades de recreación.

“Siempre que salimos a repartir, lo hacemos con 200 platos de comidas. Siete salidas hemos realizado, llevamos un registro fotográfico de todas las entregas que se han hecho; aproximadamente 1.000 personas en condición de vulnerabilidad y pobreza se han visto beneficiadas”, contó.

Las personas que deseen participar de este bingo y vincularse con la Fundación Desde la Cale, pueden comunicarse al teléfono celular 316 867 60 93.

“Nuestras expectativas son crecer como fundación, poder ayudar a muchas personas; lo primordial es servir a la comunidad que más lo necesita; no tenemos excepción alguna, sobretodo por el hecho de que nos han criticado cuando ayudamos a los venezolanos, pero no nos importa. Ellos también necesitan de nuestra colaboración”, concluyó Blanca Polo.