Nación

“Mojigatería está frenando vacunación contra el VPH”: Salud Municipal

Mientras en el 2012 se aplicaron 24.706 dosis de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en Cali, a julio de este año la cifra llegó solo a 3555. La razón de la baja cobertura, según el secretario de Salud Municipal, Alexander Durán, obedece a “toda la desinformación que ha habido”.

La discusión sobre el tema resurge tras el reciente pronunciamiento de la Corte Constitucional, que advierte que la vacuna no puede aplicarse sin consentimiento de las personas. Dicho pronunciamiento se dio luego de una tutela presentada por casos de niñas que supuestamente se vieron afectadas en su salud por efecto de la vacuna, en la capital del Valle.

“Nosotros estamos de acuerdo con la Corte en que para vacunar a las niñas se debe realizar con el consentimiento informado de los padres, pero en lo que no estamos de acuerdo es que por prejuicios morales o por discusiones éticas no se vacune (…) la discusión se ha centrado en que si se vacunan las niñas van a empezar su actividad sexual, que eso estimula el inicio de relaciones sexuales”, manifestó Durán.

El funcionario recordó que Cali fue escogida dentro del programa ‘Desafío de ciudades contra el cáncer’, liderado por la Unión Internacional Contra el Cáncer, y la meta es que al 2025 sea ejemplo de reducción en este tipo de patologías. Asimismo, anunció que se intensificará la vacunación contra el VPH y están a la espera de directrices del Ministerio de Salud para iniciar con una campaña masiva.

“La vacunación es el único método efectivo, demostrado hasta este momento, para la eliminación del riesgo de padecer ese tipo de cáncer, eso está comprobado a nivel mundial, nosotros por nuestra mojigatería en Cali y en Colombia estamos privando a nuestras niñas de brindarles un futuro diferente”, manifestó Durán.

La Secretaría de Salud reporta que ha recibido 276.006 dosis de la vacuna desde el 2012, cuando empezó a aplicarse gratis a las niñas entre 9 y 17 años. En ese mismo periodo se han aplicado en total 244.064 dosis.

 

“LA VACUNA ES SEGURA”

Diego Alejandro García, médico pediatra, coordinador nacional de vacunación del Ministerio de Salud, resaltó que el fallo de la Corte Constitucional “habla de la elegibilidad (de la vacuna) en la población y en ningún momento está poniendo en duda la seguridad de la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano”.

ualmente, García señaló que la vacuna nunca se ha aplicado de manera obligatoria. Añadió que desde el inicio de la campaña se dio la directriz de realizar un proceso informativo amplio y en caso de que los padres no quisieran vacunar a sus niñas podían informarlo a través de un documento de disentimiento.

“Quiero ratificar que de acuerdo a los estudios y el último pronunciamiento de la Organización Mundial de la Salud, la reunión que se realizó en junio de este año por parte del Comité Consultivo Mundial de Seguridad de Vacunas, ellos ratifican la seguridad de la vacuna y no hablan de asociación entre enfermedades autoinmunes u otras enfermedades de acuerdo a todos los múltiples estudios que se han hecho con un rigor y un soporte científico y estadístico adecuado”, afirmó garcía.

A su vez, Carlos Castro, director médico de la Liga Colombiana de Lucha contra el Cáncer, destacó que la vacuna contra el VPH tiene otras ventajas como ayudar a disminuir la aparición de condilomas (verrugas) genitales, proteger contra la aparición de cáncer de canal anal y de vagina. El oncólogo añadió que el programa de vacunación contra el virus del papiloma debe fortalecerse porque, entre otras cosas, beneficia a la población femenina más vulnerable.

“El cáncer de cuello uterino es la causa número uno de mortalidad de las mujeres entre los 15 y los 45 años, y en esa edad una mujer colombiana que se muere usualmente es cabeza de hogar, cabeza de familia, es una madre que deja tras su muerte varios huérfanos y no hay precio para pagar la vida de una madre”, expresó Castro.

Sin embargo, el tema no deja de generar inquietud en la comunidad y hay madres de familia como Edith Perdomo, que insisten en efectos negativos de la vacuna.

“A mi hija le aplicaron las tres dosis entre abril del 2012 y marzo del 2013. Ella tuvo una cantidad de efectos: le dio poliartritis (reumatismo en varias articulaciones), sufría de cefaleas, de mareos, de una fibromialgia (dolor muscular intenso) juvenil. Ella tenía como antecedente que era hipotiroidea (trastornos de la tiroides) y entonces cuando le aplicaron la vacuna hizo esa reacción adversa”, aseguró Perdomo y señaló que hoy su hija sigue con secuelas como dolores articulares y de cabeza. La señora añadió que ella fue una de las que instauró tutela buscando que la vacuna “no se aplique sin información de los efectos que puede producir”.

 

LO QUE DEBE SABER SOBRE LA VACUNA

La aplicación gratis de la vacuna contra el VPH inició en 2012, para niñas escolarizadas de 9 a 17 años. Desde el 2013 se amplió la cobertura a las que no estudian.

La vacuna contiene tres dosis y si la niña recibe el esquema incompleto no estará protegida contra el cáncer de cuello uterino.
Según Minsalud, en el mercado particular cada dosis cuesta aproximadamente $150.000.

La vacuna se ha venido aplicando durante campañas en instituciones educativas pero la población beneficiada también puede acercarse a las instituciones de salud a solicitarla.

El Ministerio de Salud informó que desde agosto de 2012 -cuando fue lanzada la vacunación gratis de VPH- a la fecha, 3.331.289 niñas han iniciado su esquema, es decir que al menos tienen la primera dosis aplicada. En total se han aplicado 6.081.988 dosis en el país.
Sobre los efectos secundarios, el Ministerio señala que son raros los problemas serios causados por esta vacuna. Por lo menos una de cada diez personas que la reciben tiene algunos efectos que pueden durar hasta un día como dolor, hinchazón y enrojecimiento en el sitio donde se aplica la inyección, dolor de cabeza, dolor muscular y cansancio.

Asimismo, Minsalud señala que ocasionalmente por efectos de la vacuna puede haber sangrados o picazón alrededor del área de la inyección. Hay efectos secundarios menos comunes como temperatura ligeramente elevada, malestar, mareos, diarrea y dolores musculares. “Raramente la persona puede desarrollar urticaria”.

La vacuna no se debe aplicar si la persona tiene temperatura alta o siente malestar. Tampoco si ha tenido una reacción alérgica a una vacuna contra el VPH anterior.

 

Tomado de El País

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *