Ciudad

Avianca canceló 5 vuelos en Santa Marta

Algunos pasajeros de Avianca contaron con suerte y lograron hacer su Check In para abordar el vuelo del mediodía hacia Bogotá.

 

Avianca rechaza la posición del sindicato  de aviadores y sus pretensiones económicas ya que son imposibles de aceptar por la compañía. El cese afecta a cerca de 22.000 pasajeros diarios en Colombia y pone en riesgo el bienestar de 22.000 empleados de Avianca en 26 países.

En el aeropuerto Simón Bolívar de Santa Marta ayer se cancelaron 5 vuelos de Avianca que estaban programados para aterrizar en la terminal aérea, afectando a más de 700 viajeros que venían procedentes desde Bogotá y Medellín.

Algunos pasajeros de los vuelos se han visto obligados a utilizar otras aerolíneas como VivaColombia o Latam e inclusive les ha tocado reprogramar sus vuelos nocturnos con destino a la capital del país en horas diurnas, aprovechando que la aerolínea Avianca no está haciendo efectiva la penalidad en el marco de un plan de contingencia mientras se supera esta situación coyuntural.

Germán Osorio, uno de los pasajeros afectados por la operación ‘tortuga’ en Avianca, aseguró que llegó a un acuerdo voluntario directamente en las oficinas que tiene la aerolínea en el aeropuerto. ‘‘Dadas las condiciones adversas actuales escuché las opciones que nos ofrecieron de cambiar sin penalidad y nos adelantan las diligencias sin inconvenientes. Estamos intentando correr el vuelo para dentro de dos días’’, recalcó.

Dijo que aprovechará su estadía el día viernes en la ciudad para ir en familia a conocer la Quinta de San Pedro Alejandrino, uno de los lugares más emblemáticos por ser la última morada del Libertador Simón Bolívar.

Además de los pasajeros, la operación ‘tortuga’ en Avianca también afecta a los 120 conductores de taxis que prestan su servicio desde la terminal aérea. Según Acisclo Zambrano, quien hace parte de la Asociación de Taxis del Aeropuerto Simón Bolívar, la cancelación de los vuelos impacta directamente la economía ya que ellos ganan movilizando a los usuarios y si no los hay sus ingresos merman.

‘‘Esta mañana llegó un vuelo de Avianca a las 8:20 y estamos esperando otro que llega a las 11:00 a.m. esto disminuye el flujo de usuarios por lo que nos toca salir a la calle a buscar carreras para regresar a las 4:00 de la tarde cuando empiezan a llegar otros vuelos’’, comentó.

Zambrano asegura que generalmente realiza dos servicios antes del mediodía pero que en estos días solo ha prestado uno solo porque la afluencia de viajeros ha disminuido debido a la cancelación de los vuelos de Avianca.

A su turno Erwis Araque Blanco mostró su preocupación ya que los conductores sobreviven gracias al sustento diario del producido por las carreras. ‘‘Este paro nos ha afectado mucho porque la cancelación de los vuelos de Avianca disminuye el número de usuarios y por ende los ingresos se bajan. La mayoría de taxistas de acá realizamos mínimo dos servicios en la mañana pero usted puede mirar la cantidad de taxis estacionados porque no hay clientes’’, indicó.

Solicitó comprensión por parte de los propietarios de taxis a quienes se les debe entregar una tarifa completa de $75.000 para que entiendan las adversidades que deben sortear los conductores a raíz de la operación ‘tortuga’ en Avianca.

Es válido precisar que los vuelos cancelados ayer desde el aeropuerto El Dorado de Bogotá fueron: AV9764, AV9766, AV9768 y AV9792, mientras que el AV9362 no despegó del aeropuerto José María Córdova de Medellín hacia Santa Marta.

Varios viajeros les tocó irse por VivaColombia para la ciudad de Medellín.

 

COMUNICADO DE AVIANCA

Un comunicado dado a conocer por las directivas de Avianca menciona que ‘‘aunque las partes exploran diferentes alternativas económicas y normativas, las aspiraciones de Acdac resultan exageradas, distando de la realidad económica de la empresa y del país, pues solo el incremento del salario básico pretendido supone un aumento del 60%, sin incluir los diversos incentivos o pagos por Ebitda.

La organización sindical desconoce el incremento salarial del 11.75% otorgado por la aerolínea en abril pasado a los pilotos, y que resulta muy superior al incremento que cualquier otra empresa del país haya otorgado a sus empleados.

La inminente llegada de la hora cero para el cese de actividades, que en opinión de Avianca podría resultar contrario a las disposiciones legales por tratarse de un servicio público esencial y por no cumplir con las mayorías exigidas legamente para ello, esto es el voto favorable de al menos el 50% mas 1 de todos trabajadores de la Empresa (8.500)

El cese declarado por Acdac afecta a cerca de 22.000 pasajeros diarios en Colombia y pondrá en riesgo el bienestar de 22.000 empleados de Avianca en 26 países.

Durante la etapa de arreglo directo y en reuniones adicionales, adelantadas por iniciativa del Ministerio de Trabajo, Avianca presentó diversas propuestas en beneficios, temas operacionales, de seguridad e incrementos salariales, las cuales no fueron aceptadas por Acdac. Desafortunadamente, el sindicato aspira a un incremento en el salario global del 60%, ajeno a la realidad financiera de la empresa, la cual otorga los salarios más altos de la industria aérea en Colombia.

La aerolínea hace un llamado a Acdac para que actúe con mesura y responsabilidad, y no afecte a los clientes y a los trabajadores de la Avianca, en su afán de adelantar un cese de actividades, que reiteramos desconoce la condición del transporte aéreo como servicio público esencial, y las especiales mayorías que de manera democrática exige la ley en los procesos de votación de una huelga.

 

Pilotos del vuelo AV9714 cuando caminaban las instalaciones del aeropuerto Simón Bolívar no entregaron información sobre la protesta que afecta la aerolínea. /MONTINER ALVIS.

 

DESPEDIRÁN A PILOTOS

Por su parte, el presidente de la compañía aérea Avianca, Germán Efromovich, amenazó ayer con despedir a los pilotos que iniciaron el miércoles una huelga que afectó a 14.000 pasajeros en Colombia.

El accionista mayoritario de la empresa consideró ilegal el paro declarado por poco más de la mitad de los 1.388 pilotos de la línea aérea, en reclamo de mejores salarios y condiciones de trabajo.

“Declarada ilegal la huelga, Avianca va a despedir a quien no venga a trabajar. Quien no trabajó (…) no va a recibir un centavo. En Avianca solo recibe (sueldo) quien trabaja”, expresó enérgico Efromovich a radios locales. 

Avianca, la principal aerolínea de Colombia y una de las más antiguas del mundo, informó que en el primer día de huelga, 14.678 pasajeros no pudieron viajar y calculó pérdidas diarias por dos millones de dólares.

La compañía, que controla 60% del mercado interno del sector, activó un plan de contingencia para enfrentar la huelga, que incluye el reembolso del dinero a los viajeros que desistan de volar y la eliminación de penalidades para quienes cambien las fechas de sus vuelos.

El cese de actividades, que según la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) podría extenderse hasta 60 días, se inicio tras las fallidas negociaciones entre las directivas y el sindicato, con la mediación del gobierno. 

Efromovich estimó que dentro de poco la huelga será declarada ilegal por la justicia colombiana, debido a que interrumpe un servicio esencial.

De su lado, el capitán Jaime Hernández, presidente de la Acdac, justificó la medida de fuerza y dijo que los pilotos seguirán buscando un acuerdo con las directivas.

“Tenemos la certeza de que la huelga es legal (…), pero la situación es tan desesperante que el piloto no tuvo más opción que votar la huelga”, dijo a W radio. 

La Acdac exige, entre otros puntos, una homologación salarial con los pilotos extranjeros que trabajan con Avianca Holdings, mayor tiempo de descanso y la contratación de más tripulaciones.

“Estamos discriminados (salarialmente) en 50 o 60% con respecto a los pilotos del holding”, comentó Hernández.

La aerolínea considera desmedidas las aspiraciones de los pilotos en huelga, pues según Efromovich ponen en riesgo el futuro económico de Avianca.

 EL flujo de pasajeros en las instalaciones del aeropuerto Simón Bolívar ha mermado debido a la operación ‘tortuga’ en Avianca. /MONTINER ALVIS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *