Economía

Junta del Emisor prevé que la inflación terminará en 4%

El aumento del costo de vida que tanto preocupa a los colombianos, está cediendo paulatinamente y se acerca al rango de la meta prevista en enero de 2017

 

Ante la desaceleración de varios rubros en el costo de vida, el Banco de la República prevé que la inflación de este año puede terminar en 4%. En la presentación del informe mensual sobre inflación, el gerente general del Banco, Juan José Echavarría, señaló que “la inflación total al consumidor se ha incrementado en los últimos meses luego de un año de continuos descensos y de alcanzar su menor valor en julio (3,4%). Sin embargo, el aumento de la inflación ha sido menor que el esperado por el promedio del mercado y por el equipo técnico del Banco de la República”.

Indicó el Emisor que “la menor inflación frente a la proyectada se explica principalmente por un comportamiento favorable en el precio de los alimentos y a la rápida desaceleración en el índice de precios al consumidor (IPC) de transables sin alimentos ni regulados”.

Sostiene el banco central que “los indicadores de inflación básica han continuado descendiendo, sin embargo, su promedio (4,5%) aún se ubica por encima del rango meta. La convergencia de la inflación básica hacia la meta ha sido más lenta dada la indexación de precios, la persistencia de la inflación y el efecto transitorio del aumento de los impuestos indirectos de comienzos de año”.

Los pronósticos del equipo técnico del Banco indican que al finalizar el presente año la inflación se ubicará cerca del punto máximo del rango meta (4%) y que en marzo de 2018 descenderá para situarse en niveles cercanos a 3,4%.

Asimismo, “la desaceleración de la economía habría tocado fondo en la primera mitad de 2017 como lo evidencia el crecimiento del PIB del tercer trimestre (2,0% anual). El equipo técnico del Banco mantuvo el pronóstico de crecimiento del PIB para todo 2017 ubicándolo en un rango entre 1,3% y 1,9%. Para 2018 el equipo técnico incrementó su proyección desde 2,4% hasta 2,7%, contenido en un rango entre 1,5% y 3,5%”.

En este mismo sentido aunque las proyecciones sugieren una aceleración del crecimiento, principalmente en 2018, aún estaría por debajo de aquel del nivel potencial de la economía ampliándose los excesos de capacidad (brecha del producto).

el gerente general del Banco, Juan José Echavarría, señaló que “la inflación total al consumidor se ha incrementado en los últimos meses luego de un año de continuos descensos y de alcanzar su menor valor en julio (3,4%).

 

Al evaluar el anterior balance de riesgos, la Junta Directiva del Banco de la República (JDBR) en sus reuniones de agosto y octubre consideró conveniente reducir la tasa de interés de referencia para situarla en 5% en su última reunión.

Sostiene Echavarría que “la política monetaria en el futuro dependerá del dinamismo que exhiba la economía y de que tan rápido la inflación vaya convergiendo hacia la meta de largo plazo del 3%, teniendo en cuenta que aún persisten riesgos en el entorno internacional que limitan la capacidad contracíclica de la política monetaria”.

En el anterior informe de julio, el Banco de la República ya presentía que en los  meses siguientes el dato de inflación iría a mejorar la perspectiva hacia el final del año.

Señala el Emisor que “en julio de 2017, la inflación anual total al consumidor se situó en 3,4%, y el promedio de las cuatro medidas de inflación básica en 4,9%, cifras inferiores a las registradas un mes atrás. Dicho comportamiento se explica en gran parte por la rápida desaceleración del precio de los alimentos, luego del pico de julio del año pasado, cuando su variación anual llegó a 15,7%. De esta manera, la inflación se encuentra dentro del rango meta como resultado de la disolución de los fuertes choques transitorios de oferta que la desviaron de la meta. Sin embargo, la contribución de los precios de alimentos al descenso de la inflación podría revertirse durante el segundo semestre de este año. Esto ocurriría por un efecto estadístico, ya que la base de comparación de dichos precios es baja. Es de señalar que las expectativas de inflación para diciembre se ubican en 4.1%, y a doce meses en 3,6%”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *