Ciudad

Lavadores de carros de la 19 solicitan ser reubicados

JUAN BAUTISTA PARDO, vocero de los lavadores de vehículos.

 

Un vocero de los afectados expresa que ellos no se opondrán al desarrollo y progreso de Santa Marta y que solo esperan una reubicación que les permita seguir laborando para ganar el sustento diario.

 

Con el propósito de continuar ganando el sustento económico para sus familias, cerca de 20 personas que se dedicaban a lavar vehículos en la carrera 19 con calle 18 esquina solicitaron al alcalde de Santa Marta ser reubicados.

Según Juan Bautista Pardo Acosta, vocero de los lavadores, a raíz de los trabajos de construcción de los escenarios deportivos contiguos al Estadio Eduardo Santos, ellos quedaron prácticamente ‘con una mano adelante y otra atrás’ ya que no pueden ejercer sus actividades.

 

 ‘‘La preocupación que tenemos es que desde que se iniciaron los trabajos en los nuevos escenarios deportivos la Alcaldía nos ha ignorado y fuimos desalojados. Ningún funcionario se acercó a darnos una explicación y ahora estamos padeciendo porque las albercas ya fueron demolidas y rellenadas con escombros’’, comentó el vocero quien visitó las instalaciones de HOY DIARIO DEL MAGDALENA.

Recordó que desde el año 1977, es decir durante 39 años continuos, ellos venían desempeñando la actividad de lavado de vehículos en el predio ubicado en la carrera 19 con calle 18 esquina entre los estadios de fútbol y béisbol.

‘‘Nosotros somos 22 lavadores que hemos dejado de percibir un ingreso que nos permitía subsistir y ayudar a nuestras familias pero de forma indirecta también están afectadas aquellas personas que nos vendían los almuerzos y refrigerios cada día’’, indicó.

En un oficio enviado a la Alcaldía Distrital así como a las Secretarías de Planeación y Gobierno que aparece firmado por veinte personas, señalan textualmente ‘‘que durante el tiempo de desarrollo de nuestra actividad logramos organizarnos de tal manera al punto de cancelábamos la energía y agua que se utilizaba como insumo para el desarrollo de nuestra actividad diaria’’.

Más adelante precisan ‘‘que durante el tiempo antes descrito ningún gobierno local habría iniciado algún tipo de acción orientada a desalojarnos de este predio lo cual nos generó unos derechos constitucionales a la confianza legítima y en virtud a ello ejercimos nuestra actividad laboral y generamos nuestros ingresos por más de 39 años con los que hemos sostenido nuestros hogares’’.

Juan Bautista Pardo Acosta elevó un derecho de petición ante la Defensoría del Pueblo y Personería Distrital en donde solicita se garantice el goce de sus derechos fundamentales al trabajo, debido proceso y confianza legítima.

‘‘Nosotros pedimos una reubicación o una indemnización porque sabemos que a los vendedores ambulantes de la playa y a los pescadores de Bahía Concha se les dieron alternativas laborales’’, indicó.

Fue categórico al manifestar que ellos no se opondrán nunca al desarrollo y progreso de Santa Marta y mucho menos a los Juegos Bolivarianos ya que solo esperan les sean presentados los respectivos planes de reubicación a cada uno para garantizar la continuidad de sus actividades laborales con las cuales ganaban el sustento diario para aportar al bienestar de sus familias en concordancia con los derechos fundamentales al trabajo, debido proceso y confianza legítima amparada en la jurisprudencia de la Corte Constitucional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.