Deportes

Hinchas de Nacional no podrán entrar al Metropolitano

El Comité de Orden Público de Barranquilla determinó un dispositivo especial para garantizar la seguridad y sana convivencia de los ciudadanos para los partidos que Junior disputará en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez ante Once Caldas y Atlético Nacional.

Con respecto a las medidas discutidas previamente en la Comisión Local para la Seguridad, Comodidad y Convivencia del Fútbol Profesional, el secretario de Gobierno, Clemente Fajardo Chams, explicó que fueron tomadas con base en la evaluación de los compromisos anteriores y agregó que “esperamos que la hinchada continúe con ese buen comportamiento y sigamos siendo ejemplo a nivel nacional de la Capital de Vida que somos”.

El funcionario agregó que, al igual que en el juego contra el América de Cali, se tomó la decisión que para estos eventos no se permitirá el ingreso de las barras organizadas y filiales de los equipos visitantes Once Caldas y Atlético Nacional.

Por su parte, el gerente de Transmetro, Ricardo Restrepo, confirmó la prestación del servicio del Sistema de Transporte Masivo para los próximos partidos con una operación especial en las estaciones Joaquín Barrios Polo, Pedro Ramayá y Buenos Aires.

“Al finalizar los encuentros, los asistentes contarán con buses tipo articulado, adicionales a los programados, listos a la salida del estadio, de tal forma que los hinchas puedan evacuar rápidamente y no se presente ningún inconveniente”, dijo Restrepo.

Se determinó que el Puesto de Mando Unificado (PMU) se instalará una hora antes de la apertura de puertas del estadio para cada encuentro. Desde allí se atenderá a los asistentes que requieran servicios de las secretarías de Gobierno, Salud, Recreación y Deportes, Tránsito y Seguridad Vial, además de la Oficina de Gestión del Riesgo, Transmetro, Personería Distrital, Cruz Roja, Cuerpo Oficial de Bomberos, Club Junior y Defensoría del Pueblo.

Para el encuentro deportivo del domingo 30 de julio, que se llevará a cabo a las 4:00 de la tarde, habrá un pie de fuerza de 1400 agentes de Policía, así como de 320 personas, entre funcionarios y personal logístico, que estarán vigilantes para garantizar la tranquilidad de los espectadores.

La instalación del PMU se efectuará a partir de las 12:00 del día, en tanto que las puertas del escenario deportivo se abrirán al público a partir de la 1:00 de la tarde.

Para cada compromiso, la Oficina de Inspecciones y Comisarías asignará un equipo interdisciplinario de doce funcionarios, a quienes les corresponderán los controles en aplicación de la normatividad vigente en materia de protección a niños y adolescentes, así al consumidor. De igual forma, 50 voluntarios de la Cruz Roja, una máquina del Cuerpo de Bomberos y tres ambulancias estarán disponibles para brindar primeros auxilios y prevenir cualquier situación que pueda poner en riesgo a los espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.