Deporte

Así es Senegal: Los Leones de la Teranga

Senegal clasificó a su segundo mundial después de su buen debut en 2002 donde sorprendió al eliminar a Uruguay y Francia.

 

El Mundial de 2002 es la obra maestra indiscutible del fútbol senegalés. De entrada, porque la clasificación se consiguió a expensas de colosos de la talla de Marruecos, Egipto y Argelia y, sobre todo, porque en su debut en la gran cita planetaria, los hombres de Bruno Metsu alcanzaron con gran brillantez los cuartos de final. Rusia 2018 marcará su segunda participación mundialista.

Senegal nunca había logrado, hasta ahora, confirmar aquel destello de 2002. Desde 2008 alternaba la no clasificación para la Copa Africana de Naciones con la eliminación en la primera ronda. Sin embargo, el país siempre ha rebosado talento, y más en la actualidad, dado que la mayor parte de los internacionales destacan en las grandes ligas de Europa.

La competición preliminar de Brasil 2014, en la que los Leones de la Teranga llegaron a disputar la repesca continental con Costa de Marfil, resultó una buena base sobre que la cimentó la clasificación para Rusia 2018.

Nombrado justo después del fracaso de la CAN 2015, Aliou Cissé echó mano de su aura de excapitán de la generación de 2002 para ayudar a Senegal a recuperar la calidad del juego, la cohesión, los valores que le hicieron triunfar en el pasado y, claro está, su lugar en una Copa Mundial de la Fifa.

En su historial se destacan nombres como el delantero Henri Camara, que disputó 99 partidos y anotó 29 goles; uno de ellos fue el de oro que anotó contra Suecia y que otorgó el pase a los cuartos de final de Corea/Japón 2002, donde luego cayeron con Turquía.

De ese equipo aún se recuerdan jugadores como Jules Bocandé, Khalilou Fadiga, El Hadji Diouf, Henri Camara, Roger Mendy y Tony Sylva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *