Ciudad

ICBF inicia campaña para prevenir niños quemados con pólvora

Durante su visita La directora general del ICBF, Karen Abudinen; envió un mensaje a las familias para que eviten que los niños resulten lesionados por la manipulación de pólvora. /MONTINER ALVIS

 

Cientos de niños, niñas y adolescentes víctimas del uso, la fabricación, el almacenamiento, la venta y distribución de pólvora, artículos pirotécnicos, fuegos artificiales y globos.

 

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) Karen Abudinen, durante su visita al departamento de Magdalena envió un mensaje a las familias para que protejan y eviten que los niños, niñas y adolescentes resulten lesionados por la manipulación de pólvora en esta temporada de diciembre.

“El objetivo de esta campaña es que las personas se concienticen del peligro de la pólvora, los niños deben crecer en entornos seguros y protectores, los adultos debemos darle estas garantías; lanzamos esta campaña con el apoyo de la Policía, el Ministerio de Salud, entre otras entidades, cada uno trabajando en equipo desde sus funciones, protegiendo a los niños y concientizando a los mayores para no utilizar pólvora”, aseguró la Directora Karen Abudinen.

Añade la Directora del ICBF que “en cada uno de los Departamentos se están liderando campañas, apoyando todas las necesidades frente al tema de pólvora y los niños. Es de destacar que algunas de las sanciones que se atribuirán a los padres de niños que resultasen quemados con pólvora son procesos administrativos donde se revisa si se les están garantizando los derechos a los menores. Lo segundo es que se les da una amonestación, además de asistir a un curso de buenas prácticas de crianza”.

Esta jornada de sensibilización se suma al recorrido nacional que adelanta el ICBF en cabeza de su Directora General para concientizar a los adultos sobre los riesgos de exponer a los niños, niñas y adolescentes frente a la manipulación de pólvora. De la misma manera, la funcionaria hizo un llamado a fortalecer el trabajo preventivo y actuar de manera más eficaz ante la amenaza de vulneración de los derechos, a disminuir los factores de riesgo para que los niños, niñas y adolescentes no pongan en riesgo su vida y su salud por exposición o manipulación de la pólvora.

Si bien, en promedio en Colombia cerca de 9 niños al día son afectados con pólvora en la temporada navideña y según los reportes del Instituto Nacional de Salud entre el 1 de diciembre de 2016 y el 14 de enero de 2017, se presentaron 385 casos niños, niñas y adolescentes víctimas del uso, la fabricación, el almacenamiento, la venta y distribución de pólvora, artículos pirotécnicos, fuegos artificiales y globos.

Frente a cualquier caso donde resulte afectado un menor, de inmediato debe ser llevado al centro de salud más cercano, donde recibirá la atención prioritaria y necesaria para proteger su vida y su integridad”, concluyó Karen Abudinen.

 

En Santa Marta la jornada de sensibilización se suma al recorrido nacional que adelanta el ICBF en cabeza de su Directora. /MONTINER ALVIS

 

A NIVEL NACIONAL

El Ministerio de Salud lanzó, hace tres semanas, la campaña ‘Prende la fiesta sin pólvora’, para evitar la manipulación inapropiada, especialmente de los niños, de los juegos pirotécnicos.

En este empeño están comprometidos el Ministerio de Salud, los institutos Nacional de Salud, de Medicina Legal, de Bienestar Familiar, la Policía Nacional y la Defensoría del Pueblo.

Pero, además, en todo el país Alcaldes y Gobernadores han expedido una estricta reglamentación para fortalecer los controles de la producción, almacenamiento, transporte, comercialización y uso de pólvora.

Este tipo de medidas de control han sido efectivas en los dos últimos años, pues mientras en 2015 hubo 1383 casos de personas quemadas con pólvora, en 2016 la cifra bajó (28,34 %) a 991 registros.

A su turno, la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Karen Abudinen Abuchaibe, recordó que “durante la temporada navideña, cada día en el país nueve niños son afectados por el mal uso de la pólvora, y según reportes del Instituto Nacional de Salud (INS) entre el 1 de diciembre de 2016 y el 14 de enero de 2017, se presentaron 385 casos de niños, niñas y adolescentes por lesiones y manipulación de pólvora”.

La funcionaria inició un recorrido nacional por todas las regionales del ICBF para sensibilizar a los adultos responsables de los menores de edad, para que no permitan que niños, niñas y adolescentes manipulen estos artefactos peligrosos.

La funcionaria recordó que cuando un menor resulta afectado por la pólvora “de inmediato debe ser llevado al sistema de salud, donde recibirá la atención prioritaria y necesaria para proteger su vida y su integridad”, pero además “los Defensores de Familia verifican el estado del menor para realizar el procedimiento administrativo y velar por sus derechos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *