Regional

La cultura del juego de dominó

El municipio de El Retén, es el escenario para los juegos de azar, y las fichas de dominó empiezan a sonar.

 

A cualquier hora del día los jugadores de la partida, llegan a los tres puntos de encuentros más concurridos a disponer de la suerte para ganar.

 

En ‘Mi Kiosquito’ se escucha el vallenato de antaño, dicen que es uno de los puntos de encuentro donde juegan los habitantes los partidos de dominó, en el municipio de El Retén. Jóvenes, adultos y ancianos disfrutan de un buen trago o toman cerveza para hacer sus apuestas con este juego de azar.

A las 9 de la mañana, Dagoberto Orozco, llegó hasta ‘Mi Kiosquito’ a jugar dominó con su contrincante, sentado en una silla rimax de color verde, con los pies descalzos como acostumbra a hacerlo, usaba una camisa de cuadro y pantaloneta roja; mientras iniciaba la primera partida del juego. En el suelo tenía su sombrero y una bolsa verde donde tiene las boletas del chance.

En el estuche del dominó se veían $2 mil, los cuales estaba apostando. “La mayoría de las veces apostamos una cerveza o trago. Es un juego sano con el que nos entretenemos, algunos visitan la cantina donde nos encontramos, otros prefieren el ‘Billar Nevada’ o el ‘Estanco Donde Nora’, siendo los tres puntos de encuentro”, dijo Dagoberto Orozco, jugador de Dominó.

Acerca de esta partida de dominó, manifestó que consiste en un mano a mano, con un contrincante, además de señalar que no se juega con más de 4 personas. “Existen diversas formas de jugarlo, hay personas que lo hacen por partido, y en este caso lo hacemos por pintas. Por ejemplo, vamos a jugar 50, 30 pintas, y el primero que cumpla con lo acordado gana”, agregó Dagoberto Orozco.

Seguidamente comentó que “obtuve $10 mil, afortunadamente gané; sin embargo, hay momentos donde la suerte cambia y gana el que va perdiendo, ‘Se Voltea el Cutarro’. Durante los partidos hacemos una apuesta permanente, uno juega de 1.000 pesos todas las veces hasta donde llegue la platica”.

Dentro del juego del dominó hay diversas expresiones, como ‘Jugó un Cinco, sin Casco Parió la Mula y sin Pico la Cotorra’, ‘Está Cerrado’, ‘Cabeza de Tres’, ‘La Pelá’, ‘Está Ahorcado’, ‘Paso’, entre otros.

 

Dagoberto Orozco, jugador de dominó, enfrentando a su contrincante en medio de apuestas para obtener buenas ganancias, y así ganar.

 

A JUGAR

Desde hace aproximadamente 30 años, Dagoberto Orozco, juega dominó. Y puede decir a sus 67 años, como vendedor de ‘la bolita’, que justamente pasar tanto tiempo en el pueblo, sin más nada que hacer lo lleva a jugar, asegurando que eso lo da la vagancia.

“Es un juego sano donde hay que escoger a personas serias para jugar, debido a que, se encuentran uno con algunos tramposos. Con la experiencia nos damos cuenta quien es confiable; por tal razón a los que no, les sacamos el cuerpo, tomando como referencia, que la trampa trae discusiones y peleas”, afirmó el Jugador de Dominó de El Retén.

Continuó diciendo que “en la mesa donde yo juego, ellos no llegan; y yo tampoco llego a donde están ellos. Por lo general, en nuestro municipio siempre juegan las mismas personas, y lo hacen a cualquier hora del día. Hay días donde juego una sola vez y otros dos o tres veces”.

 

Mi Kioskito es una de las cantinas donde llegan los jugadores de dominó en sus espacios libres, a tomar traguitos o beber una cerveza bien fría.

 

NO ES DE FAMILIA

“En mi familia solo yo juego dominó, al resto no les gusta. Veo a jóvenes divirtiéndose con su práctica porque les llama la atención. En El Retén el dominó lo han adaptado para velorios, en miras de distraerse, e incluso en otros eventos”, aseguró Dagoberto Orozco.

 


Las cantinas son los sitios perfectos para realizar las apuestas de un partido de dominó.

 

EL JUEGO

El dominó es un juego para dos o más jugadores, en el que se emplean 28 fichas rectangulares y planas, que pueden ser de marfil, hueso, plástico o madera. Las cuales reciben el nombre de dominós.

Este juego tiene su origen en la China antigua y llegó a Europa hasta el siglo XVII. Las primeras fichas fabricadas en Europa eran de marfil y ébano. Su nombre responde al parecido de las fichas con su homónima túnica blanca de capucha negra, que se utilizaba como disfraz.

Antes de comenzar la partida se colocan las 28 fichas boca abajo y se mezclan debidamente. Cada jugador toma una ficha. El jugador que saca la más alta inicia la partida. Según la modalidad del juego reparten entre los jugadores las respectivas, siempre de una en una, y las colocan de pie y vuelta hacia ellos, de manera que sus oponentes no puedan verlas.

Luego de esto, el primer jugador coloca una ficha boca arriba sobre la mesa y el segundo debe poner a continuación una ficha que coincida con cualquiera de las dos puntuaciones que figuran en los extremos de la primera. El siguiente debe colocar una ficha que coincida con cualquiera de las dos puntuaciones situada en los extremos de la mesa.

Las fichas dobles, las que tienen el mismo número de puntos en los dos extremos, se colocan a caballo ‘en cruz’, en la hilera de fichas. En algunas variantes de este juego, la ficha doble abre nuevas vías para la colocación de otras. El jugador que no puede poner ficha en ninguno de los extremos pierde su turno, el cual pasa al siguiente jugador.

Hasta que uno de los jugadores consigue su última ficha o hasta que ninguno de los jugadores puede colocarla. En este último caso gana el que le quedan menos puntos en la mano, o en caso de empate a puntos, al que le queden menos fichas.

 


Fichas de dominó rectangulares y planas, que pueden ser de marfil, hueso, plástico o madera.

 

JUGADORES DESTACADOS

Álvaro Martínez, Jair Martínez, Pacho Altahona, Efraín Salcedo ‘La K’; Samuel Quevedo, Juancho Quevedo ‘Machulo’; José Truyol, Tomás Esalas ‘Pelo e Leche’; Dagoberto Ortiz, Dago Orozco ‘El Perro’; El Primoles, Leovigildo Castilla, Pedro Hernández, Eufemio Maldonado, El Papi Garzón, entre otros, son los jugadores más destacados de dominó en El Retén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *