Ciudad

Dos mil hectáreas de palma destruidas por pudrición del cogollo

En el Magdalena el cultivo de palma genera unos 18 mil empleos en y, la producción de la fruta aporta el 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

La enfermedad atacó 117.000 palmas. Aracataca es el municipio más afectado con 57.644 palmas, le sigue El Retén con 40.120 y Zona Bananera con 11.440 palmas. También hay presencia de la enfermedad en los municipios de Fundación y Pivijay.

 

Las alarmas están encendidas. El sector palmicultor del Magdalena podrían enfrentar en los siguientes meses la peor tragedia de los últimos años cuando más de 60 mil hectáreas están amenazas por la enfermedad conocida como la ´pudrición del cogollo´, que es como especie de un cáncer que afecta las plantaciones y las destruye dejando inhabilitada la tierra por mucho tiempo.

En estos momentos los productores de palma de aceite se encuentra en máxima alerta por el avance de la enfermedad que ha llegado a dos hectáreas lo que evidentemente pone en riesgo a toda la zona productora del Magdalena compuesta por unas 60 mil hectáreas de palma.

La industria palmera en el Departamento genera unos 18 mil empleos y la producción de la fruta aporta el 50% del Producto Interno Bruto (PIB) agrícola del Magdalena
La pudrición del cogollo, es el principal problema fitosanitario que enfrenta el sector palmero, por su alta incidencia y severidad observada en las zonas palmeras y en la mayoría de casos es responsable de los bajos rendimientos. Una intervención oportuna de la enfermedad por parte de los palmicultores, se convierte en la mejor estrategia de manejo, dijo el ICA

Según las verificaciones en campo realizadas por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Centro de Investigación en palma de aceite, (Cenipalma), las 2.000 hectáreas enfermas por la pudrición del cogollo están representadas en 117.000 palmas. Aracataca es el municipio más afectado con 57.644 palmas, le sigue El Retén con 40.120 palmas enfermas y Zona Bananera con 11.440 palmas. También hay presencia de la enfermedad en los municipios de Fundación y Pivijay.

El ICA aseguró que los resultados arrojados por las visitas y los reportes de la brigada fitosanitaria que realizaron funcionarios del Instituto y de Cenipalma a la zona afectada permitieron corroborar que la problemática de la pudrición del cogollo está atacando con rasgos de epidemia la zona del Magdalena lo que hace necesaria la intervención inmediata.

 

La pudrición del cogollo es el principal problema fitosanitario que enfrenta el sector palmero en el departamento del Magdalena en estos momentos.

 

LAS ACCIONES

Por ello, con el objetivo de trabajar de forma articulada para cooperar interinstitucional, técnica y administrativamente en la campaña de prevención, control y erradicación de la pudrición del cogollo en los cultivos de palma de aceite, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag); la Agencia de Desarrollo Rural (ADR); el ICA y Cenipalma firmaron dos convenios de cooperación institucional por la suma de $2.900 millones.

Además, las entidades antes mencionadas con el Ministerio de Agricultura, la Gobernación del Magdalena y la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma) firmaron un Memorando de Entendimiento dada la importancia de fortalecer acciones entre los sectores público y privado en favor del desarrollo rural, trabajar de forma articulada para promover el fortalecimiento del campo colombiano y cooperar interinstitucional, técnica y administrativamente en la campaña de prevención, control y erradicación de la pudrición del cogollo en los cultivos de palma de aceite en el Magdalena.

 


LAS 2.000 hectáreas enfermas por la pudrición del cogollo, están representadas en 117.000 palmas.

 

LOS CONVENIOS

Con el impulso del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para emprender la ruta de contención de la pudrición del cogollo fue firmado un primer convenio por la ADR y Corpamag, con el fin de aunar esfuerzos técnicos, administrativos y financieros para realizar estudios, diseños y obras de protección contra inundaciones, mejoramiento de drenajes superficiales y mitigación ambiental en el área de influencia de los distritos de adecuación de tierras de propiedad del estado en el departamento del magdalena, por más de $2.400 millones.

“Estamos liderando un Plan de Choque para enfrentar uno de los mayores problemas que tienen los cultivos de palma de aceite en el Magdalena y en el Cesar como lo es la enfermedad denominada pudrición del cogollo. A través de convenio con Corpamag estamos garantizando la suma de $2.300 millones para atender problemas que existen en los distritos de riego y drenaje, ya que el agua estancada puede generar mayor riesgo de expansión de la enfermedad”, sostuvo Géchem Sarmiento.

Por su parte, Carlos Francisco Diazgranados, expresó, “con este convenio se busca fundamentalmente trazar el punto de partida en una lucha que debemos librar para combatir pudrición del cogollo en la palma de aceite, esperamos que este sea el inicio de una ardua labor que llevará muchos y debe conducirnos a la erradicación total de la enfermedad. La palma en el Magdalena representan representa más de 54 mil hectáreas que contribuye de manera esencial con el crecimiento económico y social del Departamento”.

Un segundo convenio fue firmado por el ICA y Cenipalma, por la suma de $572 millones de pesos, con el fin de trabajar en equipo para la erradicación de las palmas afectadas por la enfermedad en predios de los municipios de Aracataca, El Reten y Zona Bananera. Para su ejecución, el ICA aporta la suma de $400 millones y Cenipalma $172 millones.

Este convenio tiene dos fases, la primera que inicia con la firma del convenio para la erradicación de las palmas afectadas por la pudrición del cogollo y para el año 2018 se hará la segunda fase en la cual el Ministerio de Agricultura, la Agencia de Desarrollo Rural, ADR, Fedepalma y el ICA, harán alianza en una estrategia orientada a mitigar y prevenir la enfermedad en el departamento del Magdalena.

Para la segunda fase se tiene previsto trabajar en compactación y preparación de suelos, renovación en las calles, siembra de plántulas de viveros registrados ante el ICA lo que garantizará un buen desarrollo y resistencia a las enfermedades.

 

Entidades del orden nacional y departamental firmaron un Memorando de Entendimiento para la prevención, control y erradicación de la pudrición del cogollo en el Magdalena.

 

LA PUDRICIÓN DEL COGOLLO

Por último, cabe mencionar que la pudrición del cogollo viene manifestándose de manera especial en el Magdalena desde el año 2013, acentuándose la aparición de nuevos casos en 2016 y 2017; esta enfermedad se presenta en el Departamento por una combinación de factores climáticos y de suelos húmedos y mal drenados con mucha agua superficial.

La pudrición del cogollo es compleja por cuanto se adapta a diferentes zonas, por ello se debe trabajar por los buenos sistemas de riegos y drenajes a partir de allí los programas de detección oportuna y los censos fitosanitarios permanentes para cuando haya palmas detectadas con la enfermedad sean tratadas y erradicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *