Ciudad

Hoy se celebra el Día de las Velitas, dígale no a la pólvora

En el distrito de Santa Marta se dispuso fortalecer las estrategias de prevención, control y vigilancia a la pólvora y los estragos que vienen tras su manipulación, son las tareas pendientes de las autoridades ante un panorama desalentador de un problema de comercialización ilegal, cultural y de seguridad ciudadana.

 

Acabar con la costumbre de que la gente use pólvora en sus celebraciones parece imposible. Sin embargo las autoridades de Santa Marta y el Magdalena le formularon un angustioso llamado a los padres de familias para que con el inicio hoy 78 de diciembre de las fiestas decembrinas, se elimine toda posibilidad de permitir que los niños usen pólvora.

El propósito es lograr una Navidad con cero quemados con pólvora, y para ello se han dispuesto de todas las estrategias posibles para educar a los adultos de no comprar pólvora y mucho menos permitir que los menores de edad la usen en estas celebraciones de fin de año.

De acuerdo con la Policía Metropolitana, se estarán desarrollando intensos operativos en los distintos sectores populares de la ciudad para impedir la venta y comercialización de pólvora

´Es necesario crear conciencia del peligro que la pólvora representa´ dijo el coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Señaló que aunque la pólvora no es ilegal, sí es necesario entender que su manipulación debe estar en manos expertas. “La pólvora no es predecible y es muy inestable. Quien la tiene y la usa sin estar capacitado es irresponsable porque no solo se pone en peligro, sino que lo hace con las demás personas a su alrededor”, dijo el oficial

 

“Las autoridades están comprometidos con los samarios para tener una gran Navidad en el Distrito”, dijo la alcaldesa encargada Jimena Abril.

 

Por su parte el secretario de Salud del Magdalena, Manuel Navarro dijo que ´ningún artefacto que contenga pólvora es inofensivo. Por ejemplo, las varitas de chispitas que le dan a los niños pueden concentrar hasta 200 grados de temperatura, lo que resulta terrible si hay contacto con un tejido blando como un dedo o un ojo”.

Por ello recordó que es importante que la gente no compre pólvora y mantenga alejados a los niños de cualquier tipo de artefacto.

´Preocuparnos por la pólvora es preocuparnos por la salud. Si nos preocupa tener salud, esa es la razón para evitar el uso de explosivos. Perder un miembro, un ojo, la movilidad de la mano, son algunas de las consecuencias, las lesiones con pólvora son severas”, puntualizó el doctor Navarro

De igual manera en el Distrito de Santa Marta se dispuso fortalecer las estrategias de prevención, control y vigilancia a la pólvora y los estragos que vienen tras su manipulación, son las tareas pendientes de las autoridades ante un panorama desalentador de un problema de comercialización ilegal, cultural y de seguridad ciudadana. El llamado a la pólvora es a no bajar la guardia.

 

‘Es necesario crear conciencia del peligro que la pólvora representa’ dijo el coronel Gustavo Berdugo Garavito, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

 

La Policía dijo que aun cuando en esta región la cifra de lesionados baja, el solo hecho que se presente un caso es muy preocupante.

Entre las causas se encuentran, especialmente, la falta de control por parte de los padres, la manipulación indebida, la curiosidad de los niños, el consumo de alcohol, la falta de amonestaciones más severas y la falta de compromiso y cultura ciudadana.

Para el sociólogo de la Universidad Nacional Fabián Sanabria, el problema radica en otro flagelo que afecta a la sociedad: el machismo asociado a la idea de “ser verraco”, “el que todo lo puede”.

“A pesar de que hay espectáculos de pólvora que de manera muy responsable organizan las alcaldías, no se contentan con eso y quieren sentirse como los ‘verraquitos’, como los ‘machitos’ del paseo. Hay una tendencia, una propensión ligada al machismo. Tiene que ver con el demostrar ser hombre, con el mostrar que esto lo puedo hacer y no necesito que los demás lo hagan”, explicó Sanabria.

Agregó que una evidencia de que el uso de la pólvora está vinculado estrechamente con la cuestión de género es que la mayoría de las víctimas son niños, así como que “uno jamás verá a una mamá entregándole pólvora a su hijo”.

Sin embargo, para Sanabria el problema de los quemados con pólvora no solo está ligado al machismo, también lo relaciona con el nivel de desarrollo de los países: “El uso de la pólvora en las festividades es un síndrome de país pobre. Eso no solamente es una cuestión de Colombia, lo encontramos en países sudafricanos subdesarrollados, en donde por más que se les prohíba la pólvora, la siguen usando”.

 

En la festividades decembrinas se acostumbra a emplear las llamadas chispitas, ello es un peligro para niños y adultos

 

“Pienso que es un espectáculo subdesarrollado, es la manera como se alegran los pobres, es un fenómeno tercermundista”, calificó.

“Son las regiones en donde está la verraquera, el arribismo social, que lo puedo hacer por mí mismo, el ‘coroné’. Eso es típico de Antioquia y Valle. Es curioso que en la Costa han bajado los índices de quemados, aunque no sé si ha bajado el machismo”, puntualizó.

Por su parte, el secretario de Salud del Magdalena Manuel Navarro señaló que como parte del arraigo cultural del país está vincular las celebraciones navideñas al consumo desmesurado de alcohol, al uso de la pólvora por parte de personas que no son expertas y, aún, entregarla a los menores de edad.

Un funcionario del Ministerio de Salud comentó que es cierto que el aspecto cultural es un factor que influye en el uso de la pólvora, como ocurre en Antioquia y Valle, pero que en otras regiones, como el Eje Cafetero, no es así, sino que allí existen otras variables para que haya quemados, como los accidentes y el uso imprudente de estos elementos pirotécnicos.

A todo ello se agrega el marco legal, pues mediante la Ley 670 del 30 de julio de 2001 se les dio autonomía a los alcaldes para que determinen si restringen o no el uso y comercialización de la pólvora en sus municipios.

 

Las autoridades se encuentran adelantando operativos especiales para controlar y erradicar la venta y comercialización de pólvora.

 

¿QUÉ PASA CON LAS CAMPAÑAS?

Para el sociólogo Fabián Sanabria, la principal debilidad de las campañas adelantadas por el gobierno para erradicar el uso de la pólvora es que no atacan a la raíz del problema: eliminar de la cultura colombiana el concepto de “el verraco que todo lo puede”. “Un excelente eslogan sería: ‘Por más verraquito que usted sea: no juegue con fuego’, acompañado de la imagen de un hombre que represente al típico macho”, dijo.

Para un experto, el problema no es de las campañas, sino de la venta ilegal de pólvora, la cual es la principal fuente de quemados en el país y que es posible por la falta de una prohibición nacional al uso de elementos pirotécnicos: “Hasta que no exista una ley que prohíba en todo el territorio nacional la venta de pólvora, será muy difícil que las cifras bajen, dado que las ventas ilegales provienen de los municipios donde no existe restricción a la venta de estos artefactos. Hago un llamado al Congreso de la República para que viabilice este proyecto, que durante varios años se ha presentado, pero que nunca ha podido lograr aprobación”.

Los funcionarios coinciden en que para alcanzar el éxito en las campañas nacionales y locales es vital el compromiso ciudadano para lograr el cambio en el comportamiento. “Es necesario que las campañas sean entendidas, asimiladas y adoptadas como parte de su comportamiento”, indicó el funcionario del Ministerio de Salud.

 

VIGILACIA POLICIVA

El denominado Plan de Seguridad y Convivencia ciudadana lanzado en Santa Marta, contempla operativos de seguridad en los que tomarán parte tanto la fuerza pública como todos los componentes de las fuerzas armadas, además de dependencias como Tránsito, secretarías de Salud y Gobierno.

Dicho plan operativo contará con unos 200 efectivos de la Policía Nacional, en conjunto con las Fuerzas Militares y se realizará en todo el territorio para controlar la seguridad y la manipulación de pólvora. En el tema de salud, se reforzará el control del consumo de alimentos y licores para evitar intoxicaciones.

La Secretaria de Gobierno del Distrito, indicó que con este plan se busca reforzar con miembros de la fuerza pública todos los sitios donde confluyan personas.

“Nos hemos unidos para brindar unas fiestas seguras. Les hacemos un llamado a todas las personas para que sean tolerantes y que disfruten en familia. Además, les decimos a los padres de familia que son los primeros obligados en cuidar a sus hijos para evitar accidentes por manipulación de pólvora”, afirmó por su parte la alcaldesa encargada Jimena Abril
Enfatizó además que “con este esfuerzo de nuestras autoridades y el de todos los samarios, tendremos un mes de diciembre tranquilo y con mucha alegría”.

El coronel Gustavo Garavito Berdugo comandante de la Policía Metropolitana, indicó, por su parte, que “con este plan se incrementará la seguridad en movilidad, y se aumentará la persecución del delito como hurto y extorsión. Vamos a tener efectivos de la Policía en todo el municipio para garantizar la seguridad en estas fiestas”.

La Alcaldía participa en este plan con acciones que realizarán de Salud Distrital y la Secretaría de Movilidad para prevenir inconvenientes en la movilidad y para controlar el consumo de alimentos en mal estado y el exceso de alcohol.

“Las autoridades están comprometidos con los samarios para tener una gran Navidad en el Distrito”, finalizó diciendo la alcaldesa encargada Jimena Abril.

 

RECOMENDACIONES:

– Evite que sus hijos manipulen pólvora.

– Evite manipular pólvora en estado de alicoramiento.

– Sea responsable en el consumo de bebidas embriagantes.

– Procure comprar licor en lugares reconocidos y revise los sellos de seguridad.

– No conduzca en estado de embriaguez.

– Si va a retirar las primas navideñas, pida a la Policía su acompañamiento.

– Verifique las fechas de vencimientos de los alimentos que va a consumir durante estas fiestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *