Portadas

Más de $97 mil millones en escenarios culturales, en el país.

El aumento del 28% de eventos musicales en el período comprendido entre 2012 y 2016 es un buen reflejo del impacto positivo que ha tenido la implementación de la Ley 1493 de 2011 en el país.

Con la Ley de Espectáculos Públicos se ha fomentado la realización de grandes espectáculos en el país, se ha recaudado más de $97 mil millones por concepto de contribución parafiscal cultural, con los que se han mejorado 124 escenarios.

Las buenas noticias de las visitas a nuestro país de artistas como Bruno Mars y Radiohead han sido posibles gracias a la Ley de Espectáculos Públicos y sus medidas de estímulo al sector de las artes escénicas, mediante las cuales los teatros y demás escenarios de circulación de estas expresiones artísticas, han recibido recursos con los que antes no contaban. 

El país necesitaba una ley que convirtiera a Colombia en un destino atractivo para los grandes y exigentes espectáculos internacionales, que facilitara y formalizara la realización de estos eventos en el país y que a su vez generara recursos para mejorar los escenarios. Esto lo ha hecho posible la Ley de Espectáculo Públicos de las Artes Escénicas —LEP— (Ley 1493 de 2011).

Hace siete años era impensable tener a grandes artistas internacionales en nuestro país, hoy en día se realizan conciertos de talla mundial con artistas como The Rolling  Stones, Lady Gaga, Madonna, U2, el Circo del Sol. “Esta posibilidad es una herencia que le quedará a los jóvenes colombianos, y que no dependerá del gobierno de turno para que esto sea una realidad”, asegura la Ministra de Cultura,  Mariana Garcés Córdoba.

 

UN SECTOR  QUE SE  FORMALIZA

A través de la LEP, MinCultura, con el apoyo de la Dian y en articulación con otras entidades competentes como la Superintendencia de industria y Comercio, busca la formalización de este sector en todo el país, el impulso a la industria a través de los incentivos tributarios y la generación de recursos para el mejoramiento de la infraestructura de los escenarios para la presentación de artes escénicas en vivo: música, magia, circo sin animales, danza y teatro.

Esta norma permitió que se derogaran tributos como el impuesto a espectáculos con destino al deporte (gravamen nacional); el impuesto a juegos de azar y espectáculos (municipal/distrital) y el impuesto unificado de fondo de pobres (municipal/distrital). De esta manera, se redujo hasta en un 30% la carga tributaria que recaía sobre la boletería de espectáculos públicos de las artes escénicas. Al respecto, cabe destacar que según un estudio de medición de resultados de la implementación de la Ley de Espectáculos Públicos, realizado en 2014 por la empresa Econometría S.A, para el periodo 2012-2014 el beneficio fiscal de la derogatoria de impuestos para los productores ascendió a $96,9 mil millones.

Así mismo, se excluyó del pago de IVA a los servicios artísticos (aquellos en los que prima la creatividad y el arte) prestados para la realización del espectáculo, y se disminuyó del 33% al 8% la retención en la fuente para extranjeros no residentes que presten sus servicios artísticos en espectáculos públicos realizados en Colombia. Con estas medidas se han visto beneficiadas las organizaciones culturales especialmente las medianas y pequeñas, que han visto reducida a prácticamente cero la carga tributaria específica que antes gravaba la boletería para su actividad.

La ley de espectáculos públicos también otorgó un incentivo fiscal, consistente en una deducción del 100% en la retención en la fuente a título de impuesto sobre la renta, por las inversiones que se realicen en infraestructura de las artes escénicas, con el ánimo de favorecer y estimular la inversión privada en este tipo de escenarios, previa calificación del proyecto por el Ministerio de Cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.