Sociales

Las mujeres movieron sus polleras por la vida

Con gran éxito se llevó a cabo la tradicional ‘Fiesta de Polleras’ que la Fundación Corazón Rosa realiza  en el Club Santa Marta, como una actividad social que busca apoyar a niños y mujeres que luchan contra el cáncer. / MONTINER ALVIS

 

Este evento se realizó en el Club Santa Marta con el propósito de ayudar a los niños y mujeres que luchan contra el cáncer y reciben atención de la Fundación Corazón Rosa.

Gran acogida por parte de muchas damas samarias tuvo la tradicional ‘Fiesta de Polleras’  que la Fundación Corazón Rosa organizó con el propósito de recaudar fondos para ayudar a niños y mujeres que padecen cáncer en el Magdalena.

A partir de las 6:00 de la tarde, el Club Santa Marta se llenó de alegría y coloridas polleras; una actividad que se llevó a cabo en la noche del miércoles 7 de febrero en vísperas de Carnaval.

Esta es la quinta versión de la ‘Fiesta de Polleras’ que tuvo para sus asistentes fabulosas sorpresas, premios y shows musicales; una iniciativa social recreativa, que la diseñadora Johanna Mancuso, directora de la Fundación Corazón Rosa, creó como antesala a las celebraciones carnestoléndicas.

La gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes de Zúñiga, estuvo presente en la ‘Fiesta de Polleras’ demostrando su apoyo a esta hermosa labor social. La acompañada la magistrada María Victoria Quiñónez, entre otras asistentes.

 

Con el lema ¡A Mover las Polleras por la Vida!, esta entidad sin ánimo de lucro  buscó que las samarias se integraran a esta convocatoria y que con una donación de 60 mil pesos, contribuyeran al mejoramiento de la calidad de vida de niños, niñas y mujeres diagnosticadas con cáncer, buscando que tengan una mejor calidad de vida durante sus tratamientos.

“Seguimos invitando a todos los magdalenenses a que sean nuestros aliados de vida, así como muchas empresas lo han hecho, también queremos que muchas más se pongan el corazón rosa y poder ayudar a estos niños diagnosticados con cáncer. La gente que asistió estuvo muy contenta, nosotros como voluntariado también felices por toda su colaboración en esta causa tan bonita”, expresó Johanna Mancuso.

Johanna Mancuso,  anfitriona de la ‘Fiesta de Polleras’, junto a Rosalba de Dávila, Sharon Pinzón, Sarita Caballero, Raquel Navarro y Karina Álvarez.

 

Tratando de minimizar los efectos del cáncer en las personas que lo padecen, la Fundación Corazón Rosa trabaja durante todo el año para apoyarlos; y por tal motivo, realiza este tipo de eventos en donde se involucra a la comunidad y se deja al descubierto la solidaridad de los samarios.

Al son de los tambores, los asistentes a la Fiesta de Polleras, bailaron y disfrutaron en compañía del Voluntariado de la Fundación Corazón Rosa, apoyando así esta hermosa causa social que tradicionalmente se realiza en Santa Marta y que dejó como ‘Reina de Polleras’  2018 a Johana Bernier, quien recibió este título de parte de su antecesora María Chira Pinto.

Irina, Ana María y Betsy Pizarro, recibieron el galardón que la Fundación Corazón Rosa entregó a la Clínica Mar Caribe.

 

En la fiesta estuvieron presentes niños diagnosticados con cáncer, a los que se les hizo entrega del premio ‘Campeón a la vida’, galardón merecido gracias a su lucha y resistencia en todo el proceso de tratamiento de esta enfermedad, teniendo la oportunidad de compartir con el público asistente a la fiesta.

De igual forma, algunas funcionarias de la Clínica Mar Caribe, fueron galardonadas, entre ellas Irina Pizarro, Ana María Pizarro y Betsy Pizarro.

Lleno de sorpresas y premios estuvo este evento en beneficio de la Fundación Corazón Rosa.

 

El premio de la Mejor Pollera de la noche se lo ganó María Lourdes Granados, llevándose todos los aplausos del público por su diseño tan creativo, colorido y exclusivo de pollera.

La Fundación Corazón Rosa, espera seguir colaborando con el mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas y mujeres diagnosticadas con cáncer teniendo preparado para este 2018, una serie de proyectos para lograrlo.

Muy felices estuvieron los más pequeños, que también hicieron parte de esta actividad que busca apoyar a los niños y niñas diagnosticados con cáncer.

 

Con la meta cumplida con este evento, Corazón Rosa seguirá su labor,  proporcionando actividades lúdicas en salas de quimioterapias, brindando acompañamiento en casa, apoyo psicológico a los pacientes, y ayudando a costear los gastos en transporte para la realización de tratamientos.

De la misma manera, continuará con talleres de manualidades y trabajando en el programa ‘Siempre Bellas’,  que tiene como propósito entregar pelucas a mujeres diagnosticadas con cáncer que han perdido su cabello debido a las quimioterapias.

Asistencia masiva tuvo la ‘Fiesta de Polleras’ realizada en el Club Santa Marta y que en este 2018 llegó a su quinta versión.

 

Aquellas personas interesadas en colaborar con esta causa social o hacer parte del grupo de voluntarios de la Fundación Corazón Rosa, pueden comunicarse al número 315 774 69 67 o acercarse a la Calle 22 No 11 – 38 en Santa Marta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.