Política

“El paro armado no es la forma, El Gobierno con miedo no funciona”

En entrevista con el Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, hace un llamado al ELN a no seguir cometiendo actos de confinamiento, reclutamiento y desplazamiento en el Chocó y advirtió que el anuncio del paro armado no es la forma para lograr que se reinicien las negociaciones de paz en Quito.

Negret hace un balance de su visita al 80 % del Rio Atrato y llamó la atención para que no se dé un ‘nuevo Bojayá’ ante los enfrentamientos entre el Clan del Golfo y de ELN. Además, reveló que ya van 213 líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados.

El defensor pide que no se estigmaticen a los candidatos de las FARC, ni del Centro Democrático y llamó al Gobierno Nacional a no dejar solo, en materia presupuestal a Norte de Santander, para atender a los ciudadanos venezolanos que están llegando masivamente al país.

El ELN anuncia un paro armado, ¿cuál es su reacción?
Yo acabo de venir del Chocó y el llamamiento que le hago al ELN es que con el paro armado no soluciona nada porque el Estado tiene como responder. En este momento, lo que encontré en Chocó, de la mano del Comandante ‘Uriel’ es reclutamiento, confinamiento y desplazamiento. Entonces, yo no sé el paro armado para qué es. ¿Para que las gentes no transiten en lo que he llamado las 4G del Chocó: el río Baudó, el San Juan, el Atrato y sus afluentes? No se qué pretenden. Si lo que pretenden es que se reinicien las conversaciones en Quito, esta no es la forma porque con miedo el Gobierno no funciona y la sociedad tampoco.

¿Cuál sería su llamado al comandante ‘Uriel?
A Uriel y a todos los comandantes del ELN: no recluten más niños y que no desplacen a las comunidades indígenas y afrodescendientes. No tiene sentido que en el Siglo XXI sigan cometiendo esos crímenes de lesa humanidad.

A parte de Chocó, ¿cuáles serían las principales zonas afectadas con este paro armado?
Norte de Santander, Cauca, Nariño, Arauca, Vichada, Antioquia y Chocó.

Cuando se acabó el pacto del cese el fuego, vino la ola de atentados en Barranquilla y luego este anuncio. ¿Le queda voluntad de paz al ELN?
Yo no creo que con esas actitudes vayan a tener paz y creo que la sociedad colombiana no tiene por qué esperar un nuevo gobierno, no tenemos por qué esperar seis meses más para que el ELN decida dar pasos tendientes a concretar un proceso de paz con el Estado.

NO QUEREMOS UN NUEVO BOJAYÁ

Usted estuvo en Chocó y se navegó todo el río Atrato, ¿qué encontró?
Navegamos el 80% del rio Atrato entre Quibdó y Unguía y encontré lo de siempre: falta mayor presencia del Gobierno en temas de educación, salud y en vivienda digna. El Chocó está revictimizado porque además de estas falencias que las han tenido siempre, el choque entre el ELN y el Clan del Golfo tienen a las comunidades indígenas y afrodescendientes en una sin salida. Yo hago un llamamiento a este par de grupos para que ni se les vaya a ocurrir combatir entre ellos dentro de algún resguardo o Consejo Comunitario, sino vamos a tener una catástrofe como la que tuvimos en Bojayá. Yo advierto que no queremos que haya ‘un Bojayá’ por la pelea por las rutas del narcotráfico en que están en este momento luchando el ELN y el Clan del Golfo.

En visitas anteriores al Chocó, la Defensoría hizo un llamado para incrementar la seguridad en los ríos del departamento. ¿Encontró una situación mejor?
Hay presencia de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, pero requerimos una presencia mucho más fuerte y efectiva, combatiendo al ELN y al Clan del Golfo y que no se retiren de las bocas de los ríos afluentes. La vez pasada estuvimos en el litoral del San Juan, al sur, ahora lo que hicimos fue el río Atrato y en unas semanas vamos a estar en otros ríos del Chocó como el Truandó, Salaquí y el Jiguamiandó. Pero además del Ejército, necesitamos mayor inversión. Necesitamos el Ministerio de Minas porque allá se requiere mucho trabajo en lo que tiene que ver con las plantas, porque hay varios municipios que no están interconectados. Necesitamos al Ministerio de Salud para el mejoramiento de Hospitales. Mi llamado es para que los servidores públicos vayan y duerman al Chocó y palpen realmente la necesidad, que duerman en las mismas condiciones que los chocoanos.

Usted dijo que al Chocó no ha llegado la Paz, ¿cuáles son las cifras que maneja?
En el 2017 hubo 19 eventos de desplazamiento masivo con 1617 familias afectadas y 5600 personas. Los municipios más afectados fueron Riosucio, el Litoral del San Juan y el Alto Baudó. Sobre confinamiento, en 2017 hubo 12 eventos, afectaciones a 12.300 personas y en 2018 contamos con siete confinamientos en el Baudó.

¿Cuáles son las recientes alertas tempranas de la Defensoría sobre el Chocó?
Hicimos tres durante el recorrido. Una para el municipio de Bojayá y Medio Atrato. ¿Usted puede creer que Bojayá está desde el 29 de diciembre sin luz? Y como no hay luz, las bombas no funcionan. Están sin luz y sin agua. A la gente se le olvida que esa fue una comunidad afectada por esa acción violenta de las FARC y eso no puede ocurrir.
Hicimos otra alerta, la 012, para los habitantes del municipio de Río Quito. Y la 019 para las cuencas de los ríos Truandó, Domingodó y el Jiguamiandó. En la medida que íbamos subiendo, íbamos monitoreando.

VAN 2013 LÍDERES SOCIALES ASESINADOS

Fue asesinado Don Temístocles Machado, un líder social de Buenaventura, ¿cuál es la cifra actualizada?
La cifra actualizada es de 213 líderes sociales asesinados desde el primero de enero del 2016, que es la que manejamos nosotros. Hace un año íbamos en 156, hoy ya vamos en 213. Con el Gobierno nunca nos vamos a poner de acuerdo con las cifras, porque para ellos son menos y nuestra definición de líder social es más amplia. Pero más allá de eso, no puede volverse el asesinato de los líderes sociales un tema de cifras. Nosotros como Estado, desde la Defensoría, el Ministerio del Interior, el señor vicepresidente, tenemos que trabajar en una campaña muy fuerte de no estigmatización: que a los líderes sociales y defensores de derechos humanos no los asesinen por desarrollar esas labores. Son 213 personas que no debieron haber muerto, y menos una persona como Temístocles Machado que era líder natural y sea el momento de rendirle un homenaje.

La situación de los líderes sociales fue de los temas más debatidos en 2017 y aún así no cesan los asesinatos. Se instaló la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, ¿cómo servirá en la práctica?
En la práctica está funcionando. Hemos tenido tres o cuatro reuniones. La primera de ellas en febrero del año pasado en Popayán, pues el Cauca es el departamento dónde más líderes sociales y defensores de derechos humanos han caído. Y nos hemos reunido en la Casa de Nariño. Pero también ha venido trabajando una Subcomisión de Garantías de Seguridad en las zonas, visitando las comunidades. Lo importante es que los servidores públicos del Estado tenemos que estar en las zonas, la sola presencia nuestra protege a los líderes sociales. En la Comisión se llevan los casos. La Fiscalía ha venido trabajando muy fuerte y ha esclarecido un porcentaje importante.

Este asunto de los líderes, más las amenazas y asesinatos de los desmovilizados y reinsertados de las FARC, seguramente será tema de la campaña política. ¿Desde la Defensoría que se podría advertir a los candidatos?
La semana entrante le presentaremos al país la alerta temprana electoral, pero le anticipo que las mayores quejas que ha recibido la Defensoría del Pueblo es la estigmatización contra los miembros de las FARC y de los miembros del Centro Democrático. Lo que le pido a la sociedad colombiana es que no estigmaticemos a nadie por ningún color y menos a los de las FARC y a los del Centro Democrático porque no tiene sentido. Estamos en proceso de reconciliación, se hizo un proceso de paz y tenemos que trabajar en este proceso de reincorporación…, que no es fácil. A la implementación de la paz debemos tenerle paciencia porque no es de un día para otro.

HAY QUE DARLES LA MANO A LOS CIUDADANOS DE VENEZUELA

El alcalde de Cúcuta solicitó la declaratoria de la emergencia social por la llegada masiva de venezolanos a la ciudad…es una crisis humanitaria…
Si usted mira los informes de prensa de hace 14 meses nosotros le dijimos al Gobierno que el tema de los venezolanos iba a estar entre las 500.000 y 700.000 personas y esa es la cifra que hoy se maneja. El Estado no tiene como mantener 700.000 ciudadanos venezolanos, pero tenemos que darles salud, educación y una vivienda digna. La situación era tan grave que yo, en Ginebra el año pasado, me reuní con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y le hablé solamente de FARC, líderes sociales y Venezuela. Me preguntó por qué y le dije que iba a venir una oleada como la que Europa tiene con los ciudadanos sirios y no tenemos la capacidad económica para ello. No tenemos todos los empleos, ni los cupos, ni en salud, ni en vivienda, ni en educación. Le sugerí que nos ayudara con la Unión Europea para recursos y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo que iba a mirar cómo hacía para ayuda humanitaria para esto. Si llegan esos recursos, vamos a tener como atenderlos.

Hay gente durmiendo en las calles, ¿cuáles son los temas más urgentes?
El parque más emblemático, el Parque Santander, está ocupado por los ciudadanos de Venezuela porque no tienen a donde irse. Hay gente que les llevan almuerzo o comida porque entre colombianos y venezolanos no hay fronteras. Por ahora, el Gobierno ha tomado una nueva medida, aumentar los plazos del Permiso Especial de Permanencia, pero únicamente para los que tienen pasaporte. Yo le pedí a la Canciller y al director de Migración que ese sea un permiso para las personas que no pueden entrar con pasaporte, porque un pasaporte vale una fortuna en esas regiones. Y debemos buscar dónde ubicar estas personas, mientras se da una solución de fondo. Pero ya se nos vino el tema Venezuela y hay que darles la mano a los ciudadanos de Venezuela.

¿La situación amerita la declaratoria de emergencia?
Creo que si el alcalde de Cúcuta lo hace es porque necesita poder tener movilidad en el tema del presupuesto y darle una debida atención. Pero no podemos dejarle toda la carga presupuestal a Cúcuta o a Los Patios ni a Norte de Santander. El Gobierno tendrá que llegar con su oferta institucional.

El tiempo le dio la razón con su alerta sobre la frontera, ¿qué pronóstico hace ahora de la situación que se viene, además, nuevas elecciones en Venezuela?
Lo que más tranquilo me tiene es que tenemos un trabajo coordinado con la señora Canciller, con el director de Migración y vamos a poder tener un plan para esa época que nos permita atender a los que ya están. Si gana el presidente Maduro, tenemos que estar pendientes para atender a los colombianos que retornan y a los venezolanos que quieren hacer patria en este país. Bogotá Colprensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *