Política

Las protestas contra las campañas son válidas, pero sin violencia

Ante el anuncio de que el partido Fuerza Alternativa del Común (FARC) suspenderá temporalmente su campaña política en sitios públicos por “falta de garantías”, esto luego de que su candidato presidencial Rodrigo Londoño y de que el aspirante al Senado Iván Márquez fueran agredidos en diferentes escenarios del país, las reacciones de los distintos frentes políticos no se han hecho esperar, en especial, porque el partido acusó tanto al Centro Democrático de estar detrás de los hechos violentos.

Jorge Torres Victoria, conocido como ‘Pablo Catatumbo’,  fue el encargado de dar la noticia y afirmó que las agresiones ocurridas en Armenia, Florencia y Cali, cuando realizaban actos públicos, los llevó a tomar esta decisión; sin embargo, aclaró que “la campaña no se para, sino que se suspende hasta que el Gobierno brinde las garantías que necesitamos para continuar”.

“Tenemos pruebas del origen de la publicidad en las regiones y sabemos que detrás de estos hechos están líderes de la extrema derecha, particularmente del Centro Democrático, no es el pueblo colombiano”, dijo y aseguró que van “a tomar acciones legales contra quienes motivaron estos hechos”.

Uno de los primeros en reaccionar  fue el senador y líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, quien afirmó que su partido “siempre pidió que responsables de delitos atroces no tuvieran elegibilidad política, o que previamente cumplieran una condena razonable, pidieran perdón y repararan a las víctimas. Rechazamos incidentes violentos de los cuales también hemos sido víctimas.

El también senador del Centro Democrático Alfredo Rangel afirmó que el repudio que han tenido las FARC en las calles del país se debe a su “enorme desprestigio, motivado por la cantidad de crímenes, asesinatos, violaciones, secuestros  y desapariciones que hicieron contra el pueblo colombiano en décadas pasadas”.

Para Rangel no es verdad que los hechos presentados en los últimos días en contra de las FARC sean consecuencia de que su partido quiera hacer una campaña de desprestigio en su contra. “Eso es tratar de tapar el sol con las manos. Las FARC  se desprestigiaron desde hace mucho tiempo y la opinión pública está repudiando que criminales que no han pagado ni un solo día de cárcel estén haciendo política en las calles”, agregó.

Para el precandidato presidencial Iván Duque lo que ha pasado con las FARC demuestra que los colombianos “estamos indignados de ver criminales de lesa humanidad aspirando a cargos de elección popular sin reparar a las víctimas y sin cumplir penas privativas de la libertad”.
“Lo que hemos visto en los últimos días es la sanción social de un fenómeno de impunidad y esas sanciones pacíficas están permitidas en una democracia. Si creen que eso es no tener garantías, están equivocados”, señaló Duque.

Daniel Cabrales,  senador del Centro Democrático,  afirmó que Rodrigo Londoño (Timochenko) con su “atrevida e insultante candidatura a la Presidencia” está retando a las víctimas y al pueblo colombiano” y lo invitó a dejar de hacer política y a someterse a la justicia como un acto de paz y reconciliación.

“El bandido de Timochenko debería quitarse el disfraz de candidato que le puso Santos, gracias a la impunidad que le otorgó a él y a sus secuaces. En vez de seguir retando a las víctimas y a todo el pueblo colombiano debería parar ya con esto y hacer un verdadero gesto de paz: ¡Que retire su candidatura y se someta voluntariamente a la justicia!”, sostuvo Cabrales.

Por su parte, el Gobierno Nacional a través del ministro del Interior, Guillermo Rivera, afirmó que a las FARC se les ha brindado todas las garantías políticas así como a los demás partidos. “Desafortunadamente en algunas ciudades las personas  han intentado agredir a los candidatos de las FARC, pero cuando ello ha ocurrido la Policía ha reaccionado de inmediato. Así lo han podido constatar los propios dirigentes de este partido. Les seguiremos  brindando”, dijo.

“Hacemos un llamado a los ciudadanos y en particular a los dirigentes políticos de los distintos partidos a que rechacen  este tipo de agresiones. En una democracia no caben las agresiones. Una cosa es la protesta que tiene amparo constitucional y otra la violencia”, agregó Rivera.

Por otra lado, el ministro manifestó que le solicitó a las autoridades examinar las evidencias que se tienen en relación a las agresiones para definir si pueden existir responsabilidades penales contra quienes están cometiendo estas acciones violentas contra los candidatos de las FARC.

El candidato presidencial Germán Vargas Lleras indicó que las FARC están en todo su derecho de suspender o no su campaña, pero que “no le pidan a los colombianos que los reciban bien en los sitios que vayan porque durante muchos años estuvieron delinquiendo, secuestrando y asesinando”. “Si pensaron que los iban a recibir con los brazos abiertos todas las victimas que dejaron en este país, se equivocaron. Bien hacen en cuidarse, en protegerse y no seguir exponiéndose”, añadió.

Humberto de la Calle, candidato presidencial por el Partido Liberal señaló que rechaza toda agresión contra cualquier candidato. “Hay quienes quieren un país inviable ¡No más violencia! ¡Se trata de derrotar a las FARC en las urnas!

La también precandidata presidencial Marta Lucía Ramírez dijo que es válida y justificada la indignación contra los dirigentes de las FARC debido a la impunidad que quedó firmada por el presidente Santos en un acuerdo de paz “mal negociado”, pero que se debe protestar sin hacer uso de la violencia, ni demás vías de hecho.

Sergio Fajardo, candidato a la presidencia por ‘Coalición Colombia’ afirmó que las agresiones que han sufrido los miembros del partido de las FARC son inaceptables. “Uno de los puntos centrales de nuestro programa es la reconciliación. No compartí, ni comparto sus ideas y nunca he estado de acuerdo con su camino como guerrilleros. Pero nosotros tenemos que pasar esa página”, agregó. Bogotá Colprensa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.