Sociales

Unimagdalena exaltó la labor de sus docentes

Los docentes de la Institución se mostraron muy complacidos y disfrutaron de las actividades en donde fueron homenajeados en su día.

 Dentro de las actividades programadas para destacar a los maestros en su día, se realizaron: una caminata ecológica en la Reserva Natural del Bosque Seco Tropical de la Alma Mater y una actividad al aire libre, denominada “Voces de Maestros”.

 

A través dedos actividades dentro del Campus Principal, la Universidad del Magdalena conmemoró el ‘Día del Maestro”, con el propósito de agradecer el esfuerzo, dedicación y entrega de los docentes de este Centro de Estudios, quienes día a día luchan por la inclusión educativa y por formar integralmente a los ciudadanos de la región y del país.

La celebración organizada a través de la Rectoría y la Vicerrectoría Académica, inició con una Caminata Ecológica en la Reserva Natural del Bosque Seco Tropical de la Universidad, donde los estudiantes del Programa de Biología demostraron ante los docentes  sus saberes aprendidos en la Alma Mater por medio de su explicación y recorrido dentro de este hábitat natural, donde coexisten desde roedores hasta aves, además de diferentes clases de plantas y árboles.

Seguidamente, se realizó un conversatorio titulado “Voces de Maestros”, donde algunos profesores de la Institución compartieron sus experiencias con la audiencia y relataron anécdotas y vivencias dentro de esta Casa de Estudios Superiores. También, a través de un moderador se les hizo preguntas concretas que habían formulado los mismos alumnos.

Por ejemplo, la doctora María Dilia Mieles Barrera, Vicerrectora Académica, dijo durante su intervención que inició en Unimagdalena como docente catedrática en el año de 1993, para reemplazar a un profesor de filosofía muy respetado por los alumnos, “esa gran experiencia me mostró que para ser profesora universitaria se necesita de una preparación y ser una persona muy estudiosa – yo estudiaba más que mis estudiantes – pues tenía que venir preparada para cualquier pregunta”.

Agregó que, para poder cumplir con las expectativas, se requieren maestros apasionados, “que sientan pasión por aprender, por enseñar, actualizados y desarrollados plenamente como seres humanos para que puedan a su vez ayudar en el desarrollo de los estudiantes. Que además sean buenos ciudadanos desde su trabajo cotidiano para que ayuden a hacer las transformaciones que requiere esta sociedad”, puntualizó la Vicerrectora Mieles Barrera.

Los docentes de la Institución se mostraron muy complacidos y disfrutaron de las actividades organizadas por la Dirección Curricular y de Docencia para ellos. Aseguraron sentirse emocionados con la variedad de herramientas y lugares dentro de la Universidad, como lo es la reserva natural, que integra un ecosistema único de conservación, además, teniendo en cuenta el uso que los estudiantes le dan, poniendo en práctica lo aprendido dentro de la academia.

“Me siento muy agasajada, tanto por los alumnos como por los ex alumnos, además por el señor Rector quien trinó muy temprano deseándonos muchos éxitos por nuestra labor. Por el escaso tiempo casi nunca vengo y comparto, pero me sentí muy motivada a venir a la Universidad y departir un rato con las directivas, docentes y alumnos y eso me tiene supremamente feliz”, reiteró la abogada magíster Clareth José Munive Meek, docente adscrita a la Facultad de Humanidades.

Por su parte, la licenciada especialista Laudith Herrera Pertúz afirmó que estos espacios son esenciales porque se destaca la labor de llevar los procesos de enseñanza/aprendizaje para que los niños y jóvenes sean seres integrales, “es gratificante ver que algunas personas reconocen esa labor, lo que nos permite seguir adelante sacando a los futuros profesionales de nuestra ciudad y país”.

Al finalizar la jornada, el grupo de tambora de la Universidad del Magdalena amenizó la tarde, y ni la lluvia se interpuso para su disfrute. Los maestros bailaron y gozaron en el campus principal de la Institución.