Deportes

James, busca otra hazaña en Rusia

José Pekerman, el experimentado técnico argentino de Colombia, ha sabido mimar a James desde que asumió la conducción del seleccionado cafetero, convirtiéndolo en una pieza irreemplazable en su estructura de juego.

Los números de la temporada 2017-2018 lo dicen todo: 39 partidos jugados entre Bundesliga, Copa y Liga de Campeones, 8 goles y 14 asistencias. James había recuperado la sonrisa que había extraviado en la Casa Blanca.

 

Hace cuatro años, un muchachito de nombre James Rodríguez, indiferente para el planeta fútbol, se fue de Brasil con un botín inimaginado. El goleador del Mundial-2014 persigue algo más en Rusia-2018, pero ahora convertido en auténtica estrella.

El prodigio precoz de apenas 22 años conquistó al país del ‘jogo bonito’ con seis goles y una zurda exquisita para llevar a Colombia hasta los cuartos de final, su mejor participación histórica en cinco Mundiales disputados.

En el mítico Maracaná marcó el gol del torneo, su inolvidable volea desde fuera del área en los octavos de final frente a Uruguay, que le valió el premio Puskas de la FIFA de ese año.

 

LLEGÓ A ALEMANIA

En julio del pasado año aterrizó en Múnich cedido por dos años y no tardó en echarse al bolsillo a la hinchada de los bávaros.

La aventura de James en el Bayern parece tener larga historia, porque el campeón alemán, que se comprometió con Florentino Pérez a pagar 5 millones de euros por cada una de las dos temporadas de cesión, está dispuesto a desembolsar 35,2 millones de euros para quedarse con la ficha del colombiano. Algo bueno viene para James, y qué mejor que otro Mundial para volver a desfilar por la alfombra roja.