Google
www hoydiariodelmagdalena.com.co

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

HOY DIARIO DEL MAGDALENA
 
LUNES 20 DE MARZO DEL 2017
Inicio opiniones Ciudad Regionales Nacion Politica Economicas Internacionales Sociales Deporte Judiciales
CIUDAD
DICE INSTITUTO DE SALUD:
´Koguis murieron de gripa
y desnutrición no de cólera´

DE ACUERDO CON LA ENTIDAD, las pruebas de laboratorio descartaron que se tratara de tosferina, fiebre amarilla, dengue, chikunguña, zika o tuberculosis. La gripa, explica el INS, se inició aproximadamente hace cinco semanas y afectó también a una vecina comunidad wiwa, aunque en este caso no se presentaron defunciones.

En total  11 indígenas de la comunidad Sinkaka-Kogui murieron en hechos ocurridos en las primeras semanas de marzo, fallecieron 6 adultos y 5 niños.

La investigación de campo realizada durante seis días por el Instituto Nacional de Salud (INS) y los análisis posteriores concluyeron que los fallecimientos de seis adultos y cinco niños ocurridos en las dos primeras semanas de marzo en el asentamiento Sinkaka-Kogui, de la Sierra Nevada de Santa Marta, fueron causados por una infección respiratoria aguda de tipo viral.  Con ello se descarta que haya sido por cólera, como se decía de manera insistente en la región

De acuerdo con la entidad, las pruebas de laboratorio descartaron que se tratara de tosferina, fiebre amarilla, dengue, chikunguña, zika o tuberculosis. La gripa, explica el INS, se inició aproximadamente hace cinco semanas y afectó también a una vecina comunidad wiwa, aunque en este caso no se presentaron defunciones.

Los expertos, que contaron con el acompañamiento de la autoridad indígena y la Secretaría de Salud del Cesar, descartaron que se tratara de tosferina y fiebre amarilla, ya que en ninguno de los casos se presentaron síntomas asociados a estas enfermedades.


MANUEL NAVARRO, SECRETARIO
de Salud el Magdalena.

Por el contrario, encontraron síntomas de infección respiratoria en 52 indígenas del asentamiento, además de que el análisis de la historia natural de la enfermedad y el nexo epidemiológico fueron concluyentes para influenza. De hecho, la misma afección afectó a la comunidad wiwa, por lo que se pudo comprobar el mecanismo de transmisión.

Los resultados se producen luego de 6 días de investigaciones epidemiológicas en el asentamiento, y tras vencer los obstáculos climáticos que impidieron en los primeros días llegar a la zona. Allí se encontraron con una población indígena de aproximadamente 300 personas de la comunidad kogui, establecidos en un páramo cuya temperatura oscila entre los 4 y 14 grados centígrados, y donde predomina el cultivo de tubérculos, que son la base de su dieta. El equipo constató las difíciles condiciones nutricionales de una comunidad cuya alimentación está compuesta principalmente por carbohidratos.

Así como se ha informado previamente, la emergencia de salud está controlada. Al regreso de la misión fueron trasladados a Valledupar cuatro personas (4 niños y una mujer en gestación) que requerían de atención hospitalaria. Así mismo, se brindaron antibióticos, terapias respiratorias y atención médica a algunos indígenas que presentaban tos, fiebre y dificultad respiratoria.

El asentamiento Sinkaka-Kogui es un área de gran extensión y altitud en la que habitan, de manera dispersa, aproximadamente 300 personas. El páramo, cuya temperatura oscila entre los cuatro y 14 grados centígrados, cuenta con precarios cultivos, y carece de animales para consumo y producción de lana para fabricación del vestuario.

El equipo de salud constató las difíciles condiciones nutricionales de la comunidad, cuya alimentación está compuesta, en este momento, por yuca, plátano y caña, situación de base que propició que un virus respiratorio común, que afectó a otras comunidades, causara la muerte en individuos inmunológicamente vulnerables.

El Ministerio de Salud ha expuesto los hallazgos a otros sectores del Gobierno con el propósito de adelantar un plan de acompañamiento al departamento del Cesar.

 El objetivo es que la comunidad alcance un nivel de desarrollo similar al que tienen muchas otras en la Sierra Nevada de Santa Marta, y de este modo se puedan mitigar las circunstancias que la hacen tan vulnerable a patologías comunes, más aún ante la creciente industria del ecoturismo en la región.

CONTROLADA LA SITUACIÓN

Manuel Navarro, Secretario de Salud el Magdalena dijo que “la influenza es una enfermedad viral que afecta directamente las vías respiratorias, tiene una serie de complicaciones, obviamente la desnutrición aumenta el riesgo, por la serie de complicaciones clínicas que se puedan presentar”.

Agregó que en algunos casos se presenta neumonía, algo que puede ser fatal para ellos. “Hemos declarado la alerta amarilla para estar atentos a cualquier evento que se llegue a presentar, en cualquier parte del departamento del Magdalena”, expresó el secretario de salud del Magdalena Manuel Navarro.

Señaló finalmente el Secretario de Salud del Magdalena que algo importante es mantener contacto directo con las comunidades indígenas a través de la IPS Gonawindua y la EPS Dusakawi.

HABLAN  LOS LÍDERES

De otro lado los líderes indígenas pidieron al Ministerio de Salud que los apoye, “porque hay muchos indígenas que no se han vacunado, porque no se ha hecho el censo”, reclamó  Agustín Gil, líder indígena Kogui.

Se conoció de la misma manera que el próximo martes una comisión de salud del Ejército llevará vacunas y alimentos a la parte alta de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El Instituto Nacional de Salud a través de los estudios realizado en el campo, ha descartado que exista algún caso de cólera o fiebre amarilla en la Sierra  Nevada.