Google
www hoydiariodelmagdalena.com.co

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

HOY DIARIO DEL MAGDALENA
 
VIERNES 17 DE FEBRERO DEL 2017
JUDICIAL
Asesinaron a 'El Brujo' de El Piñón

MAXIMILIANO DE LA CRUZ OTERO residía en Sabanas de San Ángel, Magdalena, el hombre  asesinado a bala.

La víctima alcanzó a ser conducida a un centro asistencial del municipio de Malambo, en el Atlántico, donde ocurrieron los hechos.

El espiritista Maximiliano De La Cruz Otero, conocido como ‘El Brujo’, fue asesinado de un tiro en atentado registrado en el municipio de Malambo, en el área Metropolitana de Barranquilla.

El asesinato ocurrió en la tarde del miércoles en el barrio Mesolandia. La víctima, quien era natural del municipio de El Piñón, Magdalena y residía en el municipio de Sabanas de San Ángel, Magdalena, murió después que un sicario le disparara.

A las 6:00 de la tarde, el hechicero estaba sentado en la sala de su vivienda, cuando de imprevisto llegaron dos jóvenes; uno de ellos llamó a la puerta y cuando abrió, el sicario lo impactó con un tiro. “El tipo tocó la puerta varias veces y ‘Max’ estaba  como que en la sala y cuando él fue a abrir, el tipo le disparó”, dijo un testigo.

Gravemente herido fue trasladado en un auto Chevrolet Spark al hospital de Malambo, donde falleció a las 6:30 de la tarde.

“Él se dedicaba al espiritismo y con su trabajo hacía el bien no el mal, incluso no cobraba. Trabajaba en la unión de parejas, en limpiar casas”, señaló un allegado de la víctima, quien agregó que De La Cruz iba a dejar el espiritismo para dedicarse a ser rezandero.

‘Max’, como era conocido, tenía 43 años y era el cuarto de ocho hermanos. Era soltero y no deja hijos.

Una versión que circula por el barrio indica que, la causa probable del crimen es que Maximiliano De La Cruz fue uno de los señalados por los homicidios de dos jóvenes en Mesolandia, el pasado 3 de enero, quienes fueron atacados por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta vestidos con uniformes de la Policía Nacional.

Habitantes del sector indicaron que habría sido amenazado junto a otras personas de ser culpables de las muertes de José Osorio Pitayo y Alberto Julio Pérez Algarín, pero el espiritista dijo que no se iba a ir de su vivienda porque no había matado nadie. 

 

Inicio opiniones Ciudad Regionales Nacion Politica Economicas Internacionales Sociales Deporte Judiciales Clasificados