Universitario denuncia brutal golpiza de taxistas

300

Cayetano Junior Acosta Montaño, sufrió varios golpes en la cabeza que lo hicieron perder el conocimiento durante varias horas.

El joven fue golpeado con objetos contundentes hasta quedar inconsciente. *Permaneció varias horas en La UCI de una clínica de Santa Marta.

 

Una fuerte golpiza que lo mandó a la UCI y lo hizo perder el conocimiento unas horas, fue la que le propinaron un grupo de taxistas a un estudiante universitario en perímetro urbano de San Marta.

El afectado y denunciante responde al nombre Cayetano Junior Acosta Montaño, de 22 años, estudiante de sexto semestre de Ingeniería Electrónica en la Universidad del Magdalena.

El caso se registró la madrugada de este lunes a pocos metros de su lugar de residencia en la carrera 24 con calle 21 del barrio 7 de Agosto.

Se conoció que luego la ‘tunda’, fue trasladado por paramédicos de ambulancias Tayrona, hasta la sala de urgencias de la clínica El Prado, donde fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos, debido a la gravedad de los golpes que sufrió y estado de inconsciencia. Solo hasta horas de la mañana de ayer fue que reaccionó y relató lo sucedido ante varios medios de comunicación desde el centro asistencial.

“Yo Estaba en el Rodadero con un amigo y su novia en la clausura de la Fiesta del Mar, y ya nos veníamos para la casa, entonces paramos un taxi y como venía borracho hasta vomité, el taxista me pidió que le lavara el carro, yo le dije que no había problema y nos llevó a un parqueadero, tras asear el vehículo nos condujo hasta mi casa en el barrio 7 de Agosto, ya que le prometí que le pagaría todo y no tenía todo en el momento, pero nadie me habría, y el taxista junto a otro tipo que el subió de copiloto, estaban molestos, yo les dije que se calmaran, que le iba a pagar la carrera y después la lavada del carro, por lo que intentaron agredirme, pero yo corrí a esconderme por el cerro.

Luego cuando vi todo calmado salí, pero él taxista me estaba esperando con otros más y me empezó a golpear con un bate, y gritó a los demás taxista que yo era un ratero, y todos me golpearon, desde ahí no recuerdo más si no hasta ahora que estoy en la clínica El Prado”.

Agregó que alguien le contó que lo humillaron, le quitaron la cartera, el pantalón, el celular, los zapatos, le tomaron fotos y decían que me iba a subir a un grupo que tienen ellos, finalizó  Acosta Montaño, en medio de su convalecencia.

También podría gustarte