“Santa Marta afectada por temporada de huracanes”

434

Debido a las inundaciones en las calles, el transporte de la ciudad se vio gravemente afectado. /MONTINER ALVIS

Para el día de hoy, se prevé en horas de la tarde lluvias moderadas a fuertes, con algunas descargas eléctricas en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

 

El torrencial aguacero que cayó en el Distrito de Santa Marta obedece a la temporada de huracanes que avanza en el Caribe. Así lo señaló Jaime Avendaño, director de la oficina de Gestión de Riesgos, quien precisó que hubo estragos tanto en su zona rural como urbana.

El funcionario distrital confirmó que la fuerte precipitación que se prolongó por varias horas originó algunos estragos aunque menores debido al desbordamiento del Río Buritaca que causó encharcamiento de lodo y aguas retenidas en diferentes vías principales y barrios de la ciudad.

De acuerdo con el reporte de la Unidad para la Gestión del Riesgo, el fuerte aguacero en la zona rural de la capital del Magdalena en el sector de las Cabañas de Buritaca, ocasionó una creciente llegando al desbordamiento del río, tal hecho afectó con inundaciones algunos locales comerciales y viviendas que se encuentran cerca del caudal.

Asimismo, las intensas lluvias registradas en el sector urbano de la ciudad, produjo inconvenientes en la movilidad del transporte público por causa del agua retenida en las vías principales como lo son la Calle 22, Avenida del Libertador, Avenida Ferrocarril y el Centro Histórico.

Uno de los sectores afectados en la ciudad fue el barrio María Eugenia donde el encharcamiento aún persiste perturbando la rutina diaria a los habitantes del sector. El panorama que se registraba eran calles llenas de agua y barro, pues la comunidad manifiesta que fue imposible trasladarse o moverse fácilmente, sin olvidar la proliferación de zancudos y plagas en el sector.

Hacia la desembocadura del Río Manzanares, se presentaron arrumes de escombros y basuras arrastradas por la furia del agua, a lo que la entidad de servicio de Interaseo hizo presencia en la mañana del miércoles recogiendo los estragos en la orilla de la zona. Otro de los barrios afectados por el agua lluvia fue Pescaíto, en donde el nivel del agua superó los 50 centímetros de altura, mientras que en el sector norte y nororiente de Santa Marta, los barrios San Jorge, Nacho Vives, Bastidas, San Martín y Timayui se vieron perjudicados por su cercanía a los cerros, de donde bajaron piedras, escombros y arena arcillosa.

En Ondas del Caribe los vehículos pequeños y taxis quedaron atrapados literalmente, ya que la cantidad de agua en las calles hizo colapsar sus motores, sin embargo en el sector del barrio San Jorge se vieron afectados con el servicio de energía eléctrica, pues un cable conector se desprendió, a lo que Electricaribe dio solución haciendo presencia en el lugar.

No obstante en la carretera del Ziruma, la cual conecta El Rodadero con la ciudad, los deslizamientos por los cerros que rodean la vía, no se hicieron esperar, por lo que hubo que hacer reducción de movilidad en el transporte público. La dramática escena e inclemencia climática en el Distrito Santa Marta, ha sorteado una emergencia invernal en los pobladores residentes, pues se provocó el grave desbordamiento del Río Buritaca y altos grados de aguas retenidas en las principales vías de la ciudad que provocan el nacimiento de plagas y mosquitos, más el barro en las calles que obstruye la movilidad urbana.

“Las alertas de riesgos serán articuladas por medio de las líneas de atención de los Bomberos, Cruz Roja, y la Defensoría Civil, igualmente de acuerdo con el IDEAM, las alertas amarillas en la ciudad se reducen hacia el área rural de la Sierra Nevada”, comentó Jaime Avendaño, director de La Ogricc.

Afortunadamente las lluvias no provocaron mayores afectaciones, dejando como en otras ocasiones desplazamientos o heridos por el desbordamiento de aguas, actualmente el día de hoy, se aproximan en horas de la tarde lluvias moderadas a fuertes, con algunas descargas eléctricas en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

BALANCE DEL DISTRITO

Según el balance entregado por la gerencia de la Empresa de Servicios Públicos del Distrito, Essmar, el torrencial aguacero con el cual se despidió el mes de Julio, dejó varios sectores de la ciudad inundados, decenas de calles con lodo y piedras que bajan de los cerros, lo cual afecta la movilidad de los ciudadanos.

Ingrid Aguirre aseguró que sus operarios de forma conjunta con Veolia están trabajando para destapar los manjoles obstruidos y facilitar la evacuación rápida del agua. Además con el apoyo de la maquinaria se apoyó en el retiro de los sedimentos.

De otro lado el personal de la Defensa Civil seccional Magdalena, en cabeza del Mayor Eduardo Vélez, atendió una emergencia en el área rural en donde el río Buritaca estuvo a punto de desbordarse. “En Santa Marta hubo un colapso total en las vías después del mediodía lo que  afectó la movilidad de las personas, la mayoría de vías afectadas fueron en el Centro Histórico porque estaban llenas de agua lo que impidió a la gente llegar a sus trabajos’’, indicó.

 “Hay un balance positivo de las atenciones brindadas al darse respuesta efectiva a las inundaciones provocadas por el fuerte aguacero de anoche. La Empresa de Servicios Públicos del Distrito de Santa Marta -Essmar- emprendió, desde el mismo martes, jornadas de limpieza y hoy adelanta actividades de mantenimiento en canales y rejillas, así como recolección de material de arrastre en sectores como: Bastidas y María Eugenia. Se está coordinando el inicio de trabajos con maquinaria amarilla”, comentó el Mayor Eduardo Vélez.

Las emergencias fueron controladas gracias a la labor en conjunto que el Distrito adelantó de la mano de: la Defensa Civil regional Magdalena, el Cuerpo de Bomberos, la Policía Metropolitana, el Ejército Nacional y la Cruz Roja. Los socorristas despejaron las vías y atendieron a los habitantes.

También podría gustarte