Los colombianos mandaron en el circuito de Salamina

284

Los corredores dieron tres vueltas en el trazado que se caracterizó por su técnica y allí sacaron las diferencias los boyacenses Leonardo Páez y Diego Arias, además de las nariñenses Yosiana Quintero y Leidy Mera, campeonas panamericanas de cross country, otra modalidad del ciclomontañismo.

Páez y Arias, triunfadores en el 2016 de esta carrera, se demoraron en el recorrido una hora, 19 minutos y 39 segundos, mientras que Quintero y Mera tardaron una hora, 55 minutos y 26 segundos. Los líderes en la general, el portugués Tiago Ferreira y el holandés Hans Becking, campeón actual, llegaron segundos con un tiempo de una hora, 22 minutos y 51 segundos, mientras que la antioqueña Mónica Calderón y la venezolana Liliana Uzcátegui se ubicaron terceras, con un registro de dos horas y 16 segundos.

“La etapa nos favorecía porque somos corredoras de cross country y sufrimos un poco en las jornadas largas. Nuestra fortaleza es la técnica y ahí sacamos la ventaja”, contó Yosiana.

Diego Arias se mostró optimista para las etapas decisivas y confía en un buen trabajo en equipo para pelearle el primer puesto a Ferreira y Becking: “Las sensaciones fueron mejores, a diferencia del día anterior en el que no calculé bien las fuerzas y sufrí en el ascenso. Hoy nos favoreció el terreno liso en algunos puntos porque bajamos mejor que los rivales”.

La tercera etapa fue corta, pero explosiva. A las leyendas se les notó el cansancio en sus rostros, después de la exigencia del martes entre La Rochela y Salamina, con un recorrido de 97 kilómetros. A favor tuvieron el buen clima para calentar más las piernas para la etapa reina que será este viernes en inmediaciones del Nevado del Ruiz.

De nuevo los salamineños salieron a las calles para observar a los competidores por segundo año consecutivo. Con un sol radiante y los aplausos permanentes, los habitantes se dieron el lujo de contar en su pueblo con representantes de 21 países.

La caravana se dirige este jueves 2 de agosto a Neira en una jornada de 75 kilómetros. Las leyendas pasarán por Aranzazu y llegarán a este municipio cercano a Manizales, donde los habitantes también les darán un recibimiento caluroso.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte