Centro Regional de Atención a Víctimas de Santa Marta es un referente nacional

323

Anabel Zúñiga Alta consejera de Paz y Posconflicto del Distrito.

El Centro Regional de Atención a Víctimas de Santa Marta, se ha convertido en un referente nacional.  Esta infraestructura hace parte de uno de los activos sociales más importantes del Distrito y garantiza los procesos reparación a las víctimas, quienes actualmente superan los 142.000 colombianos, que se refugiaron en la ciudad debido al conflicto armado interno del país.

 

La importancia del Centro ha hecho que la Mesa de Participación de Víctimas del Municipio de Girón, en el departamento de Santander, visitara la ciudad de Santa Marta, para realizar una jornada de intercambio de experiencias y hacer un recorrido por las instalaciones del mismo.

A este proceso pedagógico se sumaron la Unidad de Víctimas de la Territorial Magdalena, la Personería Distrital, Prosperidad Social, el Sena y la Defensoría del Pueblo, además, de la secretaria del Interior de Girón, Ivonne Rondón Prada.

LA PAZ

“Esta es una administración que está absolutamente comprometida con la paz y desde la paz territorial trabaja por las garantías de no repetición de esas situaciones dolorosas que tuvimos durante la guerra para que no vuelvan otra vez y esa es la visión que tiene este Gobierno que entiende lo que ha sido la lucha y la resistencia de las víctimas, porque sin derechos no hay reconciliación ni reparación, esa es la visión que tiene este gobierno distrital y ese es el compromiso que tiene nuestro alcalde Rafael Martínez”, puntualizó la alta consejera de Paz y Posconflicto del Distrito Anabel Zúñiga.

Finalmente, la secretaria del Interior del municipio de Girón, Ivonne Rondón Prada, señaló: “En el Municipio de Girón trabajamos de manera articulada y concertada con la Mesa de Víctimas; para nosotros este intercambio de experiencias, ha sido muy útil, porque de verdad nos podemos llevar de Santa Marta lo que ustedes han logrado, como el Centro de Atención de Víctimas”.

 

También podría gustarte