‘Demanda de Odebrecht  lo que provoca es indignación’

261

Para el jefe del Ministerio Público es incomprensible que la multinacional brasileña acuda a instancias internacionales para intentar sacar un provecho económico del Estado.

El procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, reaccionó con indignación ante la noticia de la presentación de una demanda por 3,8 billones de pesos por parte de Odebrecht, por una supuesta expropiación ilegal de sus intereses en Colombia.

 

Para el jefe del Ministerio Público es incomprensible que la multinacional brasileña acuda a instancias internacionales para intentar sacar un provecho económico del Estado, a pesar de las múltiples investigaciones que hay en su contra por millonarios sobornos y otras maniobras ilegales para quedarse con contratos en el país.

“Colombia y esta Procuraduría impidieron que siguieran sobornando. No lo vamos a aceptar y nos vamos a defender con todas las herramientas legales internacionales, porque aquí lo que hubo fue una operación del crimen organizado internacional protagonizado por Odebrecht”, aseguró el jefe del ente de control.

Según la multinacional, el Gobierno hizo una expropiación ilegal de sus intereses en el país, específicamente en la Ruta del Sol. Si bien la compañía brasilera reconoce que hubo sobornos en la adjudicación de esta obra, indica que se trató de acciones de algunos de sus directivos y que Colombia incumplió el acuerdo que firmó con España para proteger la inversión internacional.

 “Con fundamentos en las afirmaciones fácticas y legales expuestas en la presente, que sustentan cada reclamación, la presente carta constituye una notificación formal de disputa conforme al artículo 10 del APPRI (Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones). España reclama la indemnización y el resarcimiento de los daños causados a sus inversiones por las múltiples violaciones a sus obligaciones asumidas bajo el acuerdo”, dice la demanda.

De acuerdo con Luis Guillermo Vélez, director de la Agencia Jurídica del Estado, la acción de Odebrecht es una notificación de arbitramento a la que la empresa recurre, porque el acuerdo con España permite esos recursos. Sin embargo, señaló que el Estado ha actuado debidamente para proteger los intereses de los colombianos.

LA DEMANDA

Odebrecht, empresa implicada en casos de corrupción en varios países de América Latina, demandó ante tribunales internacionales a Colombia por $3,8 billones (US$1.300 millones). Según la multinacional, el Gobierno hizo una expropiación ilegal de sus intereses en el país, específicamente en la Ruta del Sol.

Si bien la compañía brasilera reconoce que hubo sobornos en la adjudicación de esta obra, indica que se trató de acciones de algunos de sus directivos y que Colombia incumplió el acuerdo que firmó con España para proteger la inversión internacional.

“Con fundamentos en las afirmaciones fácticas y legales expuestas en la presente, que sustentan cada reclamación, la presente carta constituye una notificación formal de disputa conforme al artículo 10 del APPRI (Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones). España reclama la indemnización y el resarcimiento de los daños causados a sus inversiones por las múltiples violaciones a sus obligaciones asumidas bajo el acuerdo”, dice la demanda.

De acuerdo con Luis Guillermo Vélez, director de la Agencia Jurídica del Estado, la acción de Odebrecht es una notificación de arbitramento a la que la empresa recurre porque el acuerdo con España permite esos recursos. Sin embargo, señaló que el Estado ha actuado debidamente para proteger los intereses de los colombianos.

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte