Un portugués y una colombiana, las leyendas doradas del ciclomontañismo

265

La Plaza de Bolívar de Manizales recibió este sábado la sexta y última etapa de la tercera edición de la Leyenda del Dorado, la carrera de ciclomontañismo por etapas más difícil del país, y que fue ganada por un equipo de un portugués y una colombiana.  

El portugués Tiago Ferreira y el holandés Hans Becking, que revalidó su título del año pasado obtenido con el belga Joris Massaer, se llevaron los honores al ganar la categoría élite, por delante del austriaco Alban Lakata, triple campeón mundial de maratón, y el checo Kristian Hynek. Esta pareja ratificó su poder al llevarse la etapa de 29 kilómetros, con un tiempo de 1 hora, 17 minutos con 48 segundos.

 

“La etapa más difícil fue la llegada a Salamina por la lluvia y el barro, pero nos recuperamos y ganamos. Sin duda ha sido una competencia complicada, pero la gente fue espectacular y calurosa. Ha sido una semana para no olvidar y espero regresar”, contó Ferreira, campeón mundial de maratón hace dos años en Francia.

Por su parte, la antioqueña Mónica Calderón y la venezolana Liliana Uzcátegui fueron las ganadores en la categoría élite femenina. Llegaron segundas en la jornada, pero les bastó para quedar primeras en la general, por delante de la portuguesa Ilda Pereira y la española Mayalen Noriega.

“No había sentido algo tan especial al terminar esta carrera. Fueron momentos difíciles, pero los superamos con mucha fortaleza, pues acá no solo se piensa en uno, sino en dos. En La Leyenda descubrí cosas que no sabía que tenía como la fuerza para obtener logros importantes. La satisfacción de cruzar la meta no tiene explicación. La organización fue increíble y vale la pena estar acá”, relató Calderón, que se pasó del ciclismo de ruta al ciclomontañismo.

Los corredores recorrieron 466 kilómetros durante una semana por varios municipios del departamento de Caldas, que será nuevamente el anfitrión el próximo año de esta competencia.

De esta forma, termina una nueva edición de la Leyenda del Dorado, la cual fue una verdadera prueba de resistencia para los 250 corredores de 21 países por su nivel de dificultad y alturas que llegaron a los 3.800 metros sobre el nivel del mar en la etapa reina. Además, los ciclomontañistas midieron su capacidad física y la fuerza mental para levantarse cada día y seguir en la carretera.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte