Con la captura de alias ‘Nicolás’ no se afectará el sometimiento

325

Carlos Mario Tuberquía Moreno, alias ‘Nicolás’, segundo al mando de la organización criminal ‘Clan del Golfo’, capturado por la Policía.

Claudia Carrasquilla, directora del Crimen Organizado de la Fiscalía, confirmó la captura de Carlos Mario Tuberquía Moreno, alias ‘Nicolás’, segundo al mando de la organización criminal ‘Clan del Golfo’ y quien fuere el hombre de confianza de Dairo Antonio Úsuga David, alias ‘Otoniel’, máximo jefe de dicha estructura criminal.

 

“Fue capturado en la Vereda Arenales del municipio de San Rafael (Antioquia), será presentado ante un juez para que le sean imputados los delitos de concierto para delinquir, homicidio, terrorismo y amenazas. Del mismo modo, le serán notificados dos pedidos de extradición”, dijo Carrasquilla.

De acuerdo con la delegada de la Fiscalía, la captura de ‘Nicolás’ se registró por medio de una denuncia de una “fuente no formal”, se corroboró la información y miembros de Antinarcóticos de la Policía se trasladaron hasta el lugar para dar con el paradero del segundo al mando de la organización, de la que, según Carrasquilla, considera se registrará su sometimiento más temprano que tarde.

“Dada la presión que se viene ejerciendo con la operación ‘Agamenón’, nos permite inferir que muy posiblemente ellos busquen el sometimiento”, dijo la delegada de la Fiscalía.

Por su parte, el general Fabián Laurence Cárdenas, director de Antinarcóticos de la Policía, aseguró que el “parte es positivo para el país. Fue una operación de seguimiento y de inteligencia que permitió dar con esta captura”.

Según Laurence, ‘Nicolás’ fue detenido en “una finca apartada y modesta en dicha vereda y no se registraron enfrentamientos. Fueron necesarios seis meses de investigación para dar con el paradero de este hombre”. 

Esta operación se convierte en el quinto golpe que propinan las autoridades en al menos un año, a través de la operación ‘Agamenón II’, donde su mayor objetivo es desmantelar por completo dicha estructura al margen de la ley, además de dar con el paradero de su máximo jefe, por quien las autoridades ofrecen hasta 3000 millones de pesos por información de su ubicación.

La organización criminal que hoy cuenta con un poco menos de 2000 hombres, cifras reveladas por el Ministerio de Defensa, ha sufrido bajas importantes desde julio del año pasado cuando fue abatido Efrén Vargas Gutiérrez, alias ‘Culo de Toro’, en agosto fue dado de baja Roberto Vargas Gutiérrez, alias Gavilán’, posteriormente en noviembre fue abatido Luis Orlando Padierma, alias ‘Inglaterra’, y el pasado 29 de marzo fue dado de baja Aristides Manuel Meza Páez, alias ‘El Indio’.

La lupa de las autoridades continúa sobre alias ‘Otoniel’, máximo líder la organización, y José Emilson Córdoba, alias ‘El Negro Perea’, que con la captura de ‘Nicolás’ pasaría a ser el segundo al mando de esta estructura delincuencial, alias ‘Raulito’, ‘Chiquito Malo’, ‘Marihuano’, ‘Samuel’ y ‘Raúl’, estos últimos serían articuladores de la banda con proyección a ser cabecilla principales.

PRONTUARIO DE ‘NICOLÁS’

El reporte de las autoridades reveló que ‘Nicolás’ hizo parte del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas. Tras su desmovilización, se enlistó en las filas de la organización criminal que comandó José Veloza, más conocido como ‘H.H’.

Posterior a ello, ‘Nicolás’ pasó a ser parte de la organización delincuencial de Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’, quien entre los años 2006 y 2007 rearmó como estructura criminal a los desmovilizados de las AUC, por lo que el hoy capturado fue asignado para que delinquiera en zona bananera en el municipio de Chigorodó (Antioquia).

Las autoridades señalan a ‘Nicolás’ de ser el presunto responsable de la muerte de dos policías del Gaula ocurrida en el corregimiento de Belén de Bajirá, en el municipio de Mutatá (Antioquia), el 27 de marzo de 2008.

 ‘Nicolás’ es el responsable, según las autoridades, de cometer actos delictivos en nombre de dicha organización criminal, en los municipios de Carepa, Chigorodó, Apartadó y Turbo en el Urabá. Su función principal era comandar acciones que lucraran financieramente a la estructura en esas zonas del país.

También está señalado de acciones terroristas durante el año 2016, en una zona bananera del departamento de Antioquia y algunos actos de desplazamiento forzado.

“NO AFECTA SOMETIMIENTO”

Si bien es cierto que la captura de ‘Nicolás’ es importante para las autoridades, no se deja de lado el proceso de sometimiento que muy pronto pretende realizar el grupo criminal que acaba de tener esta pérdida. Para Jhon Marulanda, coronel en retiro y experto en conflicto armado, la detención del segundo al mando puede tener dos lecturas: la primera de ellas consiste en que ‘Otoniel’, máximo jefe de la banda, continúe con su deseo de someterse a la justicia, y el segundo es que desista del mismo.

“A mi modo de ver, como en toda organización de este tipo, hay unas alas radicales y otras alas moderadas y me da la impresión que el jefe hace parte del ‘ala moderada’, porque él repetidamente ha dicho que quiere negociar con el Gobierno, entonces tendería a pensar que de pronto esto acelere una negociación para entregarse”, dijo el analista.

Por otro lado, Marulanda dejó al descubierto dos preocupaciones en relación al sometimiento de la estructura de ‘Otoniel’. La primera de ellas es que, “(…) eso ya no lo alcanza hacer con este Gobierno y de pronto el nuevo mandato tenga nuevos criterios que aún no son conocidos, y segundo se podrán entregar unos cuántos, pero que el negocio del narcotráfico culmine desde la perspectiva del ‘Clan del Golfo’, no se puede dar, es decir, va a pasar como con las FARC, se entregaron los sexagenarios, pero ahí están nuevamente reconstituyéndose”.

 “Él da la orden pero es muy difícil que todos la acaten. Lo más probable es que algunos acuerden seguir con el cese, pero otros seguirán con el negocio que da tanto dinero. De pronto el núcleo más cercano cumple, falta ver los medios mandos”, aseguró. 

BOGOTÁ COLPRENSA

También podría gustarte