‘La Castellana’ se cae a pedazos

350

Las gradas de la cancha ´La Castellana´ fue una obra de hace más de 25 años promovida  por el entonces congresista Micael Cotes Mejía. /MONTINER ALVIS

La Castellana, el emblemático escenario deportivo del balompié samario con el cual se identifica además nuestra pasada riqueza del fútbol con figuras como ´El Pibe´ Valderrama, se cae a pedazos.

 

Este escenario deportivo ubicado en el barrio Pescaíto, muestra un estado de abandono donde sus tribunas, la grama, los arcos y en general su estructura reflejan el estado de peligro con imágenes que reclaman una urgente intervención.

Una de los mayores problemas que presenta La Castellana, es el techo que se ha venido abajo del segundo piso en las escaleras de la tribuna del lado occidental, del cual los escalones se desploman en considerables fracciones, y que por su estado demuestran que este incidente tiene ya varios meses de haber sucedido.

Asimismo las tribunas se aprecian desbaratadas, que  afectan a los aficionados. Las gradas de la cancha  fueron hechas a gtravés de un proyecto que gestionó hace 5 años el excongresista Micael Cotes Mejía, una de las personas que más se preocupó en su momento por este escenario deportivo; después de este hecho, las gradas no han recibido mayor inversión y restauración.

Por otro lado, las mallas de la cancha se encuentran rotas, en la gramilla se observa una imagen negra con vetas cafés y entre verdes de extremo a extremo, estado que ha maltratado a varios niños que llegan a entrenar en esta cancha que ha formado a grandes jugadores del fútbol colombiano, entre ellos y por nombrar algunos, Carlos El Pibe Valderrama, Orlando Rojas, Alfredo Arango, Oswaldo Calero.

Es tal el deterioro de la cancha, que existen huecos laterales por donde jóvenes del sector entran a fumar y a consumir diferentes sustancias alucinógenas, otros que ensucian el lugar el cual lo han tomado como letrina pública

La Castellana es un escenario deportivo creado para ser un centro auto sostenible; en el presente la cancha abre sus puertas a las seis de la mañana, cerrando a las nueve de la noche, en la cual durante todo el día diferentes instituciones educativas llevan a sus estudiantes a entrenar, más de treinta equipos hacen uso de las instalaciones pero se desconoce si por ello le ingresa dinero.

´ No solo los colegios llevan sus alumnos, entidades privadas de enseñanza de fútbol también entrenan en este ícono histórico del deporte, y al final del día no hay un solo dividendo que sume ganancias para el sostenimiento del lugar´, dijo un residente de la zona

“Yo como encargado no cobro un solo a los niños, ni a los colegios, ni a las entidades privadas que llegan a entrenar en la cancha” comentó René Henríquez Valderrama, administrador de la cancha La Castellana.

Detalló además que al final del día la cancha deja en dinero en promedio de sesenta mil pesos y se le cobra a equipos de fútbol de adultos que alquilan el espacio para jugar en horas de la noche.

El llamado es para que la Alcaldía se apersone del deplorable estado en que se encuentra La Castellana

También podría gustarte