Usuarios de Santa Ana bloquearon la Troncal

299

Habitantes del barrio Santa Ana denuncian que desde hace varias semanas vienen con la problemática de unos cables energizados que ponen en peligro varias familias y la empresa Electricaribe no atiende la problemática. /MIGUEL ORTEGA

Las fallas en este servicio público han causado grandes daños a los electrodomésticos de la comunidad y nadie les responde por ese tipo fe afectaciones.

Por los altos costos en las facturas de la energía, los usuarios de Electricaribe que están ubicados en el barrio Santa Ana de Santa Marta se quejan de esta empresa, debido a que les prestan un pésimo servicio y les cobran valores exagerados en la facturas que a muchos se les es imposible pagar porque son familias de estratos bajos.

Los habitantes de la calle 29 K con carrera 30 del sector manifestaron que no han recibido apoyo por parte de la empresa prestadora del servicio de energía eléctrica.

Debido a la situación, los afectados se han comunicado en varias oportunidades vía telefónica con la empresa de energía, donde les dicen que en unas horas envían la cuadrilla a reparar el daño pero es falso porque se los han quedado esperando y no han llegado.

“Quiero hacer una denuncia pública contra Electricaribe, desde hace varias semanas se le está reportando a esa empresa que los cables de energía del barrio Santana se están desprendiendo de la guaya que los soporta, con la caída de varios cables energizados y no nos solucionan el problema”, expresó uno de los afectados.

Dalidier Tinoco, presidente de la Junta de Acción Comunal manifestó que “le pedimos a la empresa Electricaribe y alcalde Rafael Martínez que legalicen este barrio que ya entre la parte eléctrica como tiene que ser y que mejore el servicio de energía de esta comunidad estamos cansados de lo mismo. Una factura del servicio de energía está llegando en 300 o 400 mil pesos y paga uno más en estos barrios que las otras personas que viven en otros sectores, que nos pongan un buen servicio para nosotros poder pagar lo justo”.

CIERRE DE LA VÍA

Los moradores del barrio Santa Ana protestaron en la Troncal del Caribe, debido a que le han hecho el llamado a la empresa Electricaribe y hace caso omiso.

La problemática es que se explotan los transformadores y como la gente ya no paga, entonces no les reparan el regulador de energía ni le hacen mantenimiento sino que las comunidades deben comprar uno nuevo.

Los niños y cualquier adulto corren peligro con esta situación. La comunidad ha manifestado que la situación ya fue reportada pero al lugar no ha llegado ninguna cuadrilla.

El llamado es a todas las autoridades es hacer frente a esta situación y no esperar a que ocurra una tragedia tal y como sucedió con un niño que resulto quemado porque se reventó un transformador y el aceite le cayó al pequeño, esto ya había sido denunciado.

“Electricaribe nos envía facturas con valores de $100.000 hasta $200.000 y unos casos especiales de personas que les han enviado recibos con costos pasados de $600.000, lo cual es ilógico porque somos estrato uno y no gozamos de muchos electrodomésticos, entonces pedimos a las autoridades pertinentes que nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida respecto a este servicio público domiciliario”, sostuvo Yolanda Miranda, residente del barrio.

RESPUESTA DE ELECTRICARIBE

Santa Marta, 7 de agosto de 2018

La empresa Electricaribe lamenta los hechos presentados en el barrio eléctricamente subnormal Santa Ana, donde un menor resultó afectado por el aceite de un transformador.

Luego de una inspección preliminar la empresa estableció que el transformador fue instalado por la misma comunidad, la cual en reiteradas ocasiones impide el desarrollo de la gestión comercial de la compañía.

Infortunadamente la manipulación de redes eléctricas por personal no autorizado puede ocasionar hechos lamentables como el ocurrido en Santa Ana.

También podría gustarte